Generalidades del tema

Los pezones invertidos se pliegan hacia adentro en lugar de apuntar hacia afuera. La mayoría de las mujeres con pezones invertidos todavía pueden ser capaces de amamantar. Si el bebé tiene dificultades para prenderse al seno (mama), pídale ayuda a su médico, comadrona o consultor en lactancia.

Para determinar si usted tiene pezones planos o invertidos:

  1. Colóquese el pulgar y el dedo índice en los bordes de la areola (zona oscura alrededor del pezón) justo detrás del pezón.
  2. Apriétese el tejido suavemente.
  3. Si el pezón es plano o invertido, se aplanará o retraerá hacia adentro del seno en vez de apuntar hacia afuera.

A veces se recomiendan técnicas especiales y cubiertas para el pecho a fin de preparar los pezones invertidos para el amamantamiento. Pero su eficacia es cuestionable. Los pezones invertidos podrían volverse naturalmente más erectos después del nacimiento de su bebé. Su profesional de la salud o consultor en lactancia suele poder ayudarles a usted y a su bebé a comenzar con el amamantamiento si sus pezones permanecen invertidos. En algunos casos, es posible que le recomiende una pezonera.

Ya sea que planee amamantar o no, llame a su profesional de la salud si nota que sus pezones han pasado de verse erectos a estar invertidos.

Información relacionada

Créditos

Revisado5 septiembre, 2018

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: Sarah Marshall MD - Medicina familiar
Kathleen Romito MD - Medicina familiar
Adam Husney MD - Medicina familiar
Kirtly Jones MD - Obstetricia y ginecología