Lactancia: Aumento deficiente de peso de un bebé

Saltar la barra de navegación

Generalidades del tema

La mayoría de los bebés pierden en la primera semana hasta el 10% de su peso al nacer. El peso de un bebé disminuye por la pérdida normal de líquido, orina y heces. Los bebés también obtienen pocas calorías debido a los patrones de lactancia iniciales. Su cuerpo tiene reservas especiales de grasa para este primer momento. Normalmente, las sesiones de alimentación de los primeros días, a pesar de ser frecuentes, son cortas. Las sesiones se alargan gradualmente y el bebé obtiene más leche rica en calorías. Después de 2 semanas, la mayoría de los bebés han recuperado el peso perdido y continúan aumentando de peso en forma constante.

Un aumento deficiente del peso es cuando un bebé:

  • Pierde en la primera semana más del 10% de su peso al nacer.
  • No ha alcanzado su peso al nacer para las 2 semanas de vida.
  • Aumenta de peso con demasiada lentitud después de las 2 semanas de vida.

El aumento deficiente de peso de un bebé puede deberse a:

  • Técnica de amamantamiento deficiente.
  • El amamantamiento no es lo suficientemente frecuente.
  • El amamantamiento no es lo suficientemente prolongado.
  • El amamantamiento no involucra ambos senos (mamas).
  • Deficiente salida de leche.
  • La provisión de leche limitada de la madre debido al consumo de tabaco, consumo de moderado a excesivo de alcohol o ciertos tipos de medicamentos.
  • Mantener un horario estricto de amamantamiento en vez de alimentar a pedido.

Generalmente, amamantar más a menudo (con una frecuencia de 1½ a 2 horas) suele resolver el problema. Si no lo hace, pídale ayuda a su médico o a un consultor en lactancia. A veces se recomiendan sesiones adicionales de alimentación con fórmula. La alimentación con fórmula para bebés que son amamantados suele realizarse a través de un tubo delgado de plástico especialmente diseñado (sistema de nutrición suplementaria). El tubo se coloca junto al pezón durante el amamantamiento. Si se necesita suplementación, es mejor usar otros métodos distintos del biberón. Además, sáquese leche varias veces al día para ayudar a mantener y aumentar la producción de leche.

Un bebé generalmente solo necesita hospitalización debido a un aumento deficiente de peso si está gravemente desnutrido, está deshidratado o tiene otros problemas de salud.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Furman L, Schanler RJ (2012). Breastfeeding. In CA Gleason, SU Devaskar, eds., Avery's Diseases of the Newborn, 9th ed., pp. 937–951. Philadelphia: Saunders.

Créditos

Revisado: 29 mayo, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: Sarah Marshall MD - Medicina familiar
Kathleen Romito MD - Medicina familiar
Adam Husney MD - Medicina familiar
Kirtly Jones MD - Obstetricia y ginecología