La autocompasión para las personas serias y escépticas
 

Mujer que sostiene una taza de café

¿Se siente molesto cuando escucha la palabra “compasión”? ¿Queda en blanco cuando le piden que “mire hacia adentro”? ¿Le da risa cuando escucha hablar sobre “vivir con atención plena”? Si es así, siga leyendo. Este artículo es para usted. 

Es fácil ser escéptico. La vida está llena de responsabilidades “reales”, como trabajar, pagar las cuentas, cuidar de la familia y mantener la casa limpia (o, al menos, intentarlo). En comparación, pasar tiempo practicando la “autocompasión” podría parecer tonto o indulgente.

Quizás le enseñaron que no progresará si no es exigente con usted mismo. Existe la mentalidad “sin sacrificio no hay beneficio”, y algunas personas creen que ese es el secreto del éxito y la felicidad. La realidad es que ser amable con uno mismo sí brinda beneficios. Y no es solo una opinión. Es la conclusión de un conjunto cada vez más amplio de estudios científicos.

Resultados de estudios sobre la autocompasión que le encantarán

Empecemos por las Fuerzas Armadas de los EE. UU., donde se encuentran algunos de los hombres y de las mujeres más tenaces del país. Aun así, no se muestran tan tenaces a la hora de disfrutar de los beneficios de la autocompasión.

En un estudio, se les pidió a veteranos que participaran en un programa de autocompasión de tres meses. Los resultados del estudio demostraron una disminución del estrés y la depresión y una mejora en la calidad de vida.1

Otros estudios demostraron lo siguiente:

  • La autocompasión puede ayudar a los adultos mayores a mejorar su bienestar.2

  • Algunas actividades de autocompasión ayudaron a mujeres a tener menos insatisfacción y vergüenza en relación con sus cuerpos. También experimentaron un aumento en la apreciación del cuerpo.3

  • La autocompasión está relacionada con comportamientos saludables, como buscar un tratamiento médico cuando es necesario, hacer ejercicio con regularidad y reducir el tabaquismo y el consumo de alcohol.4

  • Las personas autocompasivas tienen una gran motivación y buscan cambiar para mejor.5

  • Las personas autocompasivas tienen una mayor conexión con sus parejas.6

  • Las personas autocompasivas tienen más probabilidades de resolver sus conflictos con otras personas de un modo sano y productivo.6

Estos son solo algunos de los descubrimientos que se obtuvieron tras realizar cientos de estudios de investigación durante los últimos diez años. Está claro que vivir con autocompasión brinda beneficios.

Lo intentaría, pero simplemente no tengo tiempo

Afortunadamente, existen muchos recursos que pueden ayudarle a iniciarse en el camino de la autocompasión. Después, podrá ponerla en práctica en cualquier momento y en cualquier lugar. Ni siquiera es necesario que se reserve tiempo, sino que puede probar adaptarla a algunas de las cosas que ya hace. Inténtelo:

1. Silencie a su crítico interior convirtiendo sus palabras y pensamientos  negativos en positivos. Cuando sienta tensión en los hombros o note que se siente temeroso o preocupado, preste atención a lo que está pensando. Si está pensando algo negativo, como “Me está costando mucho avanzar en el trabajo, no soy lo suficientemente eficaz”, trate de cambiar su pensamiento: “Realmente quiero avanzar, eso es bueno. Voy a prestar atención a cosas específicas que puedo aprender y mejorar, y buscar un nuevo apoyo para alcanzar mis metas”.

2. Comience el día con el pie derecho.  Cuando se prepare para empezar el día, mientras se abotona la camisa, se ata los cordones o camina hasta el automóvil o autobús, tómese un momento para pensar lo que necesita hoy. ¿Necesita calma, descanso, confianza o aprobación? ¿Necesita una sensación de seguridad? Lo que sea que necesite, puede desearlo para usted. Pruebe decirlo en voz alta: “Deseo tener confianza hoy”, “Deseo tener calma hoy” o algo tan simple como “Estoy seguro”.

Puede parecer tonto al principio, pero hacer este cambio de mentalidad en su diálogo interno puede marcar una diferencia, de verdad.

 

 

1. Xiang, E. (2016) Mindfulness in the Military. Discover Magazine (2016).
2. Allen, A. B. & Leary, M. R. (2014). Self-compassionate responses to aging. The Gerontologist, 54(2), 190-200, 146-159. [pág. 190/col. 1/párr. 1].
3. Neff, K. D. & Davidson, O. (2016). Self-compassion: Embracing suffering with kindness. En I. Ivtzan & T. Lomas (Ed.), Mindfulness in Positive Psychology (págs. 37-50). Rutledge. [pág. 9/párr. 1].
4. Neff, K. D. & Davidson, O. (2016). Self-compassion: Embracing suffering with kindness. En I. Ivtzan & T. Lomas (Ed.), Mindfulness in Positive Psychology (págs. 37-50). Rutledge. [pág. 8/párr. 3].
5. Neff, K. D. & Knox, M. (2017). Self-Compassion. En V. Zeigler Hill & T. Shackelford (Ed.), Encyclopedia of Personality and Individual Differences. New York: Springer. [pág. 3 /col. 2/párr. 2].
6. Yarnell, L. M., Neff, K. D. (2013). Self-compassion, interpersonal conflict resolutions, and well-being. Self and Identity. 2:2, 190-200, 146-159. [pág. 154/párr. 5].

 

Revisado por los Embajadores Clínicos de Kaiser Permanente. Entre ellos, Mark Dreskin, MD; Sharon Smith, LPC; o David Kane, LCSW. Septiembre de 2018.


Esta información no remplaza las indicaciones de un médico.

No todos los tratamientos o servicios mencionados son beneficios cubiertos para los miembros de Kaiser Permanente ni servicios que ofrece Kaiser Permanente. Para obtener una lista de los beneficios cubiertos, consulte su Evidencia de Cobertura (Evidence of Coverage), el Resumen de Descripción del Plan (Summary Plan Description) o cualquier otro documento relacionado con la cobertura. Para conocer los tratamientos recomendados, comuníquese con su proveedor de atención médica.