Generalidades del tema

¿Es para usted este tema?

Este tema trata sobre el trastorno por consumo de alcohol en los adultos. Para obtener información sobre los problemas con el alcohol en adolescentes o niños, vea el tema Consumo de alcohol y drogas en adolescentes.

¿Qué es el trastorno por consumo de alcohol?

El trastorno por consumo de alcohol implica tener hábitos no saludables o peligrosos de consumo de bebidas alcohólicas, como beber todos los días o beber demasiado de una sola vez. Puede variar de leve a grave. Cuantas más señales tenga, más grave puede ser el trastorno. El trastorno por consumo de alcohol de moderado a grave a veces se llama adicción.

Cuando usted tiene trastorno por consumo de alcohol, sigue bebiendo aunque sabe que el consumo de alcohol le está causando problemas. Tiene una fuerte necesidad, o ansias, de beber. Siente que tiene que beber solo para sobrevivir. Puede perjudicar sus relaciones, hacer que falte al trabajo y ocasionarle problemas legales, como al conducir bajo los efectos del alcohol (ebrio).

El trastorno por consumo de alcohol es una enfermedad a largo plazo (crónica). No es una debilidad ni falta de fuerza de voluntad. Al igual que muchas otras enfermedades, tiene un curso que se puede predecir, tiene síntomas conocidos y está influenciado por sus genes y sus condiciones de vida.

¿Cuántas bebidas son demasiadas?

El alcohol es parte de la vida de mucha gente y puede hacer parte de tradiciones culturales y familiares. A veces, puede ser difícil saber cuándo comienza a beber demasiado.

Corre el riesgo de beber demasiado y debe hablar con su médico si usted es:nota 1

  • Una mujer que consume más de 3 bebidas de una vez o más de 7 bebidas a la semana. Una bebida estándar es 1 lata de cerveza, 1 vaso de vino o 1 trago mezclado.
  • Un hombre que consume más de 4 bebidas de una vez o más de 14 bebidas a la semana.
  • Herramienta interactiva: ¿Tiene un problema con la bebida?

¿Cuáles son algunas señales del trastorno por consumo de alcohol?

Ciertos comportamientos pueden significar que está teniendo problemas con el alcohol. Estos incluyen:

  • No poder dejar de beber o controlar la cantidad que bebe, o desear constantemente poder reducirla.
  • Pasar mucho tiempo bebiendo y recuperándose de haber bebido.
  • Ser incapaz de hacer sus tareas principales en el trabajo, la escuela o en casa.
  • No hacer actividades importantes debido a su consumo de alcohol.
  • Beber alcohol en situaciones en las que es peligroso hacerlo.

¿Cómo se diagnostica el trastorno por consumo de alcohol?

El trastorno por consumo de alcohol puede diagnosticarse durante una visita de rutina al médico o cuando consulte a su médico por otro problema. Si su pareja o un amigo está preocupado por su consumo de alcohol, él o ella podría recomendarle que consulte a su médico.

Su médico le hará preguntas sobre sus síntomas y antecedentes de salud, y le hará un examen físico y a veces una evaluación de salud mental. La evaluación de salud mental se hace para determinar si quizá tenga un problema de salud mental, como depresión.

Es posible que su médico también le haga preguntas o pruebas para detectar problemas de salud asociados con el alcohol, como cirrosis.

¿Cómo se trata el trastorno por consumo de alcohol?

El tratamiento depende de lo grave que sea el trastorno por consumo de alcohol. Algunas personas pueden reducir el consumo a un nivel moderado con la ayuda de un consejero. Las personas que tienen una dependencia física del alcohol pueden necesitar tratamiento médico y es posible que deban permanecer en un hospital o un centro de tratamiento.

Su médico puede decidir que necesita desintoxicarse antes de comenzar el tratamiento. Necesita desintoxicarse cuando es dependiente físicamente del alcohol. Cuando haga la desintoxicación, es posible que deba tomar medicamentos para ayudarle a sobrellevar los síntomas de abstinencia.

Después de la desintoxicación, usted se concentra en mantenerse libre de alcohol o sobrio. La mayoría de las personas reciben algún tipo de terapia, como asesoría en grupo. Es posible que también deba tomar medicamentos que le ayuden a mantenerse sobrio.

Cuando esté sobrio, habrá dado el primer paso hacia la recuperación. Para lograr una recuperación completa, deberá tomar medidas para mejorar otras áreas de su vida, como aprender a manejar el trabajo y la familia. Esto hará que le resulte más fácil mantenerse sobrio.

Probablemente necesitará apoyo para mantenerse sobrio y en recuperación. Esto puede incluir asesoría psicológica y grupos de apoyo como Alcohólicos Anónimos. La recuperación es un proceso a largo plazo, no es algo que puede lograr en unas pocas semanas.

El tratamiento no se centra en el consumo de alcohol solamente. Aborda otras partes de su vida, como sus relaciones, su trabajo, sus problemas médicos y la situación de su vida. El tratamiento y la recuperación le apoyan al hacer cambios positivos para que pueda vivir sin alcohol.

¿Qué puede hacer si usted u otra persona tienen un problema con el alcohol?

Si le preocupa su consumo de alcohol, busque ayuda. Incluso si tiene éxito en otras áreas de su vida, consulte a un médico o acuda a un grupo de autoayuda. Cuanto antes reciba ayuda, más fácil le resultará reducir el consumo de alcohol o dejar de beber.

Ayudar a alguien con trastorno por consumo de alcohol es difícil. Si está encubriendo a la persona, debe dejar de hacerlo. Por ejemplo, no invente excusas para encubrir a la persona cuando falta al trabajo.

Quizá pueda ayudar hablando con la persona sobre lo que su hábito de beber les hace a usted y a los demás. Hable con la persona en privado, cuando no esté consumiendo drogas ni alcohol y cuando ambos estén tranquilos. Si la persona acepta obtener ayuda, llame para programar una cita de inmediato. No espere.

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
Las Herramientas interactivas están diseñadas para ayudarle a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más.

Causa

No está claro por qué algunas personas llegan a tener trastorno por consumo de alcohol y otras no. A menudo, es algo hereditario (genético), pero los hábitos de beber también están influenciados por el entorno y las condiciones de vida, como los amigos o el nivel de estrés.

Síntomas

Señales del trastorno por consumo de alcohol

  • Beber mayores cantidades de alcohol de las que tiene intención de beber. O haber pasado más tiempo bebiendo del que tenía intención de pasar.
  • No poder dejar de beber o controlar la cantidad que bebe. O desear constantemente poder reducirla.
  • Pasar mucho tiempo bebiendo y recuperándose de haber bebido.
  • Tener fuertes ansias de alcohol.
  • Ser incapaz de hacer sus tareas principales en el trabajo, en la escuela o en casa.
  • Seguir bebiendo aunque esto daña sus relaciones.
  • Haber dejado de hacer actividades importantes debido a su consumo de alcohol.
  • Beber alcohol en situaciones en las que es peligroso hacerlo.
  • Seguir bebiendo alcohol aunque sabe que le está causando problemas de salud.
  • Necesitar beber más para obtener el mismo efecto. O, con el tiempo, obtener un menor efecto con la misma cantidad. Esto se llama tolerancia.
  • Tener síntomas de abstinencia cuando deja de beber o bebe menos. Estos incluyen malestar estomacal, sudoración, temblores y ansiedad.

Si tiene dos o más de las señales anteriores, podría tener trastorno por consumo de alcohol. Cuantas más señales tenga, más grave puede ser el trastorno.

Otras señales son:

  • Bebe por la mañana, está ebrio a menudo durante largos períodos o bebe solo.
  • Cambia lo que bebe, por ejemplo, pasa de la cerveza al vino, porque cree que esto le ayudará a beber menos o a evitar emborracharse.
  • Se siente culpable después de beber.
  • Inventa excusas sobre su hábito de beber o hace cosas para ocultar que bebe, como comprar alcohol en diferentes tiendas.
  • Le preocupa no conseguir suficiente alcohol para una noche o un fin de semana.
  • Tiene señales físicas del trastorno por consumo de alcohol, como pérdida de peso, dolor de estómago o malestar estomacal (gastritis) o enrojecimiento de la nariz y las mejillas.

Las señales de problemas con el alcohol en niños y adolescentes pueden ser distintas de las de los adultos. Para obtener más información, vea el tema Consumo de alcohol y drogas en adolescentes.

¿Tiene usted un problema con el alcohol?

Es posible que no se dé cuenta de que tiene un problema con la bebida. Puede que no beba grandes cantidades de alcohol cuando bebe. O podría pasar días o semanas entre episodios de consumo de alcohol. Pero incluso si no bebe muy a menudo, aún puede llegar a tener trastorno por consumo de alcohol.

  • Herramienta interactiva: ¿Tiene un problema con la bebida?

De qué se trata

El trastorno por consumo de alcohol puede desarrollarse muy rápido o producirse gradualmente con los años.

Al principio, es posible que su hábito de consumo de bebidas alcohólicas no parezca ser diferente del modo en que otras personas beben. Puede que beba solamente con amigos o en fiestas. Podría mantenerse así o podría comenzar a beber más. Su hábito de beber podría volverse una manera de sentirse normal o de sobrellevar los problemas de la vida.

Es posible que piense que puede dejar de beber en cualquier momento. Muchas personas que tienen problemas con el alcohol dejan de beber por días, semanas o incluso meses antes de comenzar a beber otra vez. Pero a menos que pueda constantemente mantener bajo control su hábito de beber y no recaer en patrones no saludables, usted necesita ayuda.

Problemas por beber alcohol

Beber en exceso a largo plazo daña el hígado, el sistema nervioso, el corazón y el cerebro. Puede causar problemas de salud o empeorarlos. Estos problemas incluyen:

El consumo de alcohol también puede contribuir a problemas estomacales, interacciones entre medicamentos y alcohol, y problemas sexuales. Puede conducir a violencia, accidentes, aislamiento social y problemas en el trabajo, la escuela o el hogar. Es posible que también tenga problemas legales, como multas de tránsito o accidentes, como consecuencia de beber alcohol.

Beber alcohol puede causar problemas únicos para los adultos mayores, las mujeres embarazadas y la gente que tiene otras afecciones de salud. Si está embarazada, no debe beber alcohol, porque puede hacerle daño a su bebé.

Beber alcohol también empeora los síntomas de los problemas de salud mental. Cuando tiene trastorno por consumo de alcohol y un problema de salud mental, esto se llama diagnóstico dual. Es muy importante tratar todos los problemas de salud mental, como la depresión. Es posible que beba menos cuando se tratan los problemas de salud mental.

Qué aumenta su riesgo

Muchas personas beben alcohol toda la vida sin tener problemas. Otras personas que beben alcohol tienen problemas con él. ¿Por qué algunas personas llegan a tener trastorno por consumo de alcohol y otras no?

Hay ciertos factores que aumentan las probabilidades de tener trastorno por consumo de alcohol. Estos se llaman factores de riesgo.

Los factores de riesgo incluyen:nota 2

  • Los genes. A menudo, las personas que tienen problemas con el alcohol tienen antecedentes familiares de trastorno por consumo de alcohol.
  • Ser hombre. Un hombre tiene 3 veces más probabilidades de llegar a tener problemas con el alcohol que una mujer.
  • El consumo temprano. Cuanto más joven sea cuando comience a beber alcohol, mayor será su riesgo de llegar a tener trastorno por consumo de alcohol cuando llegue a la edad adulta.
  • La salud mental. Si tiene problemas de salud mental, como depresión, trastorno por estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés), trastorno bipolar, esquizofrenia o trastornos de ansiedad, tiene más probabilidades de consumir alcohol.
  • El consumo de otras sustancias. Usted tiene más probabilidades de llegar a tener trastorno por consumo de alcohol si consume otras sustancias de forma indebida, como tabaco, drogas ilegales o medicamentos recetados.
  • El entorno. Si vive en un área donde es fácil conseguir alcohol, donde la gente bebe en exceso o donde beber en exceso está aceptado como parte de la vida, usted tiene más probabilidades de beber.
  • Los amigos. Sus amigos podrían influenciarle para que beba incitándole directamente a usted o bebiendo cuando usted está con ellos.
  • Los problemas con los demás. Podría ser más probable que beba cuando tiene problemas en su familia o con sus amigos.
  • La ausencia de un propósito o de satisfacción en su vida. Si no realiza actividades que le brinden un sentido de propósito, podría ser más probable que beba.

El simple hecho de que usted tenga factores de riesgo del trastorno por consumo de alcohol no significa que llegue a tenerlo. Una persona que tiene muchos factores de riesgo no siempre tendrá trastorno por consumo de alcohol. Y una persona que no tiene factores de riesgo puede llegar a tener trastorno por consumo de alcohol.

Cuándo llamar al médico

Llame al 911 o a otros servicios de emergencia si usted u otra persona:

  • Tienen síntomas de intoxicación por alcohol. Estos pueden incluir vómito, tos con sangre, dificultad para respirar, desmayo y convulsiones.
  • Tienen antecedentes de beber en exceso y están teniendo síntomas de abstinencia graves, pero no están dispuestos a recibir tratamiento.
  • Tienen delirium tremens (DT), que puede provocar la muerte. Los síntomas pueden incluir convulsiones, temblores, latidos cardíacos rápidos y ver o escuchar cosas que no existen (alucinaciones).
  • Están pensando o hablando sobre suicidarse o hacerle daño a otras personas. Para obtener más información, vea las señales de advertencia de suicidio.

Llame a un médico de inmediato si usted o un ser querido:

  • Tienen síntomas de abstinencia, como confusión y temblores.
  • Aceptan que les revisen para obtener un posible tratamiento. Debe llamar de inmediato debido a que las personas que aceptan obtener ayuda a menudo no asisten a la cita.
  • Han dejado de beber, pero comienzan a beber otra vez (tienen una recaída).
  • Tienen dolor de estómago intenso.

Llame a un médico si le preocupa que usted o un ser querido puedan tener un problema con el alcohol. Para saber a qué cosas prestar atención, vea Síntomas.

Espera vigilante

La espera vigilante significa observar y esperar. La espera vigilante no es una buena opción para el trastorno por consumo de alcohol. Si tiene inquietudes sobre su hábito de beber, o el de un ser querido, hable con su médico. El tratamiento temprano hace que la recuperación sea más probable.

A quién consultar

Los profesionales de la salud que diagnostican y tratan el trastorno por consumo de alcohol incluyen:

Otros profesionales de la salud que pueden ayudar con la recuperación incluyen:

Busque a un profesional de la salud que tenga certificación en dependencia química (CDC, por sus siglas en inglés) o que sea consejero certificado en alcoholismo (CAC, por sus siglas en inglés).

Los grupos de apoyo también pueden ayudarles a usted y su familia:

  • Alcohólicos Anónimos (AA) o los grupos de apoyo similares son para personas que tienen trastorno por consumo de alcohol.
  • Al-Anon y Alateen (para adolescentes) son para las familias y los amigos afectados por el hábito de beber de una persona.

Exámenes y pruebas

El trastorno por consumo de alcohol puede diagnosticarse durante una visita médica de rutina o cuando consulta a su médico por otro problema. Muchas personas no consultan a un médico por los problemas con el alcohol, sino por los problemas causados por el consumo de alcohol a largo plazo.

El médico le hará preguntas acerca de sus antecedentes de salud y le hará un examen físico. Es posible que también le haga preguntas o pruebas para detectar problemas de salud asociados con el trastorno por consumo de alcohol, como la cirrosis.

Para saber qué tipo de preguntas puede hacer su médico, use este corto cuestionario:

  • Herramienta interactiva: ¿Tiene un problema con la bebida?

Las personas que beben también podrían tener problemas de salud mental. Estos pueden incluir depresión, trastornos de ansiedad o trastorno por estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés). Si usted tiene trastorno por consumo de alcohol y un problema de salud mental, esto se llama diagnóstico dual. Tener un diagnóstico dual puede hacer que el tratamiento para el trastorno por consumo de alcohol sea más difícil.

Si su médico piensa que usted puede tener un problema de salud mental, es posible que le haga una evaluación de salud mental.

Generalidades del tratamiento

El tratamiento para el trastorno por consumo de alcohol suele incluir terapia grupal, uno o más tipos de asesoría psicológica y educación sobre el alcohol. Es posible que también necesite medicamentos. A menudo, un programa de 12 pasos forma parte del tratamiento y continúa después de finalizar el tratamiento.

El tratamiento no solo aborda el tema del alcohol. Le ayudará a manejar los problemas de su vida diaria para que no tenga que depender del alcohol. Aprenderá buenos motivos para dejar de beber.

La recuperación del trastorno por consumo de alcohol (mantenerse sobrio) es un proceso de por vida que implica compromiso y esfuerzo.

¿Puede dejar de beber por su propia cuenta?

Algunas personas con trastorno por consumo de alcohol leve podrían ser capaces de limitar el consumo de alcohol o dejar de beber por su cuenta. Pero la mayoría de las personas necesitan ayuda cuando dejan de beber.

Si quiere dejar de beber, hable con su médico. Cuando obtiene ayuda de un médico, el tratamiento para el trastorno por consumo de alcohol es más seguro, menos doloroso y más rápido. Si no puede dejar de beber alcohol solo con la ayuda de su médico, un programa de tratamiento puede ayudarle a superar las primeras ansias de alcohol y aprender a mantenerse sobrio.

¿Cómo comienza el tratamiento?

Podría comenzar el tratamiento con su médico de familia, o es posible que su médico le recomiende ingresar a un establecimiento para el tratamiento del alcohol. Un amigo puede llevarle a un grupo de autoayuda, como Alcohólicos Anónimos, o podría ir a una clínica que trata el consumo de alcohol. Podría simplemente decidir que bebe demasiado y que quiere reducir la cantidad que bebe o dejar de beber por su propia cuenta.

Puede tener un equipo de tratamiento que le ayude. Este equipo puede incluir un psicólogo o un psiquiatra, consejeros, médicos, trabajadores sociales, enfermeras y un administrador de casos. Un administrador de casos ayuda a planificar y manejar su tratamiento.

Cuando busca tratamiento por primera vez, es posible que le hagan preguntas acerca de su hábito de beber, sus problemas de salud, su trabajo y la situación de su vida. Sea abierto y honesto para obtener el mejor tratamiento posible. Es posible que su equipo de tratamiento anote un plan de tratamiento que incluya las metas de su tratamiento y las maneras de alcanzar esas metas. Esto le ayuda a no perder el control.

¿Necesita una desintoxicación?

Su médico puede concluir que usted necesita desintoxicarse antes de comenzar el tratamiento. Necesita desintoxicarse cuando tiene dependencia física del alcohol. Esto significa que cuando deja de beber tiene síntomas de abstinencia físicos, como malestar estomacal o ansiedad intensa.

La desintoxicación le ayuda a prepararse para el tratamiento. No le ayuda con los cambios mentales, sociales ni de comportamiento que tiene que hacer para estar y mantenerse sobrio.

Si debe hacer la desintoxicación, y si puede hacerla en el hogar o debe ir a una clínica o a otro establecimiento, dependen de lo graves que sean sus síntomas de abstinencia. La mayoría de las personas no necesitan permanecer en una clínica, pero deben mantenerse en contacto con su médico o con otro profesional de la salud. Si debe pasar tiempo en una clínica (que se llama atención del paciente hospitalizado) también depende de otros problemas que pueda tener, como un problema de salud mental.

Es posible que su médico le dé medicamentos para ayudar a reducir los síntomas de abstinencia.

¿Cuál es el mejor programa de tratamiento para usted?

Su médico puede ayudarle a decidir qué tipo de programa es mejor para usted.

  • En tratamiento para pacientes ambulatorios, usted va en forma regular a una clínica de salud mental, al consultorio de un consejero, a una clínica hospitalaria o a un departamento de salud local para obtener tratamiento.
  • En tratamiento para pacientes ingresados, usted permanece en un establecimiento y recibe tratamiento durante el día o la noche. Por lo general, dura de 1 a 6 semanas. Lo más probable es que luego pase a un tratamiento para pacientes ambulatorios.
  • En tratamiento en residencias, usted vive en el establecimiento mientras se recupera. Estos programas pueden durar meses. Esto puede ser una buena opción si tiene muchos antecedentes de consumo de alcohol o de drogas, si tiene una mala situación en el hogar o si no tiene apoyo social.

Si está pensando en unirse a un programa de tratamiento, aquí hay algunas preguntas para hacer.

¿Qué incluye un programa de tratamiento?

Asesoría psicológica

Por lo general, los programas de tratamiento incluyen asesoría psicológica, como:

  • Terapia individual y en grupo, en la que habla acerca de su recuperación con un consejero o con otras personas que están intentando dejar de beber. Puede obtener apoyo de otras personas que han luchado contra el alcohol.
  • Terapia cognitivo-conductual (CBT, por sus siglas en inglés), en la que aprende a cambiar pensamientos y acciones que hacen que tenga más probabilidades de consumir alcohol. Un consejero le enseña maneras de manejar los antojos y evitar volver a beber alcohol.
  • Entrevista motivacional (MI, por sus siglas en inglés), en la que resuelve los sentimientos encontrados acerca de dejar de beber y de obtener tratamiento. Un consejero le ayuda a encontrar motivación personal para cambiar.
  • Terapia de estimulación motivacional (MET, por sus siglas en inglés), que usa la entrevista motivacional para ayudarle a encontrar motivación para dejar de beber. Por lo general, dura de 2 a 4 sesiones.
  • Terapia de intervención breve, que brinda opiniones, consejos y le ayuda a fijar metas en sesiones de asesoría muy cortas.
  • Terapia para parejas y terapia familiar, que puede ayudarle a estar y a mantenerse sobrio, y a mantener buenas relaciones en su familia.

Medicamentos

Es posible que un programa de tratamiento incluya medicamentos que pueden ayudarle a mantenerse sobrio durante la recuperación. Es posible que tome medicamentos que pueden ayudarle a reducir los antojos de alcohol o que le causen revoltura estomacal cuando tome.

Educación

La mayoría de los programas brindan educación acerca del trastorno por consumo de alcohol. Comprender los problemas con el alcohol puede ayudarles a usted y su familia a superarlos. Algunos programas también ofrecen capacitación para empleos o carreras profesionales.

Grupos de apoyo

A menudo, los programas de tratamiento incluyen asistir a un grupo de apoyo, como Alcohólicos Anónimos (AA). Es posible que sus familiares también quieran asistir a un grupo de apoyo, como Al-Anon o Alateen.

¿Qué más debería tener en cuenta?

  • Si tiene trastorno por consumo de alcohol y un problema de salud mental, como depresión, necesitará tratamiento para ambos problemas. Los médicos llaman a esto diagnóstico dual.
  • El alcohol normalmente afecta a los adultos mayores con más intensidad que a los adultos jóvenes.
  • El consumo de alcohol en las fuerzas armadas puede interferir en su preparación militar.
  • Algunas personas son sometidas a un tratamiento para el alcohol por la decisión de un tribunal. Esto puede pasar si tiene problemas con el alcohol y comete un delito. Es posible que un tribunal ordene un tratamiento y controle su progreso. A menudo, hay tratamiento disponible en prisión.

Medicamentos

Pueden usarse medicamentos para tratar el trastorno por consumo de alcohol. Algunos medicamentos reducen los síntomas de abstinencia durante la desintoxicación. Otros medicamentos le ayudan a mantenerse sobrio durante el largo proceso de recuperación.

Medicamentos para la abstinencia

Los medicamentos usados con más frecuencia para tratar los síntomas de abstinencia durante la desintoxicación incluyen:

  • Medicamentos para la ansiedad (benzodiazepinas como diazepam), que tratan síntomas de abstinencia, como el delirium tremens (DT).
  • Medicamentos anticonvulsivos para reducir o detener los síntomas de abstinencia graves durante la desintoxicación.

Medicamentos para la recuperación

Los medicamentos usados para ayudarle a mantenerse sobrio durante la recuperación incluyen:

  • Disulfiram (Antabuse), que le provoca revoltura estomacal cuando bebe.
  • Naltrexona (ReVia, Vivitrol), que interfiere en el placer que deriva de beber.
  • Acamprosato (Campral), que puede reducir sus antojos de alcohol.
  • Topiramato (Topamax), que puede ayudar a tratar los problemas con el alcohol.

Vitaminas y suplementos

El consumo del alcohol puede hacer que su cuerpo tenga un bajo contenido de ciertas vitaminas y minerales, especialmente tiamina (vitamina B1). Es posible que deba tomar suplementos de tiamina para mejorar su nutrición durante la recuperación. La tiamina ayuda a prevenir el síndrome de Wernicke-Korsakoff, que causa daño cerebral.

Es posible que también deba tomar suplementos para ayudar a recuperar líquido y electrolitos.

Recuperación

Recuperarse del trastorno por consumo de alcohol significa encontrar una manera de mantenerse sobrio mientras cambia sus actitudes y conductas. Trabajará para restablecer las relaciones con su familia y amigos, y con las personas de su trabajo o su escuela. Deberá encontrar significado y felicidad en un estilo de vida saludable que no incluya el alcohol.

Para mantenerse sobrio después del tratamiento, concéntrese en sus metas. Busque cosas para hacer, como deportes o trabajo voluntario. Aprenda a decirles no al alcohol y las drogas.

Busque apoyo

Una parte importante de la recuperación es asegurarse de que tiene apoyo. Usted puede:

  • Desarrollar y usar el apoyo social y los grupos de apoyo. Puede obtener apoyo de muchas formas. Puede buscarlo en seminarios y grupos guiados por profesionales, grupos de 12 pasos con personas que también tienen trastorno por consumo de alcohol, y en las relaciones con su familia y sus amigos. Puede hacer que los grupos de apoyo sean más útiles participando activamente.
  • Conectarse con familiares y amigos. Estos pueden ayudarle a dejar de beber y a mantenerse sobrio alentando pasos positivos. Para que puedan hacer esto, usted tiene que ser honesto con ellos sobre sus problemas y ayudarles haciendo el intento.
  • Participar de las actividades de recuperación en grupo. Es posible que haya consumido alcohol para hacer amigos o para estar con un grupo social. Su consejero o su médico pueden ayudarle a aprender habilidades para hacer amigos sin beber. Por ejemplo, su consejero podría ayudarle a encontrar una clase de capacitación de habilidades sociales.
  • Buscar un patrocinador y colaborar con esta persona. Un patrocinador es una persona que ha estado en recuperación durante un largo período y que le ayuda a seguir evitando tomar alcohol.

Haga planes para los deslices y las recaídas

Dejar de consumir alcohol es muy difícil. No es inusual tener retrocesos, aun años más adelante. Muy pocas personas tienen éxito la primera vez que lo intentan. Muchas personas que están intentando recuperarse del trastorno por consumo de alcohol tendrán deslices o recaídas en el camino.

  • Un desliz es la primera vez que consume alcohol otra vez después de haber dejado de beber o tener episodios breves de consumo de alcohol en un momento posterior.
  • Una recaída es no poder mantenerse sobrio con el tiempo.

Es sensato prepararse para un desliz o una recaída antes de que suceda. Su médico, su familia y sus amigos pueden ayudarle a hacerlo.

Maneje el estrés

Algunas personas descubren que aliviar el estrés les ayuda durante la recuperación. Aunque hay pocas investigaciones que demuestren que manejar el estrés le ayuda a mantenerse sobrio, es posible que descubra que le ayuda a sentirse mejor en general.

Puede encontrar formas de manejar el estrés, tales como compartir sus sentimientos con otros o escribir sobre su experiencia durante la recuperación. Haga algo que disfrute, como un pasatiempo o trabajo voluntario. Aprenda cómo relajar la mente y el cuerpo con ejercicios de respiración o meditación.

Puede hacer muchas cosas para reducir el estrés. Para saber más, vea el tema Manejo del estrés.

Lleve un estilo de vida saludable

Cuando tiene trastorno por consumo de alcohol, a menudo se aleja de algunos de los aspectos básicos de la buena salud. Parte de la recuperación es encontrar el camino de regreso a un estilo de vida saludable.

  • Haga ejercicio y actividad física. Esto puede darle algo que hacer en lugar de pensar en el alcohol, y también puede ayudarle a reducir el estrés. Por lo general, las personas que están en forma tienen menos ansiedad, depresión y estrés que las personas que no hacen actividad física.
  • Duerma lo suficiente.
  • Consuma una dieta equilibrada. Esto le ayuda al cuerpo a manejar la tensión y el estrés. Los granos integrales, los productos lácteos, las frutas, las verduras y las proteínas son parte de una dieta equilibrada.

Hable con su familia sobre su hábito de beber

El trastorno por consumo de alcohol puede dañar las relaciones con su familia y amigos. Es posible que usted y su familia sientan que están enfrentados entre sí. Es posible que esté enojado con su familia y sus amigos, y que ellos estén enojados con usted.

Si puede, hable con su familia y con sus amigos acerca de su hábito de beber y la recuperación. Sus familiares y amigos necesitan saber cómo pueden ayudarle durante la recuperación.

  • Trate de ser abierto y sincero con sus seres queridos acerca de su hábito de beber. Esto les ayudará a comprender por lo que usted está pasando y cómo pueden ayudar. Muchos programas de tratamiento ofrecen asesoría psicológica para familias, para ayudarle a solucionar problemas en el hogar.
  • Hable acerca de lo que puede causar una recaída y explique su plan para recaídas.

Para la familia y los amigos

Si alguien cercano a usted tiene trastorno por consumo de alcohol, usted sabe lo difícil que puede ser. Usted sabe que vivir o estar cerca de alguien que tiene este trastorno puede cambiarle la vida. Usted es una parte importante del tratamiento y la recuperación de su ser querido. Sus emociones y su vida pueden cambiar también, y cuidarse a sí mismo es igualmente importante.

Aliente el tratamiento

Puede ser muy difícil vivir con un familiar que tiene trastorno por consumo de alcohol. Es mejor no tratar de controlar, justificar ni encubrir el consumo de alcohol de esa persona. En su lugar, aliente a su familiar a buscar tratamiento. Busque un buen momento para hablar con la persona.

Ayude con el tratamiento y la recuperación

Una vez que se ha tomado la decisión de hacer un tratamiento, usted cumple una función importante. Puede ayudar a su ser querido a dejar de beber y a reparar el daño causado a su familia o a su relación. A continuación le indicamos algunas cosas que puede hacer:

  • Si usted bebe, decida si quiere mantener alcohol en su casa. Tener alcohol en su hogar podría hacer más difícil que su ser querido se mantenga sobrio.
  • Involúcrese y tenga paciencia. Asista a las reuniones de recuperación con su ser querido y bríndele apoyo. Sepa que podría llevar un largo tiempo confiar en la persona y perdonarla, y que la persona se perdone a sí misma.
  • Tenga en cuenta que su ser querido puede parecer una persona diferente una vez que esté sobrio. Es posible que le resulte difícil acostumbrarse a esta persona. Es posible que deba reconstruir su relación.
  • Comprenda que tiene el derecho de saber cómo está yendo la recuperación, pero pregúntelo de manera respetuosa.
  • Ayude a su ser querido a prepararse para una recaída. La mayoría de las personas tienen recaídas después del tratamiento. Esto no significa que el tratamiento ha fracasado. Trate de ayudar a su ser querido a ver la recaída como una posibilidad de mejorar y de continuar trabajando en las habilidades para evitar beber.
  • Concéntrese en las acciones positivas que está realizando su ser querido.

Cuídese

Cuidar de sí mismo mientras ayuda a su ser querido es importante. Es probable que sienta alivio y felicidad cuando la persona decida obtener ayuda. Pero el tratamiento y la recuperación implican también cambios en su vida. Es posible que sus emociones se vuelvan más complicadas. Usted podría:

  • Guardar rencor por lo que la persona le hizo en el pasado.
  • No confiar en la persona. Es posible que no quiera darle la llave de la casa o del automóvil, ni dinero a esa persona. También podría sentirse culpable por no confiar en ella.
  • Resultarle difícil ceder o compartir su rol en la familia. Por ejemplo, si usted se hizo cargo de la formación de los niños cuando su pareja bebía, es posible que guarde rencor por el interés de su pareja en volver a involucrarse. Si manejaba el dinero, es posible que guarde rencor por tener que tomar decisiones compartidas sobre cómo gastar el dinero.
  • Guardarle rencor porque la persona está pasando más tiempo en las reuniones o con otros en recuperación que con usted.
  • Preocuparse tanto por una recaída que evita todo lo que piensa que podría disgustar a la persona. También podría guardar rencor por este sentimiento.

Estos sentimientos son normales. Ha pasado por un mal período en su vida, y lo que sucedió no es fácil de olvidar. Tampoco es fácil perdonar a su ser querido. Tenga en cuenta que la recuperación es el camino hacia una vida mejor y que puede ayudar a su ser querido a llegar allí.

Encuentre su propio apoyo

Quizá descubra que hablar con otras personas que también tienen seres queridos con trastorno por consumo de alcohol le ayuda en su propia recuperación. Al-Anon y programas similares son para personas con familiares o amigos que tienen dificultad con el alcohol. Otros grupos de apoyo están especialmente diseñados para ciertos grupos de edad, como Alateen para los adolescentes y Alatot para niños de menos edad.

Estos programas le ayudan a recuperarse de los efectos de estar cerca de alguien que tiene trastorno por consumo de alcohol. También puede probar la terapia familiar.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism (2005). Helping Patients Who Drink Too Much: A Clinician's Guide (NIH Publication No. 07-3769). Washington, DC: National Institutes of Health. Also available online: http://pubs.niaaa.nih.gov/publications/Practitioner/cliniciansGuide2005/clinicians_guide.htm.
  2. American Psychiatric Association (2013). Substance-related and addictive disorders. In Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 5th ed., pp. 481–589. Washington, DC: American Psychiatric Association.

Créditos

Revisado5 febrero, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: E. Gregory Thompson MD - Medicina interna
Adam Husney MD - Medicina familiar
Kathleen Romito MD - Medicina familiar
Martin J. Gabica MD - Medicina familiar
Peter Monti PhD - Alcohol y Adicción
Christine R. Maldonado PhD - Salud de la Conducta
Heather Quinn MD - Medicina familiar