Mitos sobre los métodos anticonceptivos

Una mujer colocándose un parche anticonceptivo en el brazo izquierdo


Diez mitos comunes sobre los anticonceptivos y la realidad

Cuando se trata de anticonceptivos, existen muchas ideas equivocadas y rumores. A continuación, Brenda Jackson, una enfermera partera y Directora de Mejora de Atención Clínica y Calidad Clínica en Kaiser Permanente, comparte la realidad detrás de algunos de estos mitos comunes sobre los métodos anticonceptivos.

Realidad: Los investigadores no han encontrado evidencia de que las píldoras anticonceptivas provoquen aumento de peso. Si bien esto es cierto en la actualidad, no siempre fue así. Cuando las píldoras anticonceptivas aparecieron por primera vez en la década de los sesenta, tenían niveles más altos de estrógeno, lo que sí puede provocar aumento de peso. Pero las píldoras anticonceptivas actuales tienen muchas menos hormonas, por lo que hay pocas probabilidades de aumentar de peso.

Tomar la píldora o cualquier anticonceptivo hormonal puede causar retención de líquidos antes de su periodo. Esto puede ocasionar que aumente un par de libras, pero el efecto debe desaparecer en cuanto termine su periodo.

Aunque es poco común, algunas personas pueden aumentar de peso con la píldora. Si eso le sucede, hable con su proveedor sobre el tema. Este puede ayudarla a encontrar un método anticonceptivo diferente que se adapte mejor a usted.

.

Realidad: Los anticonceptivos no afectan la fertilidad ni tienen efectos a largo plazo en la capacidad para tener bebés cuando se dejan de tomar.

Una vez que deje de usar anticonceptivos (ya sea un DIU, implante, píldora, parche o anillo) puede embarazarse de inmediato. El único método que tarda un poco más en dejar de prevenir el embarazo es la inyección. Esta puede tardar hasta 10 meses en salir de su cuerpo.

De hecho, es más probable que las infecciones de transmisión sexual (ITS o ETS) afecten su fertilidad. Si no se tratan, las ITS, como la clamidia y la gonorrea, pueden provocar un daño permanente a los órganos reproductivos y causar infertilidad. Por eso es tan importante usar condón y hacerse pruebas de detección de ITS con regularidad.

Realidad: El DIU es apropiado y seguro para personas con y sin hijos. No tener hijos no tiene ninguna relación con el uso del DIU.

Este mito es muy común porque antes era verdad. Hace años, solo podía usar un DIU si ya había tenido hijos. Los médicos lo recomendaban porque, después de dar a luz, el cuello uterino y el útero son un poco más grandes. Esto facilita la inserción del DIU y su uso es más cómodo.

Actualmente, existen DIU más nuevos y pequeños, que son más fáciles de insertar y más cómodos para quien los usa.

Realidad: Las píldoras anticonceptivas no causan cáncer. De hecho, pueden reducir el riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer. Según la Sociedad Americana Contra el Cáncer, los estudios han encontrado que las píldoras anticonceptivas (tanto con estrógeno como con progesterona) pueden reducir el riesgo de cáncer de ovario y de endometrio. Y mientras más tiempo las tome, menor será el riesgo. También hay nuevas investigaciones que sugieren que las píldoras anticonceptivas pueden reducir el riesgo de desarrollar cáncer de colon mientras las toma.

Cuando se trata de cáncer de seno, la respuesta es un poco más complicada. Varios estudios han sugerido que las píldoras anticonceptivas están asociadas con un ligero aumento en el riesgo de cáncer de seno para las usuarias actuales y recientes.

Esto no significa que no sea conveniente usar la píldora. En general, los beneficios de la píldora, como la prevención del embarazo y un menor riesgo de desarrollar cáncer de ovario y endometrio, son mayores que el aumento muy ligero del riesgo de desarrollar cáncer de seno. Esto es así sobre todo si usted es joven. 

Si es mayor de 40 años y tiene un riesgo mayor de desarrollar cáncer de seno debido a antecedentes familiares u otros factores, es posible que desee probar un método anticonceptivo diferente. Lo mejor es informarle a su médico sobre su mayor riesgo para que puedan ayudarla a encontrar la mejor opción para usted.

Realidad: No tiene que “limpiar” o desintoxicar su cuerpo de los anticonceptivos. No hay beneficios médicos por dejar de usar temporalmente anticonceptivos. Puede seguir usando el método anticonceptivo que elija durante el tiempo que lo desee sin ningún problema. Dejar de usar temporalmente anticonceptivos puede aumentar el riesgo de un embarazo no deseado.

Realidad: El DIU es un método anticonceptivo muy seguro y las complicaciones no son comunes. Muchas de las ideas equivocadas sobre el DIU están relacionadas con algunas de sus complicaciones que son muy poco comunes.

Por ejemplo, una posible complicación por el DIU es que puede atravesar el revestimiento del útero. Si bien esto es posible, es poco probable. El riesgo de sufrir este desgarre en adolescentes y adultas es de aproximadamente 0.1 %, según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos.

Igualmente, existen historias alarmantes de que los DIU pueden caerse del útero. Esto también es posible, pero poco probable

Realidad: No existen pruebas sólidas de que los anticonceptivos causen cambios de humor o trastornos de salud mental. Las investigaciones muestran que a la mayoría de las personas les va bien con los anticonceptivos hormonales y no experimentan cambios de humor importantes.

Si bien es poco común, algunas personas pueden experimentar cambios repentinos de estado de ánimo después de comenzar a usar anticonceptivos. Es posible que algunas personas sean más sensibles a las hormonas que otras. Si comienza a usar anticonceptivos hormonales y no se siente bien, ponga atención a su cuerpo e infórmele a su proveedor lo que sucede. Este puede ayudarla a encontrar el método anticonceptivo que se adapte mejor a usted.

Realidad: El parche anticonceptivo casi nunca se cae. Tiene un pegamento fuerte y, una vez que se coloca, debería quedarse en su lugar hasta que usted lo retire. No debería caerse al bañarse o sudar.

En el caso poco común de que se caiga, simplemente puede reemplazarlo. Si el parche todavía tiene pegamento y han pasado menos de 48 horas desde que se cayó, puede volver a ponerse el mismo parche. Si ya no tiene pegamento o si han pasado más de 2 días, colóquese un parche nuevo

Realidad: El anillo anticonceptivo no debe causar molestias durante las relaciones sexuales. En general, usted y su pareja no deberían sentir el anillo durante las relaciones sexuales con penetración. Si siente alguna molestia, o si le molesta a usted o a su pareja, es posible que el anillo no esté insertado por completo. Intente mover el anillo hasta que lo sienta cómodo.  

Realidad: El implante es un método anticonceptivo discreto. Una vez que el moretón de la inserción del implante haya desaparecido, no debe notarse debajo de la piel. Nadie sabrá que está ahí, a menos que usted lo diga. Pero podrá sentirlo si presiona el lugar en que el implante se insertó en su brazo. 

  

Estamos aquí para ayudar a nuestros miembros

Ícono de obtener consejo

Obtenga consejos

Llámenos las 24 horas del día, los 7 días de la semana para hablar con un doctor autorizado sobre sus inquietudes o preguntas respecto a los métodos anticonceptivos.

Llámenos

Ícono de correo electrónico

Envíe sus preguntas por correo electrónico

Envíe un mensaje al consultorio de su doctor si tiene alguna pregunta o inquietud sobre los métodos anticonceptivos.

Envíe un mensaje

Ícono de teléfono celular

Haga una cita

Venga y hable con un doctor sobre los métodos anticonceptivos de bajo costo o sin costo.

Programe una cita

 

  


© 2019 Kaiser Permanente