Generalidades del tema

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) reducen la fiebre y la inflamación y alivian el dolor. Como ejemplos de AINE se incluyen la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno.

Asegúrese de seguir las precauciones para los medicamentos de venta libre.

Ibuprofeno (como Motrin o Advil)

  • Adultos: La dosis inicial es de 400 mg. Las dosis de seguimiento son de 200 mg a 400 mg cada 4 horas, según sea necesario, hasta un máximo de 4 dosis en un período de 24 horas.
  • Niños: El medicamento de venta libre de su hijo tendrá una etiqueta de "datos del medicamento" ("Drug Facts"). En la etiqueta encontrará instrucciones sobre la edad o el peso de su hijo, la dosis que se debe administrar y la frecuencia con la que debe administrarse. Para los niños menores de 6 meses, siga las instrucciones de su médico sobre la cantidad que debe administrar.
    • Tenga especial cuidado con los medicamentos líquidos. Los bebés suelen necesitar una dosis diferente a la de los niños mayores. Y algunas formas líquidas son más potentes (más concentradas) que otras. Lea siempre la etiqueta para estar seguro de que administra la dosis correcta.
    • Cuando administre el medicamento, use el dispositivo de medición que viene con el medicamento, como un gotero o un vaso dosificador. No use una cuchara doméstica en lugar del dispositivo. Las cucharas pueden ser de diferentes tamaños. Si el medicamento no viene con un dispositivo para administrar las dosis, pídale uno a su farmacéutico.

Naproxeno (como Aleve)

  • Adultos: La dosis inicial es de 440 mg. Las dosis de seguimiento son de 220 mg cada 8 a 12 horas, según sea necesario. Beba un vaso lleno de agua con cada dosis. No tome más de 440 mg en cualquier período de 8 a 12 horas ni más de 660 mg en un período de 24 horas.
  • Adultos mayores de 65 años: No tome más de 220 mg cada 12 horas a menos que el médico se lo indique.
  • Niños: No les dé naproxeno a los niños menores de 12 años a menos que el médico se lo indique. El médico podría recetarle naproxeno a su hijo.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios más comunes de los AINE son malestar estomacal, acidez estomacal y náuseas. Si el medicamento le causa malestar estomacal, puede probar a tomarlo con alimento. Pero si eso no ayuda, hable con su médico para asegurarse de que no sea un problema más grave.

  • Los AINE pueden causar una reacción alérgica grave. Los síntomas pueden incluir ronchas (urticaria), hinchazón de la cara, sibilancias (respiración con silbidos) y choque ("shock"). Si tiene alguno de estos síntomas, llame al 911 o a otros servicios de emergencia de inmediato.
  • Por seguridad, lea atentamente la etiqueta y no tome una dosis mayor de la recetada. Tomar una dosis más alta o tomar el medicamento por más tiempo de lo recomendado puede aumentar su riesgo de tener efectos secundarios peligrosos.
  • No tome un AINE sin receta médica por más de 10 días sin hablar con su médico.

Motivos para dejar de tomar AINE

Los AINE pueden retrasar la sanación. Si usted presenta alguna de las siguientes señales de infección, deje de tomar la medicación:

  • Aumento del dolor
  • Piel caliente al tacto alrededor de la lesión o herida
  • Enrojecimiento o vetas rojizas que salen de la lesión o herida
  • Pus que se sigue formando en la herida
  • Fiebre sin ninguna otra causa
  • Ganglios inflamados por encima de la lesión o herida

Riesgos de los AINE

  • Los AINE pueden aumentar el riesgo de ataque cardíaco, ataque cerebral, reacciones cutáneas y sangrado estomacal e intestinal grave. Estos riesgos son mayores si toma los AINE en dosis más altas o durante más tiempo de lo recomendado.
  • La aspirina, a diferencia de otros AINE, puede ayudar a determinadas personas a reducir su riesgo de tener un ataque cardíaco o un ataque cerebral. Pero tomar aspirina no es adecuado para todo el mundo, dado que puede causar sangrado grave. Hable con su médico antes de empezar a tomar aspirina a diario.

Hable con su médico acerca de si los AINE son adecuados para usted. Las personas mayores de 65 años o que actualmente tienen una enfermedad cardíaca, estomacal, renal, hepática o intestinal corren un riesgo mayor de tener problemas. Para otras personas, los beneficios podrían superar los riesgos.

No tome AINE si alguna vez ha tenido una reacción alérgica a algún tipo de medicamento para el dolor.

Si usted está embarazada, tratando de quedar embarazada, o amamantando, hable con su médico antes de usar AINE. Es de especial importancia evitar usar AINE durante los últimos 3 meses del embarazo a menos que su médico se lo indique. Pueden causar problemas con el bebé o el parto.

Hable con su médico antes de tomar AINE si tiene:

  • Úlceras o antecedentes de sangrado estomacal o intestinal.
  • Dolor de estómago, malestar estomacal o acidez estomacal que perdura o regresa.
  • Anemia.
  • Problemas de sangrado.
  • Un hábito de tomar más de 3 bebidas alcohólicas al día. Esto aumenta su riesgo de sangrado en el estómago.
  • Presión arterial alta.
  • Enfermedad renal, hepática o cardíaca.
  • Cualquier afección de salud grave.

Hable con su médico antes de recurrir a AINE si toma:

  • Anticoagulantes.
  • Litio.
  • Diuréticos.
  • Medicamentos para la artritis o la diabetes.
  • Aspirina para proteger el corazón.
  • Cualquier otro fármaco.

No le dé aspirina a ninguna persona menor de 20 años debido al riesgo de síndrome de Reye, una enfermedad poco común pero grave.

Créditos

Revisado28 marzo, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: William H. Blahd Jr. MD, FACEP - Medicina de emergencia
E. Gregory Thompson MD - Medicina interna
Adam Husney MD - Medicina familiar
Martin J. Gabica MD - Medicina familiar
Kathleen Romito MD - Medicina familiar
David Messenger MD