Examen vaginal para el trabajo de parto prematuro

Saltar la barra de navegación

Generalidades del examen

Si tiene síntomas de trabajo de parto prematuro, su médico o enfermera-partera pueden examinarla palpándole el cuello uterino. Si sus contracciones continúan por un período de horas, podrían examinarla periódicamente para ver si se le está abriendo (dilatando) o afinando (borrando) el cuello uterino..

Estos exámenes le permiten a su profesional de la salud:

  • Determinar cuánto se ha abierto y borrado el cuello uterino.
  • Determinar cuánto ha descendido el bebé por el canal del parto (plano).
  • Revisar con un espéculo estéril si hay líquido saliendo por la vagina. Si hay presencia de líquido, este se examinará para determinar si es líquido amniótico, lo cual es una señal de que ha roto el saco amniótico (bolsa de las aguas).

Por qué se hace

Los exámenes vaginales se hacen cuando una mujer embarazada tiene:

  • Contracciones uterinas que pueden haber alterado el cuello uterino y que pueden indicar trabajo de parto prematuro. El cuello uterino puede abrirse y afinarse sin contracciones fuertes o dolorosas.
  • Presión en la pelvis o dolor de espalda inusuales.
  • Sangrado vaginal.

Resultados

El trabajo de parto prematuro se diagnostica cuando una mujer que está de 20 a 37 semanas de embarazo tiene contracciones uterinas y se le ha modificado el cuello uterino, como se ha observado con un examen vaginal.

El trabajo de parto prematuro no se diagnostica si se están produciendo las contracciones pero el cuello uterino no se está afinando ni dilatando (abriendo).

Para pensar

Cuándo no se hace un examen vaginal para evaluar si hay trabajo de parto prematuro

Cuando las membranas amnióticas se rompen temprano (ruptura prematura de las membranas antes de término o pPROM, por sus siglas en inglés), los exámenes con un espéculo estéril se usan lo mínimo posible y se evita el tacto vaginal. Esto es para reducir el riesgo de infectar el útero y el feto.

Cuando se sabe que la placenta está sobrepasando o cubriendo el cuello uterino (placenta previa), los exámenes vaginales se evitan totalmente. La alteración de la placenta puede provocar sangrado.

Créditos

Revisado: 29 mayo, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: Sarah A. Marshall, MD - Medicina familiar
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología, Endocrinología reproductiva