Alergia a un fármaco

Saltar la barra de navegación

Una alergia a un fármaco sucede cuando el sistema inmunitario del organismo reacciona excesivamente a una sustancia (alérgeno) en un medicamento que la persona ha tomado, que provoca una reacción alérgica. Los síntomas incluyen urticaria o ronchas, salpullido, hinchazón, enrojecimiento y ampollas.

Una alergia a un fármaco también puede causar enfermedad del suero (caracterizada por urticaria, dolor articular, fiebre y ganglios inflamados), fiebre alta y escalofríos, o anafilaxis, una reacción generalizada del organismo (sistémica) que es potencialmente mortal.

La penicilina es la causa más común de alergias a fármacos. Otros medicamentos que con frecuencia causan reacciones alérgicas incluyen las sulfamidas, algunos medicamentos para la presión arterial, vacunas, anticonvulsivos y antitiroideos para el hipertiroidismo.

El tratamiento incluye no tomar el medicamento que causa la reacción y tomar medicación que alivie los síntomas. En casos graves (anafilaxis), se necesita atención de emergencia.