Generalidades del tema

¿Es para usted este tema?

Este tema trata sobre la presión arterial alta que algunas mujeres tienen cuando están embarazadas. Para obtener información sobre la preeclampsia, una clase más grave de presión arterial alta, vea el tema Preeclampsia.

¿Qué es la presión arterial alta?

Es normal que la presión arterial suba y baje a lo largo del día. Pero si permanece alta, usted tiene presión arterial alta. Otro nombre para la presión arterial alta es hipertensión.

La presión arterial alta eleva el riesgo de ataque cerebral, ataque cardíaco y otros problemas. Usted y su médico hablarán sobre sus riesgos de estos problemas según su presión arterial.

Su médico le dará una meta para su presión arterial. Su meta estará basada en su salud y su edad.

Presión arterial durante el embarazo

Normalmente, la presión arterial de una mujer baja durante el segundo trimestre. Luego vuelve a ser normal para el final del embarazo.

Sin embargo, algunas mujeres tienen alta la presión arterial mientras están embarazadas. Es posible que tengan:

  • Presión arterial alta que comenzó antes del embarazo. Esto se llama presión arterial alta crónica. Por lo general, no desaparece después del nacimiento del bebé.
  • Presión arterial muy alta que comienza en el segundo o tercer trimestre. Esto se conoce como hipertensión gestacional. Por lo general, desaparece después del nacimiento del bebé.

A veces, la presión arterial alta durante el embarazo es la primera señal de preeclampsia. Esta afección puede ser peligrosa tanto para la madre como para el bebé.

Tener la presión arterial alta durante el embarazo no significa que usted vaya a tener preeclampsia. Pero sí implica que usted tiene que hacerse medir la presión arterial con frecuencia. Y tal vez necesite tratamiento.

¿Por qué es motivo de preocupación la presión arterial alta durante el embarazo?

Si usted tiene la presión arterial muy alta, esto podría impedir que su bebé obtenga suficiente sangre y oxígeno. Esto puede limitar el crecimiento del bebé o puede hacer que la placenta se desprenda del útero demasiado pronto. (Esto se llama desprendimiento prematuro de placenta). También puede provocar la muerte fetal.

¿Cuáles son los síntomas?

La presión arterial alta no suele causar síntomas. Probablemente se sienta bien, incluso si tiene la presión arterial muy alta.

Informe a su médico de inmediato si tiene cualquier señal de presión arterial muy alta o de preeclampsia, tales como:

  • Dolor de cabeza intenso.
  • Visión borrosa.
  • Dolor en la parte superior del abdomen.
  • Aumento rápido de peso de más de 2 libras (0.9 kg) en una semana o de 6 libras (2.7 kg) en un mes.

¿Cómo se diagnostica la presión arterial alta?

La presión arterial alta suele detectarse durante una visita prenatal. Esta es una razón por la que es tan importante acudir a todas las visitas prenatales.

En cada visita prenatal, su médico, enfermera o partera harán lo siguiente:

  • Revisarán su presión arterial. Un aumento súbito en la presión arterial a menudo es la primera señal de un problema.
  • Analizarán su orina para ver si contiene proteínas. Demasiada proteína en la orina es una señal de daño renal causado por preeclampsia.
  • Comprobarán su peso. Un aumento rápido del peso puede ser una señal de preeclampsia.

Si tiene la presión arterial alta mientras está embarazada, le harán exámenes con regularidad para comprobar la salud de su bebé. Estos pueden incluir:

  • Monitorización cardíaca fetal electrónica. Esta registra la frecuencia cardíaca de su bebé.
  • Ecografía fetal. Esta prueba se hace para revisar al bebé, la placenta y la cantidad de líquido amniótico.
  • Ecografía Doppler. Esta comprueba el funcionamiento de la placenta.

Si su médico opina que usted corre un alto riesgo de tener preeclampsia, podrían hacerle otras pruebas, que incluyen:

  • Análisis de sangre para detectar problemas como daño renal.
  • Una prueba de depuración de la creatinina para comprobar el funcionamiento de los riñones.

¿Cómo se trata?

Es posible que necesite tomar medicamentos si su médico cree que su presión arterial está demasiado alta. Los medicamentos que se utilizan para tratar la presión arterial alta durante el embarazo incluyen metildopa y nifedipina.

Algunos medicamentos comunes para la presión arterial no son seguros durante el embarazo. Si usted toma medicamentos para la presión arterial alta crónica:

  • Hable con su médico acerca de la seguridad de su medicamento antes de quedarse embarazada o tan pronto como sepa que está embarazada.
  • Asegúrese de que su médico tenga una lista completa de todos los medicamentos que toma.

Para reducir el riesgo de preeclampsia, su médico puede recomendarle que tome aspirina de dosis baja durante el segundo y el tercer trimestre del embarazo.

¿Qué puede hacer para cuidarse a sí misma?

Para ayudar a controlar la presión arterial y tener un embarazo saludable:

  • No fume. Esta es una de las mejores cosas que puede hacer para ayudar a su bebé a estar sano. Si necesita ayuda para dejar de fumar, hable con su médico.
  • Asegúrese de acudir a todas las citas prenatales para que su médico o partera puedan comprobar su presión arterial. Quizás también desee revisarse la presión arterial en casa.
  • Aumente de peso en la medida que sea saludable para usted. Su médico o su partera pueden ayudarle a fijar una buena meta en cuanto al peso durante el embarazo.
  • Si su médico lo autoriza, haga ejercicio en forma regular durante el embarazo. Caminar o nadar varias veces a la semana puede ayudar a bajar la presión arterial. Y es bueno para usted y su bebé.
  • Trate de mantener bajo su nivel de estrés. Esto puede ser difícil, en particular si usted sigue trabajando, tiene hijos pequeños o tiene un horario ajetreado. Pero trate de encontrar algo de tiempo para relajarse.

Información relacionada

Créditos

Revisado5 septiembre, 2018

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: Sarah Marshall MD - Medicina familiar
Adam Husney MD - Medicina familiar
Kathleen Romito MD - Medicina familiar
Elizabeth T. Russo MD - Medicina interna
Kirtly Jones MD - Obstetricia y ginecología