Generalidades de la prueba

La prueba de perfil biofísico (BPP, por sus siglas en inglés) determina la salud de su bebé (feto) durante el embarazo. La prueba de BPP puede incluir una cardiotocografía en reposo con monitorización cardíaca fetal electrónica y una ecografía fetal. El BPP mide la frecuencia cardíaca, el tono muscular, el movimiento y la respiración del bebé, y la cantidad de líquido amniótico alrededor del bebé.

El BPP se hace frecuentemente en el último trimestre del embarazo. Si existe alguna posibilidad de que su bebé pueda tener problemas durante el embarazo (embarazo de alto riesgo), se puede hacer un BPP en las semanas 32 a 34 o antes. Algunas mujeres con embarazos de alto riesgo pueden hacerse una prueba de BPP una o dos veces por semana en el tercer trimestre.

Por qué se hace

La prueba de perfil biofísico (BPP) se hace para:

  • Aprender sobre la salud de su bebé y observarla. Se usan métodos ecográficos especiales para registrar el movimiento, los aumentos en la frecuencia cardíaca con el movimiento (cardiotocografía en reposo), tono muscular, frecuencia respiratoria y la cantidad de líquido amniótico que rodea a su bebé. Si estas cinco áreas se hallan dentro de límites normales, se considera que su bebé está en buen estado de salud.
  • Revisar la salud de su bebé si usted tiene:
    • Hipertiroidismo.
    • Problemas de sangrado.
    • Lupus.
    • Enfermedad renal crónica.
    • Diabetes tipo 1 o diabetes gestacional.
    • Presión arterial alta (hipertensión).
    • Preeclampsia.
    • Poca cantidad de líquido amniótico (oligohidramnios) o demasiado líquido amniótico (polihidramnios).
    • Un embarazo múltiple (por ejemplo, gemelos o trillizos).
    • Un embarazo cuya fecha probable de parto ya ha pasado, es decir, está entre las semanas 40 y 42 de embarazo.

Cómo prepararse

Es posible que deba tener la vejiga llena para el examen. Si es así, se le pedirá que beba agua u otros líquidos justo antes de la prueba y que evite orinar antes o durante la prueba. Generalmente, las mujeres en el tercer trimestre no necesitan tener la vejiga llena.

Si fuma, se le pedirá que deje de fumar 2 horas antes de la prueba de cardiotocografía externa, ya que fumar disminuye la actividad de su bebé.

Hable con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, el modo en que se realizará o el significado de los resultados. Como ayuda para comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas ( ¿Qué es un documento PDF? ).

Cómo se hace

La mayoría de las veces, su obstetra realiza un perfil biofísico (BPP, por sus siglas en inglés). Pero puede realizarlo un auxiliar de ecografía o radiólogo. Un BPP puede tener lugar en el consultorio de su médico, un hospital o una clínica.

Una cardiotocografía en reposo con monitorización cardíaca fetal electrónica y una ecografía fetal se hacen como parte de un perfil biofísico. Una cardiotocografía en reposo ayuda a revisar la salud del bebé examinando la frecuencia cardíaca del bebé con movimiento.

Algunos médicos pueden usar un perfil biofísico modificado, el cual combina una cardiotocografía en reposo y mediciones del líquido amniótico.

Cardiotocografía en reposo

La cardiotocografía externa registra la frecuencia cardíaca de su bebé mientras su bebé se está moviendo y mientras no lo hace. Por lo general, se realiza justo antes de una ecografía fetal.

La cardiotocografía externa se realiza con dos dispositivos planos (sensores) que se ajustan al abdomen con cinturones elásticos. Un sensor usa ondas sonoras reflejadas (ultrasonido) para llevar un registro de la frecuencia cardíaca de su bebé; el otro mide la duración de sus contracciones. Los sensores se conectan a una máquina que registra la información. El latido cardíaco de su bebé podría escucharse como un pitido o imprimirse en una tabla.

Si su bebé se mueve o usted tiene una contracción, se le puede pedir que apriete un botón en la máquina. La frecuencia cardíaca de su bebé se registra y se compara con el registro de movimiento o con sus contracciones. Esta prueba suele durar alrededor de 30 minutos.

Ecografía fetal

A menudo, no es necesario que se quite la ropa para hacerse la ecografía; puede levantarse la blusa y bajar la cintura de su falda o pantalón. Si tiene puesto un vestido, se le dará un protector de tela o papel para cubrirse durante la prueba.

  • Es posible que deba tener la vejiga llena. Se le podría pedir que beba de 4 a 6 vasos de líquido (por lo general, jugo o agua) alrededor de una hora antes de la prueba. Tener la vejiga llena ayuda a transmitir las ondas sonoras y desplaza los intestinos de la zona del útero. Esto hace que la imagen de la ecografía sea más nítida.
    • No podrá orinar hasta que termine la prueba. Sin embargo, dígale al técnico en ecografía si tiene la vejiga tan llena que siente dolor.
    • Si la ecografía se realiza durante la etapa más avanzada del embarazo, es posible que no sea necesario tener la vejiga llena. El feto en crecimiento desplazará los intestinos.
  • Se deberá acostar boca arriba en una mesa de exploración acolchada. Si le falta el aire o se siente aturdida mientras se encuentra recostada boca arriba, es posible que eleven la parte superior de su cuerpo o que la ayuden a colocarse de costado.
  • Le esparcirán un gel sobre el abdomen.
  • Le presionarán un pequeño instrumento manual, llamado transductor, contra el gel en la piel y lo moverán varias veces por el abdomen. Es posible que pueda mirar el monitor para ver la imagen del feto durante la prueba.

Cuando termine la prueba, le limpiarán el gel de la piel. Puede orinar en cuanto finalice la prueba. La ecografía transabdominal dura alrededor de 30 a 60 minutos.

Los auxiliares de ecografía están capacitados para tomar imágenes de su feto, pero no pueden decirle si se ve normal o no. Su profesional de salud compartirá esta información con usted después de que las imágenes ecográficas hayan sido revisadas por un radiólogo o un perinatólogo.

Qué se siente

Estar acostada boca arriba (o de costado) durante la prueba puede resultar incómodo. Durante una ecografía fetal, es posible que tenga una sensación de presión en la vejiga. Es posible que el gel se sienta frío en cuanto se lo aplican en el abdomen. Sentirá una leve presión causada por el transductor a medida que se desliza por el abdomen.

Riesgos

Existen muy pocas probabilidades de que la madre o el bebé tengan algún problema debido al perfil biofísico (BPP). Sin embargo, es posible que se sienta ansiosa si la ecografía revela un problema con su embarazo o su bebé. Una cardiotocografía en reposo podría mostrar falsamente que hay sufrimiento fetal cuando el bebé está realmente sano.

Resultados

Un perfil biofísico (BPP, por sus siglas en inglés) mide la salud de su bebé (feto) durante el embarazo. Los resultados son puntajes de cinco mediciones en un período de observación de 30 minutos. Cada medición tiene un puntaje de 2 puntos si es normal y 0 puntos si no es normal.

Algunos BPP no incluyen todas las mediciones. Cuando se realizan las cinco mediciones, un puntaje de 8 o 10 puntos significa que su bebé es saludable. Un puntaje de 6 u 8 puntos significa que tal vez tengan que hacerle la prueba nuevamente en 12 o 24 horas. Un puntaje de 4 o menos puede significar que el bebé está teniendo problemas. Se recomendarán pruebas adicionales.

Qué afecta esta prueba

Es posible que no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles por diversos motivos, entre los que se incluyen:

  • El bebé está en una posición que dificulta realizar la ecografía.
  • No poder permanecer inmóvil durante todo el procedimiento, lo que puede causar que la imagen de su bebé no sea clara.
  • Tener sobrepeso, lo que puede dificultar la correcta colocación del dispositivo de control externo.
  • Una infección de usted o de su bebé.
  • Niveles bajos (hipoglucemia) o altos (hiperglucemia) de azúcar en la sangre.
  • Tomar medicamentos, como sulfato de magnesio.
  • Administración de esteroides para que maduren los pulmones del bebé.
  • Usar alcohol o drogas ilegales, como la cocaína.
  • En raras ocasiones, la materia fecal (heces) o el aire en los intestinos o en el recto interfieren en la ecografía fetal.

Para pensar

  • El perfil biofísico incluye una cardiotocografía en reposo con monitorización cardíaca fetal electrónica y una ecografía fetal.
  • Si los resultados no son normales, puede ser recomendable hacer más pruebas, como una cardiotocografía con contracciones. Para saber más, vea el tema Cardiotocografía con contracciones.
  • Si existe la posibilidad de que usted o su bebé puedan tener problemas durante el embarazo, es posible que le hagan una prueba de perfil biofísico una o dos veces por semana durante las últimas 12 semanas del embarazo. Sus probabilidades de tener problemas pueden ser mayores si tiene:
  • Se puede hacer un perfil biofísico después de una lesión, por ejemplo, un accidente automovilístico o una caída. Es posible que su médico recomiende más pruebas de BPP durante el resto del embarazo.

Referencias

Otras obras consultadas

  • American College of Obstetricians and Gynecologists (1999, reaffirmed 2009). Antepartum fetal surveillance. ACOG Practice Bulletin No. 9. Obstetrics and Gynecology, 94(4): 1–11.
  • Fischbach F, Dunning MB III (2015). A Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 9th ed. Philadelphia: Wolters Kluwer Health.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2014). Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 5th ed. St. Louis: Mosby.

Créditos

Revisado29 mayo, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: Sarah Marshall MD - Medicina familiar
Kathleen Romito MD - Medicina familiar
Adam Husney MD - Medicina familiar
William Gilbert MD - Medicina materno-fetal
Femi Olatunbosun MB, FRCSC - Obstetricia y ginecología