Los glóbulos blancos protegen al cuerpo contra las infecciones. Los tipos de glóbulos blancos incluyen neutrófilos, neutrófilos en banda, linfocitos, monocitos y eosinófilos.

Cada tipo de glóbulo blanco tiene un papel diferente en la protección del cuerpo. Las cantidades de cada tipo de glóbulos blancos proporcionan información importante sobre el sistema inmunitario. Tener demasiados o muy pocos de los diferentes tipos de glóbulos blancos puede ser señal de una infección, una reacción alérgica o tóxica a medicamentos o sustancias químicas, y de muchas afecciones, como la leucemia.

Revisado19 diciembre, 2018

Autor: El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Brian Leber, MDCM, FRCPC - Hematología