La placenta adherida es la adherencia anormal de una parte o la totalidad de la placenta a la superficie de la pared del útero. La placenta proporciona soporte vital al feto en crecimiento.