Síndrome antifosfolipídico y embarazo

Saltar la barra de navegación

Generalidades del tema

El síndrome antifosfolipídico es una enfermedad autoinmunitaria poco común que se ha vinculado estrechamente con algunos casos de aborto espontáneo recurrente. Este síndrome aumenta la coagulación de la sangre. Puede causar coágulos sanguíneos peligrosos (trombosis) y problemas con la circulación sanguínea. En algunas mujeres, la única señal de esta afección es un aborto espontáneo temprano. O, más adelante en el embarazo, la mujer puede perder el bebé debido a un mal funcionamiento de la placenta, o puede tener preeclampsia.

Las mujeres embarazadas que tienen síndrome antifosfolipídico son tratadas con medicamentos para prevenir la formación de coágulos de sangre a fin de evitar problemas con la coagulación y la pérdida del embarazo. Estos medicamentos pueden incluir heparina, aspirina o ambas.

Otros tipos de trastornos de la coagulación pueden causar problemas similares con el embarazo. Su médico puede hacerle pruebas para detectar trastornos de la coagulación sanguínea.

Información relacionada

Créditos

Revisado: 29 mayo, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: Sarah A. Marshall, MD - Medicina familiar
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Rebecca Sue Uranga, MD - Obstetricia y ginecología