Generalidades del tema

¿Es para usted este tema?

Este tema trata sobre la pérdida de un bebé antes de las 20 semanas de embarazo. Para obtener información sobre la pérdida de un bebé después de 20 semanas de embarazo, pero antes de que nazca el bebé, vea el tema Muerte fetal.

¿Qué es un aborto espontáneo?

Un aborto espontáneo es la pérdida de un embarazo en el transcurso de las primeras 20 semanas. Por lo general, es la manera que tiene el cuerpo para terminar un embarazo que ha tenido un mal comienzo. La pérdida de un embarazo puede ser muy difícil de aceptar. Quizá se pregunte por qué sucedió o se culpe. Pero un aborto espontáneo no es culpa de nadie y usted no puede prevenirlo.

Los abortos espontáneos son muy comunes. De las mujeres que ya saben que están embarazadas, alrededor de 1 de cada 6 tiene un aborto espontáneo.nota 1 También es común que las mujeres tengan abortos espontáneos incluso antes de saber que están embarazadas.

¿Qué causa un aborto espontáneo?

La mayoría de los abortos espontáneos ocurren debido a que el óvulo fertilizado en el útero no se desarrolla con normalidad. Un aborto espontáneo no es causado por el estrés, por el ejercicio ni por las relaciones sexuales. En muchos casos, los médicos desconocen la causa del aborto espontáneo.

El riesgo de un aborto espontáneo es menor después de las primeras 12 semanas del embarazo.

¿Cuáles son los síntomas comunes?

Las señales comunes de un aborto espontáneo incluyen:

  • Sangrado de la vagina. El sangrado puede ser leve o abundante, constante o puede aparecer y luego desaparecer. Algunas veces, puede ser difícil saber si el sangrado leve es una señal de aborto espontáneo o no. Pero si usted tiene sangrado con dolor, las probabilidades de un aborto espontáneo son mayores.
  • Dolor en el abdomen, en la parte baja de la espalda o en la pelvis.
  • Tejido que se elimina de la vagina.

¿Cómo se diagnostica un aborto espontáneo?

Llame a su médico si cree que está teniendo un aborto espontáneo. Si los síntomas y un examen pélvico no indican si usted está teniendo o no un aborto espontáneo, su médico puede realizar pruebas para ver si usted todavía está embarazada.

¿Cómo se trata?

Ningún tratamiento puede detener un aborto espontáneo. Mientras usted no tenga una pérdida de sangre importante, fiebre, debilidad ni otras señales de infección, puede dejar que el aborto espontáneo siga su propio curso. Esto puede tardar varios días.

Si usted tiene sangre tipo Rh negativo, necesitará una inyección de Rhogam. Esto previene problemas en embarazos futuros. Si usted no se realizó un examen del grupo sanguíneo, necesitará realizarse un análisis de sangre para averiguar si usted es Rh negativo.

Muchos abortos espontáneos llegan a su fin solos. Pero, a veces, se necesita tratamiento. Si usted está teniendo un aborto espontáneo, colabore con su médico para estar alerta y para prevenir problemas. Si el útero no se limpia en forma suficientemente rápida, podría perder demasiada sangre o podría tener una infección. En este caso, el uso de medicamentos o un procedimiento que se llama dilatación y legrado pueden eliminar más rápidamente el tejido del útero.

Un aborto espontáneo no ocurre de una sola vez. Por lo general, tiene lugar durante varios días y los síntomas varían. A continuación, le indicamos algunos consejos para manejar un aborto espontáneo:

  • Use toallas sanitarias en lugar de tampones. Es normal tener sangrado vaginal leve o moderado durante 1 o 2 semanas. Puede ser similar o un poco más intenso que el período menstrual habitual. Debería tener menos sangrado después de una semana. Puede usar tampones durante el siguiente período menstrual, el cual debería llegar al cabo de 3 a 6 semanas.
  • Tome acetaminofén (Tylenol) para los cólicos (retortijones). Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta. Podría sentir cólicos durante varios días después del aborto espontáneo.
  • Siga una dieta equilibrada alta en hierro y vitamina C. Es posible que tenga niveles bajos de hierro debido a la pérdida de sangre. Entre los alimentos ricos en hierro se encuentran las carnes rojas, los mariscos, los huevos, los frijoles (habichuelas) y las verduras de hoja. Los alimentos con alto contenido de vitamina C incluyen los cítricos, los tomates y el brócoli. Hable con su médico acerca de si usted necesita tomar pastillas de hierro o un multivitamínico.
  • Hable con su familia, con sus amigos o con un consejero si tiene problemas para manejar la pérdida de su embarazo. Si usted se siente muy triste o deprimida durante más de un par de semanas, hable con un consejero o con su médico.
  • Hable con su médico acerca de cualquier plan futuro de embarazo. Si usted no quiere quedar embarazada, consulte a su médico acerca de las opciones de anticonceptivos.

Después de un aborto espontáneo, ¿se corre el riesgo de volver a tener un aborto espontáneo?

El aborto espontáneo suele ser un hecho casual, no una señal de un problema recurrente. Si usted ha tenido un aborto espontáneo, sus probabilidades de tener embarazos exitosos en el futuro son buenas. No es habitual tener tres o más abortos espontáneos seguidos. Pero si usted los tiene, su médico puede realizar pruebas para ver si los abortos espontáneos podrían deberse a un problema de salud.

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.

Síntomas

Los síntomas de un aborto espontáneo incluyen:

  • Sangrado vaginal que puede ser leve o abundante, constante o irregular. A pesar de que el sangrado es a menudo la primera señal de un aborto espontáneo, el sangrado durante el primer trimestre también puede ocurrir en el caso de un embarazo normal. Pero el sangrado con dolor es una señal de que el aborto espontáneo tiene más probabilidades de ocurrir.
  • Dolor. Es posible que tenga retortijones pélvicos, dolor abdominal o un dolor persistente y sordo en la parte baja de la espalda. El dolor podría comenzar a las pocas horas o incluso después de varios días de haber comenzado el sangrado.
  • Coágulos de sangre o tejido grisáceo (fetal) que se eliminan de la vagina.

No siempre es fácil determinar si está ocurriendo o no un aborto espontáneo. A menudo, un aborto espontáneo no ocurre como un hecho aislado sino como una cadena de eventos durante varios días. La experiencia física de una mujer respecto de un aborto espontáneo puede ser muy diferente de la experiencia de otra mujer.

Factores de riesgo para abortos espontáneos

Cosas que pueden aumentar el riesgo de que tenga un aborto espontáneo incluyen:

  • Su edad, especialmente si tiene 35 años o más.
  • Antecedentes de abortos espontáneos recurrentes (tres o más).
  • Síndrome de ovario poliquístico, el cual puede causar problemas de ovulación, obesidad, niveles elevados de hormonas masculinas y un mayor riesgo de diabetes.
  • Determinadas infecciones bacterianas o virales durante el embarazo.
  • Un trastorno de la coagulación como el síndrome del anticuerpo antifosfolípido.
  • Problemas con la estructura del útero (como el útero con un tabique o septo).
  • Exposición a sustancias químicas peligrosas o ciertos medicamentos.
  • La edad del padre, especialmente si es mayor de 35 años.
  • El consumo de alcohol, el hábito de fumar cigarrillos o el consumo de cocaína durante el embarazo.
  • Consumo excesivo de cafeína durante el embarazo.

Es normal que se pregunte si usted hizo algo que causó el aborto espontáneo. Es importante saber que la mayoría de los abortos espontáneos ocurren debido a que el óvulo fecundado en el útero no se desarrolla con normalidad y no por algo que haya hecho usted. El estrés, así como el ejercicio y las relaciones sexuales no son causa del aborto espontáneo.

Exámenes y pruebas

Un aborto espontáneo se diagnostica mediante:

  • Un examen pélvico, que le permite al médico ver si el cuello uterino se está abriendo (dilatando) o si hay tejido o sangre en la abertura del cuello uterino o en la vagina.
  • Un análisis de sangre, que revisa el nivel de la hormona del embarazo llamada gonadotropina coriónica humana (hCG, por sus siglas en inglés). Su médico puede tomar diversas mediciones de los niveles de hCG durante algunos días para determinar si su embarazo continúa avanzando.
  • Una ecografía, que le ayuda a su médico a determinar si el saco amniótico está intacto, a detectar un latido cardíaco fetal y a calcular la edad del feto.

Si no se le ha realizado un análisis de sangre anteriormente, se le podría realizar uno para ver si usted tiene sangre tipo Rh negativo.

Abortos espontáneos recurrentes. Si usted ha tenido tres o más abortos espontáneos, su médico puede realizar pruebas para detectar las posibles causas, que incluyen:

Generalidades del tratamiento

No existe ningún tratamiento que pueda detener un aborto espontáneo. Mientras no tenga una gran pérdida de sangre, fiebre, debilidad ni otras señales de infección, puede dejar que el aborto siga su curso. Esto puede tardar varios días.

Si su grupo sanguíneo es Rh negativo, necesitará una inyección de Rhogam de dosis baja. Esto previene problemas en embarazos futuros. Su médico puede realizarle un análisis de sangre para ver si su sangre es tipo Rh negativo.

Si el aborto espontáneo está causando un dolor o sangrado intensos, o lleva más tiempo del que usted quisiera, hable con su médico acerca de la posibilidad de usar algún medicamento o de recurrir a una cirugía (como un procedimiento que se llama dilatación y legrado) para limpiar el útero.

Un obstetra, un médico de medicina familiar o una enfermera partera certificada pueden manejar un aborto espontáneo.

Amenaza de aborto espontáneo

Si usted tiene sangrado vaginal, pero las pruebas sugieren que su embarazo continúa avanzando, es posible que su médico le recomiende:

  • Reposo. Es posible que le recomienden evitar el coito (reposo pélvico) y la actividad intensa por un tiempo. Su médico puede recomendarle reposo en cama. Pero ninguna investigación ha demostrado que estos tratamientos impidan un aborto espontáneo.nota 2
  • Tomar progesterona. Su médico puede sugerirle tratamiento con progesterona. Las investigaciones indican que podría ser beneficioso para algunas mujeres.nota 2
  • Evitar AINE. Podrían recomendarle evitar aspirina u otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como ibuprofeno. Solo use acetaminofén, como Tylenol, para analgésicos (medicamentos para el dolor) de venta libre.

Ningún tratamiento ha demostrado que puede detener un aborto espontáneo. Si usted ha tenido un aborto espontáneo, no hay nada que pudiera haber hecho para impedirlo.

Aborto espontáneo incompleto

Algunas veces, la totalidad o una parte del tejido fetal permanece en el útero después de un aborto espontáneo. Esto se llama aborto espontáneo incompleto (aborto espontáneo retenido). Si su médico determina que usted ha tenido un aborto espontáneo incompleto, usted tendrá una o más opciones de tratamiento:

  • Espera vigilante. Este período de espera, llamado tratamiento expectante, permite que el aborto espontáneo termine naturalmente mientras su médico observa si se producen complicaciones y las trata.
  • Medicamento. Usar misoprostol provoca el vaciamiento del útero.
  • Dilatación y legrado (D y C). La dilatación y legrado o el legrado por aspiración vacía el útero de tejido. Estas cirugías ofrecen los tratamientos más rápidos para un aborto espontáneo.

Inquietudes adicionales sobre los tratamientos

Si su sangrado es abundante, se le realizará una prueba para detectar anemia, y recibirá tratamiento de ser necesario.

En muy pocas ocasiones, la extracción del útero (histerectomía) es necesaria en el caso de mujeres que tienen un sangrado muy grave e incontrolable o una infección grave que no se cura con antibióticos.

Después de un aborto espontáneo

Si usted planea quedar embarazada nuevamente, consulte con su médico.

Sus probabilidades de tener un embarazo exitoso son buenas, aun si usted ha tenido uno o dos abortos espontáneos.

Si usted ha tenido tres o más abortos espontáneos (abortos espontáneos recurrentes), su médico puede sugerirle que se realice más pruebas para poder detectar la causa.

Tratamiento en el hogar

No hay nada que usted pueda hacer para prevenir un aborto espontáneo. Por lo general, es la manera que tiene el cuerpo para terminar un embarazo que ha tenido un mal comienzo, a menudo en la etapa más temprana de la división celular.

Es importante estar alerta a los síntomas de un aborto espontáneo para que pueda procurar obtener una evaluación médica. Si usted tiene síntomas de un aborto espontáneo, evite la actividad sexual (lo cual se llama reposo pélvico) y la actividad extenuante hasta que sus síntomas hayan sido evaluados por un médico.

Llame al 911 en cualquier momento que considere que necesita atención de urgencia. Por ejemplo, llame si:

  • Tiene un dolor intenso y repentino en el abdomen o la pelvis.
  • Se desmayó (perdió el conocimiento).
  • Tiene sangrado vaginal intenso.

Llame a su médico ahora mismo o busque atención médica de inmediato si:

  • Está mareada o aturdida, o siente que se está por desmayar.
  • Tiene un dolor nuevo o peor en el abdomen o la pelvis.
  • Su sangrado vaginal está empeorando.
  • Tiene un aumento de dolor en la zona vaginal.
  • Tiene fiebre.

Preste especial atención a cambios en su salud, y asegúrese de comunicarse con su médico si:

  • Tiene una secreción vaginal nueva o peor.
  • No mejora como se espera.

Cómo sobrellevar un aborto espontáneo

Es normal que pase por un proceso de duelo después de un aborto espontáneo, sin importar la duración de su embarazo. Culpa, ansiedad y tristeza son reacciones comunes y normales después de un aborto espontáneo. También es normal querer saber el motivo por el cual ocurrió un aborto espontáneo. En la mayoría de los casos, un aborto espontáneo es un hecho natural que no podría haberse prevenido.

Para ayudar a que usted y su familia sobrelleven la pérdida, considere la posibilidad de reunirse con un grupo de apoyo, leer acerca de las experiencias de otras madres y hablar con sus amigos o con un consejero o miembro del clero. Para obtener más información, vea el tema Dolor y duelo.

Es posible que su librería o su biblioteca local tengan libros sobre cómo sobrellevar un aborto espontáneo. También, su médico será capaz de tratar sus preguntas e inquietudes acerca del aborto espontáneo.

La intensidad y la duración de la aflicción varían según cada mujer. Pero la mayoría de las mujeres sienten que pueden retornar a las exigencias de la vida diaria en un plazo relativamente breve. La pérdida y los cambios hormonales, que son el resultado de un aborto espontáneo, pueden causar síntomas de depresión, como sentirse triste y desesperanzada y perder interés en actividades diarias. Es importante que llame a su médico si tiene síntomas de depresión que se extienden durante más de un par de semanas.

Para la mayoría de las mujeres que han tenido un aborto espontáneo, es posible un embarazo saludable. Esto es cierto incluso después de tener abortos espontáneos repetidos. Si usted quiere quedar embarazada de nuevo, consulte con su médico o con la enfermera partera.

Créditos

Revisado29 mayo, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: Sarah Marshall MD - Medicina familiar
Kathleen Romito MD - Medicina familiar
Adam Husney MD - Medicina familiar
Femi Olatunbosun MB, FRCSC - Obstetricia y ginecología

Referencias

Citas bibliográficas

  1. National Institute of Child Health and Human Development (2010). Research on Miscarriage and Stillbirth. Available online: http://www.nichd.nih.gov/womenshealth/research/pregbirth/miscarriage_stillbirth.cfm.
  2. American College of Obstetricians and Gynecologists (2018). Early pregnancy loss. ACOG Practice Bulletin No. 200. Obstetrics and Gynecology, published online August 28, 2018. DOI: 10.1097/AOG.0000000000002899. Accessed September 13, 2018.

Otras obras consultadas

  • American College of Obstetricians and Gynecologists (2011). Antiphospholipid syndrome. ACOG Practice Bulletin No. 118. Obstetrics and Gynecology, 117(1): 192–199.
  • American College of Obstetricians and Gynecologists (2018). Early pregnancy loss. ACOG Practice Bulletin No. 200. Obstetrics and Gynecology, published online August 28, 2018. DOI: 10.1097/AOG.0000000000002899. Accessed September 13, 2018.
  • Dempsey A, Davis A (2008). Medical management of early pregnancy failure: How to treat and what to expect. Seminars in Reproductive Medicine, 26(5): 401–410.
  • National Institute of Child Health and Human Development (2010). Research on Miscarriage and Stillbirth. Available online: http://www.nichd.nih.gov/womenshealth/research/pregbirth/miscarriage_stillbirth.cfm.
  • Porter TF, et al. (2008). Early pregnancy loss. In RS Gibbs et al., eds., Danforth's Obstetrics and Gynecology, 10th ed., pp. 62–70. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Wahabi HA, et al. (2018). Progestogen for treating threatened miscarriage. Cochrane Database of Systematic Reviews, (8). DOI: 10.1002/14651858.CD005943.pub5. Accessed September 7, 2018.