Generalidades de la cirugía

Los implantes mamarios son una manera de recrear la forma de un seno (mama) después de la extracción parcial o total de un seno (mastectomía) debido al cáncer.

Hay varios tipos de implantes disponibles. Algunos de los implantes más comunes tienen una cápsula de silicona blanda rellena con solución salina (agua salada) o gel de silicona. La silicona puede crear un seno con aspecto más natural, porque su peso y textura se parecen más al tejido mamario.

La reconstrucción mamaria generalmente requiere más de una cirugía. A veces se coloca un implante durante la misma operación en la que se hace la mastectomía. Pero, a menudo, el médico primero colocará un expansor de tejido debajo de la piel. Se agrega solución salina (o aire) al expansor cada 1 o 2 semanas para ayudar a estirar la piel. Esto podría tardar varios meses. Cuando se alcanza el tamaño correcto, se quita el expansor y se coloca un implante. El pezón y la zona más oscura que lo rodea (areola) se crean más adelante.

La cirugía de implante es llevada a cabo por un cirujano plástico. El cirujano de seno que le hace la mastectomía puede remitirla a un cirujano plástico con capacitación especial en reconstrucción mamaria.

Usted se reunirá con el cirujano plástico antes de la mastectomía para hablar del mejor procedimiento para usted. Él o ella podrá recomendarle el tipo de implante que sea más adecuado para su tipo constitucional.

Antes de someterse a esta o cualquier otra operación, tal vez desee consultar con otro cirujano para obtener una segunda opinión.

Qué esperar después de la cirugía

La cirugía de implante mamario suele hacerse con anestesia general, de modo que usted duerme durante el procedimiento. Cuando usted se despierte de la operación, tendrá vendajes sobre los lugares de la cirugía, y podría usar un sostén especial que mantiene las vendas en su lugar. Es posible que le pongan tubos de drenaje para recolectar líquido y evitar que este se acumule alrededor del sitio de la cirugía.

Si se le coloca el implante al mismo tiempo que se le hizo la mastectomía, tal vez permanezca en el hospital por 2 o 3 días. Si el implante se coloca más adelante, probablemente pueda irse a su casa el mismo día.

La mayoría de las mujeres tienen dolor, enrojecimiento e hinchazón en el seno después de la cirugía de implante. Quizá necesite analgésicos (medicamentos para el dolor) durante una o dos semanas. El médico le dará instrucciones sobre cómo cuidarse la incisión. Es posible que su médico también le recete antibióticos para ayudar a prevenir infecciones.

Tal vez pueda volver al trabajo o a su rutina normal al cabo de 3 a 6 semanas o más pronto. La mayoría de las mujeres necesitan evitar hacer actividad intensa por varias semanas.

Por qué se hace

La cirugía de implante mamario puede hacerse para restaurar la apariencia de un seno después una mastectomía. También puede hacerse para mujeres que tienen problemas de desarrollo mamario.

La reconstrucción mamaria puede ayudar a una mujer a sentirse mejor sobre su aspecto. Algunas mujeres dicen que les ayuda a sentirse mejor acerca de su cuerpo, con más vida, femeninas y sensuales, y más felices con su vida.

Eficacia

Los implantes mamarios funcionan mejor para mujeres que tienen senos pequeños (copa A o B) o para mujeres que se han extirpado ambos senos (mastectomía bilateral).

En comparación con la cirugía con colgajo de tejido para la reconstrucción mamaria, el implante mamario requiere una operación más corta y tiene un tiempo de recuperación más rápido.

Un implante mamario probablemente tenga que reemplazarse en algún momento. Algunos implantes han durado de 20 a 30 años, pero eso no es común. Esto significa que algún día probablemente tenga que operarse para cambiar el implante.

Riesgos

Muchos de los riesgos asociados con la reconstrucción mamaria son los mismos de cualquier cirugía: infección, sanación deficiente de las heridas, sangrado o una reacción a la anestesia usada en la cirugía.

Otros riesgos de los implantes de seno incluyen:

  • Contractura capsular. Ocurre cuando el tejido cicatricial que rodea el implante se endurece y comienza a apretar el implante. Podría ser necesario operar para extraer el tejido cicatricial o sustituir el implante.
  • Cambios en el implante. La actividad normal o una lesión en el seno pueden dañar el implante, provocando una fuga o rotura o haciendo que se desinfle. Con el tiempo, es posible que el implante se endurezca, forme ondulaciones o que cambie de posición o de forma. Puede ser necesario operar para extraer el implante y sustituirlo si ocurre cualquiera de estos cambios.
  • Resultados que no se ven perfectos.
  • Senos desiguales. Los senos con implantes no se caen con la edad al igual que los senos naturales. Esto podría ser un problema si usted tiene solo un implante mamario.
  • Implantes de silicona que tienen derrame. Los implantes de silicona pueden tener un derrame dentro del organismo sin causar ningún síntoma.

Algunas mujeres tienen un riesgo más alto de problemas por la cirugía. Esto incluye a las mujeres que:

  • Son obesas.
  • Tienen presión arterial alta.
  • Tienen diabetes.
  • Fuman.
  • No están en buen estado de salud.

Para pensar

Es importante que sepa que los senos se verán diferentes después de la cirugía. Su nuevo seno podría sentirse más firme y verse más redondo o aplanado que el otro. Algunas mujeres se operan el otro seno para hacer que se vean lo más parecidos posible. Otras mujeres hallan que usar un sostén oculta las diferencias.

Las incisiones dejarán cicatrices en los senos. Estas serán menos visibles con el tiempo. El cirujano tratará de hacer incisiones que dejen la menor cantidad de cicatrices posible.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (U.S. Food and Drug Administration o FDA, por sus siglas en inglés) supervisa la seguridad de los implantes mamarios. La FDA informa que tanto los implantes mamarios con solución salina como los que tienen silicona parecen ser seguros.

Para obtener más información sobre la seguridad de los implantes mamarios, vea el sitio web de la FDA en www.fda.gov/breastimplants (en inglés).

Si tiene un seguro que le cubrió la mastectomía, probablemente también le cubra la reconstrucción mamaria. Consulte con su compañía de seguros para averiguar cuáles serán sus costos. Si está pensando en colocarse un implante de silicona, le conviene averiguar si su seguro pagará por el costo de las resonancias magnéticas de seguimiento.

Créditos

Revisado19 diciembre, 2018

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: Sarah Marshall MD - Medicina familiar
Adam Husney MD - Medicina familiar
Kathleen Romito MD - Medicina familiar
Laura S. Dominici MD - Cirugía general, Oncología quirúrgica de mama