La remisión se refiere a los períodos de tiempo en que una persona con una enfermedad a largo plazo no tiene síntomas. Durante una remisión, una persona vuelve a su estado de salud habitual.