Un opioide es un medicamento que puede inhibir la percepción del dolor y calmar la respuesta emocional de una persona al dolor reduciendo el efecto de las señales de dolor enviadas por el sistema nervioso. Los opioides (también llamados opiáceos o narcóticos) producen una sensación de bienestar (euforia) y causan cambios en el estado de ánimo, pensamiento confuso y sueño profundo.

Los efectos secundarios de los opioides pueden incluir estreñimiento y náuseas. El uso frecuente de los opioides puede volver dependiente de ellos a una persona.

Los opioides legales recetados comúnmente incluyen codeína y morfina. La heroína es un ejemplo de opioide ilegal.