El melanoma es el tipo más grave de cáncer de piel. Comienza cuando las células de la piel que producen pigmento (melanocitos) se vuelven anormales y crecen sin control.

El melanoma suele verse como un lunar plano marrón o negro que tiene bordes irregulares o desparejos. La mayoría de los melanomas aparecen como una nueva mancha o crecimiento en la piel. Pero pueden formarse en un lunar u otra marca en la piel ya existente. El tratamiento funciona mejor cuando se detecta el melanoma en forma temprana.