Intolerancia a la lactosa

Saltar la barra de navegación

La intolerancia a la lactosa significa que su cuerpo no puede digerir la lactosa, un azúcar que se encuentra en los productos lácteos. Causa gas, dolor abdominal y abotagamiento. Usted puede reducir el malestar evitando productos lácteos, usando productos con contenido reducido de lactosa o tomando un suplemento que le ayude a digerir la lactosa.

La intolerancia a la lactosa no es lo mismo que una alergia a la leche.