La insulina es una hormona producida en el páncreas, que permite que el azúcar (glucosa) entre en las células del cuerpo, donde se usa para obtener energía. También ayuda al cuerpo a almacenar energía adicional en las células de los músculos, la grasa y el hígado.

La diabetes se presenta si el cuerpo no produce suficiente cantidad de insulina, no usa la insulina en forma adecuada, o por ambas razones.