La insuficiencia cardíaca implica que el músculo del corazón no bombea tanta sangre como el cuerpo necesita. Con el tiempo, esto hace que se acumule líquido en el cuerpo, y usted tiene síntomas como hinchazón en las piernas y una sensación de debilidad y falta de aire.

La insuficiencia cardíaca suele empeorar con el tiempo. Pero el tratamiento puede retrasar la enfermedad y ayudarle a sentirse mejor y vivir más tiempo.