Anestesia general, regional y local

Saltar la barra de navegación

La anestesia es una manera de controlar el dolor usando medicamentos anestésicos. Los anestésicos se usan para adormecer una zona específica del cuerpo (anestesia local y regional) o hacer que la persona esté inconsciente y no tenga dolor durante un procedimiento como una cirugía (anestesia general).

  • La anestesia local adormece solamente una zona pequeña de tejido donde se va a realizar un procedimiento menor.
  • La anestesia regional adormece un parte más grande (pero todavía limitada) del cuerpo y no hace que la persona esté inconsciente. A veces se añade un medicamento para ayudar a la persona a relajarse o dormirse. La anestesia intradural y la epidural son ejemplos de anestesia regional.
  • La anestesia general afecta todo el cuerpo y hace que la persona esté inconsciente. La persona inconsciente tiene desconocimiento total de lo que está ocurriendo y no siente dolor de la cirugía o el procedimiento. Los medicamentos de la anestesia general pueden inyectarse en una vena o inhalarse.

El tipo de anestesia usado depende del procedimiento y de la salud, la edad y las preferencias de la persona. Los niños pequeños generalmente no pueden quedarse quietos durante la cirugía y necesitan anestesia general. Las personas con ciertos problemas de salud eligen anestesia local o regional cuando es una opción, porque plantean menos riesgos que la anestesia general en algunas situaciones. Las operaciones largas o difíciles pueden requerir anestesia general.

Una persona que elige anestesia local o regional debe ser capaz de mantenerse quieta y permanecer tranquila durante la operación. Puede administrarse un medicamento como ayuda para relajarse.