Las verrugas genitales son crecimientos en la piel de los genitales o el ano o alrededor de ellos. Son causadas por un virus que se transmite por contacto sexual. Las verrugas genitales pueden seguir creciendo y propagándose, o pueden desaparecer con o sin tratamiento. Frecuentemente reaparecen después del tratamiento.