Se conoce como feto al bebé que crece en el útero a partir de haber transcurrido 10 semanas completas desde el último período menstrual de la mujer embarazada hasta que se produce el nacimiento.