Resistencia a los medicamentos o resistencia a los antibióticos

Saltar la barra de navegación

La resistencia a los medicamentos (como la resistencia a los antibióticos) ocurre cuando los organismos que causan una enfermedad mutan a lo largo del tiempo y se adaptan de manera que pueden sobrevivir a la exposición a un medicamento que anteriormente los eliminaba o controlaba.

Muchas clases de bacterias se han vuelto resistentes a antibióticos comunes que fueron diseñados para eliminarlas. Estas bacterias se llaman bacterias resistentes a los antibióticos. Por ejemplo, varias cepas de las bacterias que causan la tuberculosis, la otitis, y las infecciones de los senos paranasales y los pulmones ya no pueden ser destruidas por muchos antibióticos. Otras enfermedades, como el paludismo y la gonorrea, también tienen cepas de organismos resistentes a medicamentos.

El uso frecuente o incorrecto de antibióticos conduce al desarrollo de bacterias resistentes a los medicamentos. Por ejemplo, tomar antibióticos cuando podrían no necesitarse, usarlos para una infección que no es bacteriana (como un resfriado) o no tomar todo el antibiótico como ha sido indicado puede alentar el desarrollo de cepas de bacterias resistentes a antibióticos.




La Enciclopedia de salud contiene información general de salud. No todos los tratamientos o servicios descritos son beneficios cubiertos para los miembros de Kaiser Permanente ni se ofrecen como servicios de Kaiser Permanente. Para obtener una lista de beneficios cubiertos, consulte su Evidencia de cobertura o Descripción resumida del plan. Para los tratamientos recomendados, consulte con su proveedor de atención médica.