La cirugía de injerto de derivación de las arterias coronarias se realiza para esquivar una porción de una arteria que se ha estrechado u obstruido por la acumulación de placa (aterosclerosis). Es un tratamiento para la enfermedad de las arterias coronarias.

Se hace una derivación vascular (bypass) en la porción estrechada u obstruida de la arteria utilizando un vaso sanguíneo extraído de otra parte del cuerpo (por lo general, del pecho o de la pierna). La sangre se reorienta a través del nuevo vaso sanguíneo y se restablece el flujo de sangre a la porción afectada del músculo cardíaco.