La anencefalia es una afección en la cual un feto se forma con el cerebro y la médula espinal parcialmente formados. Un niño con esta afección nace sin vida o muere poco después de nacer.

La anencefalia puede detectarse con pruebas prenatales, como la ecografía y la amniocentesis. Si una mujer se entera de que está embarazada con un feto que tiene anencefalia, se le suele ofrecer una interrupción del embarazo.