Generalidades del tema

El acetaminofén (como Tylenol) reduce la fiebre y alivia el dolor. No reduce la inflamación, a diferencia de los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno, pero tiene menos probabilidades de causar malestar estomacal y otros efectos secundarios.

Asegúrese de seguir estas precauciones con los medicamentos.

  • El medicamento de venta libre de su hijo tendrá una etiqueta de "datos del medicamento" ("Drug Facts"). En la etiqueta encontrará instrucciones sobre la edad o el peso de su hijo, la dosis que debe administrar y la frecuencia con la que debe administrarse. Si le da un medicamento a su bebé, siga los consejos del médico o de un farmacéutico sobre la cantidad que debe administrar. No use acetaminofén si su hijo es alérgico a él.
  • El acetaminofén está disponible en muchas formas y en diferentes dosis. No le dé a su hijo más de la dosis máxima recomendada en la etiqueta.
  • Tenga cuidado al darle a su hijo medicamentos de venta libre para el resfriado o la gripe y acetaminofén (Tylenol) al mismo tiempo. Muchos de estos medicamentos ya contienen acetaminofén. El exceso de acetaminofén puede ser perjudicial.
  • Los productos que contienen acetaminofén incluyen comprimidos masticables, jarabe y supositorios rectales. Para que el medicamento sea eficaz, es importante administrar la dosis correcta en el momento adecuado. Lea siempre la etiqueta para administrar la dosis correcta según la edad o el peso de su hijo.
    • Tenga especial cuidado con los medicamentos líquidos. Los bebés suelen necesitar una dosis diferente a la de los niños mayores. Y algunas formas líquidas son más potentes (más concentradas) que otras. Lea siempre la etiqueta para estar seguro de que administra la dosis correcta.
    • Cuando administre el medicamento, use el dispositivo de medición que viene con el medicamento, como un gotero o un vaso dosificador. No use una cuchara doméstica en lugar del dispositivo. Las cucharas pueden ser de diferentes tamaños. Si el medicamento no viene con un dispositivo para administrar las dosis, pídale uno a su farmacéutico.
  • El acetaminofén y el ibuprofeno son productos diferentes con diferentes dosis recomendadas. Hable con el médico de su hijo o con un farmacéutico antes de alternar entre dosis de acetaminofén e ibuprofeno. Cuando alterna entre dos medicamentos, existe la posibilidad de que le administre demasiado medicamento a su hijo.

Los efectos secundarios del acetaminofén son raros.

  • Las náuseas y el salpullido son los más comunes.
  • Las dosis altas de acetaminofén pueden contribuir a causar daños hepáticos y renales.

No le dé acetaminofén a su hijo si él o ella tiene una enfermedad hepática.

Créditos

Revisado: 26 junio, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: William H. Blahd Jr. MD, FACEP - Medicina de emergencia
John Pope MD - Pediatría
Kathleen Romito MD - Medicina familiar
Adam Husney MD - Medicina familiar