Edema (hinchazón) por calor

Saltar la barra de navegación

No es raro que los pies o las manos se hinchen cuando una persona permanece sentada o de pie durante mucho tiempo en un ambiente caluroso. Esta hinchazón se llama edema por calor.

El calor hace que los vasos sanguíneos se expandan (dilaten), por lo que el líquido corporal fluye hacia las manos o las piernas debido a la gravedad.

El equilibrio de la sal en el cuerpo también es un factor de riesgo para el edema por calor. Si la pérdida de sal es menor de lo normal, el aumento del nivel de sal atrae líquido a las manos y a las piernas.

Los adultos mayores tienen un mayor riesgo de sufrir edema por calor, especialmente si tienen otras afecciones médicas que afectan su circulación.

Las personas que van a climas calurosos desde climas más fríos también pueden tener un mayor riesgo de edema por calor.