Aprenda acerca de la planificación de comidas para la diabetes

Saltar la barra de navegación
Muestra de formato de plato, con medio plato de verduras, un cuarto de plato de proteínas y un cuarto de plato de granos, y porciones de fruta y productos lácteos fuera del plato.

¿Por qué planificar las comidas?

La planificación de comidas puede ser una parte crucial del manejo de la diabetes. Planificar las comidas y los refrigerios con el equilibrio correcto de carbohidratos, proteínas y grasas puede ayudarle a mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de los límites ideales que estableció junto con su médico.

No tiene que comer alimentos especiales. Puede comer lo mismo que su familia, incluso dulces de vez en cuando. Pero debe prestar atención a la cantidad y la frecuencia con que come ciertos alimentos.

Tal vez desee colaborar con un dietista o un educador en diabetes certificado. Él o ella puede darle consejos y sugerencias de comidas y puede responder a sus preguntas sobre la planificación de comidas. Este profesional sanitario también puede ayudarle a alcanzar un peso saludable si ese es uno de sus objetivos.

¿Qué plan es adecuado para usted?

Su dietista o educador en diabetes puede sugerirle que empiece con el formato de plato o el recuento de carbohidratos.

Formato de plato

El formato de plato es una manera sencilla de ayudarle a controlar la manera en que se alimenta. Usted planifica sus comidas aprendiendo a ver la cantidad de espacio que cada alimento debería ocupar en un plato. Usar el formato de plato le ayuda a distribuir los carbohidratos durante el día. Puede hacer que le resulte más fácil mantener el nivel de azúcar en la sangre dentro de los límites ideales. También le ayuda a ver si está comiendo porciones de un tamaño saludable.

Para usar el formato de plato, llene la mitad del plato con verduras sin almidón. Añada carne o sustitutos de carne en un cuarto del plato. Ponga una verdura con almidón o un grano (como arroz integral o una papa) en el último cuarto del plato. Puede agregar una pequeña pieza de fruta y algo de leche o yogur descremado o semidescremado, dependiendo de su meta de carbohidratos para cada comida.

Estos son algunos consejos para usar el formato de plato:

  • Asegúrese de no estar usando un plato demasiado grande. Lo mejor es usar un plato de 9 pulgadas (23 cm). Muchos restaurantes usan platos más grandes.
  • Acostúmbrese a usar el formato de plato en casa. De ese modo puede luego usarlo cuando coma afuera.
  • Anote las preguntas que tenga acerca de usar el formato de plato. Hable con su médico, dietista o educador en diabetes sobre sus inquietudes.

Recuento de carbohidratos

Con el recuento de carbohidratos, usted planifica las comidas de acuerdo a la cantidad de carbohidratos en cada alimento. Los carbohidratos aumentan el nivel de azúcar en la sangre más y con mayor rapidez que otros nutrientes. Se encuentran en postres, panes y cereales y en la fruta. También se encuentran en las verduras con almidón, tales como las papas y el maíz, los granos como el arroz y la pasta, así como en la leche y el yogur. Distribuir el consumo de carbohidratos a lo largo del día le ayuda a mantener el azúcar en la sangre en los límites ideales.

Su cantidad diaria depende de varios factores, incluyendo su peso, nivel de actividad, los medicamentos que toma para la diabetes y los objetivos que tenga para sus niveles de azúcar en la sangre. Un dietista registrado o un educador en diabetes puede ayudarle a planear cuántos carbohidratos incluir en cada comida y refrigerio.

Una guía para la cantidad diaria de carbohidratos es:

  • Entre 45 y 60 gramos en cada comida. Eso equivale a 3 o 4 porciones de carbohidratos, aproximadamente.
  • Entre 15 y 20 gramos para cada refrigerio. Eso equivale a 1 porción de carbohidratos, aproximadamente.

La etiqueta nutricional de los alimentos envasados le indica la cantidad de carbohidratos que hay en una porción de ese alimento. Primero, vea cuál es el tamaño de la porción que indica la etiqueta. ¿Es esa porción la cantidad que usted come de una vez? Toda la información nutricional en una etiqueta se basa en el tamaño de la porción. Así que si usted come una mayor o menor cantidad, tendrá que ajustar las otras cifras. La cantidad total de carbohidratos es lo siguiente que debe buscar en la etiqueta. Si cuenta las porciones de carbohidratos, una porción de carbohidratos equivale a 15 gramos.

Para los alimentos que no tienen etiquetas, como las frutas y las verduras frescas, usted necesitará una guía que enumere la cantidad de carbohidratos que contienen esos alimentos. Pregúntele a su médico, dietista o educador en diabetes acerca de libros o guías de nutrición que pueda usar.

Si usa insulina, necesita saber cuántos gramos de carbohidratos hay en una comida. Esto le permite saber cuánta insulina de acción rápida necesita antes de comer. Si usa una bomba de insulina, usted recibe una cantidad constante de insulina a lo largo del día. Por lo tanto, debe programar la bomba en las comidas para que le suministre insulina adicional a fin de cubrir el aumento del azúcar en la sangre después de las comidas.

Cuando usted sabe qué cantidad de carbohidratos consumirá, puede programar la cantidad correcta de insulina. O si usa siempre la misma dosis de insulina, tendrá que asegurarse de consumir la misma cantidad de carbohidratos en cada comida.

Si necesita ayuda adicional para comprender el recuento de carbohidratos y las etiquetas de nutrición, pregúntele a su médico, dietista o educador en diabetes.

¿Cómo puede empezar a usar la planificación de comidas?

Estos son algunos consejos para empezar:

  • Planifique las comidas para toda la semana por anticipado. No se olvide de incluir los refrigerios.
  • Use libros de cocina o recetas en Internet para planificar varias comidas principales. Planifique algunas comidas rápidas para las noches en las que esté ocupado. También puede cocinar el doble de algunas comidas que se puedan congelar. Puede guardar la mitad para otras noches en las que esté ocupado y no tenga tiempo para cocinar.
  • Asegúrese de que tenga los ingredientes que necesita para sus recetas. Si tiene poca cantidad de algunos artículos básicos, añádalos a la lista de la compra.
  • Haga una lista de alimentos que utiliza para preparar desayunos, almuerzos y refrigerios. Anote cantidades abundantes de frutas y verduras.
  • Coloque esta lista en la puerta del refrigerador. Siga añadiendo cosas según se le vayan ocurriendo.
  • Lleve la lista consigo cuando vaya a hacer las compras semanales.

La atención de seguimiento es una parte clave de su tratamiento y seguridad. Asegúrese de hacer y acudir a todas las citas, y llame a su médico si está teniendo problemas. También es una buena idea saber los resultados de sus exámenes y mantener una lista de los medicamentos que toma.

¿Dónde puede encontrar más información en inglés?

Vaya a https://www.healthwise.net/patientEd

Escriba X936 en la celda de búsqueda para aprender más acerca de "Aprenda acerca de la planificación de comidas para la diabetes".