Cómo extraer astillas

Saltar la barra de navegación

Generalidades

Antes de usar pinzas o una aguja, intente usar cinta de celofán para extraer una astilla. Simplemente coloque la cinta sobre la astilla, luego retire la cinta. La cinta se adherirá a la astilla y la extraerá sin dolor. Si la cinta no funciona:

  • Lávese bien las manos con agua y jabón.
  • Agarre el extremo de la astilla con pinzas limpias y retírela suavemente.
  • Si la astilla está incrustada en la piel, limpie una aguja con alcohol y haga un pequeño agujero en la piel sobre el extremo de la astilla.
  • Levante la astilla con la punta de la aguja hasta que pueda agarrarla con las pinzas y retirarla.
  • No humedezca ni remoje la astilla debido a que será más difícil extraerla entera.
  • Después de haber extraído la astilla, limpie la herida y esté atento por si hay alguna señal de infección.

Podría necesitar atención médica si la astilla:

  • Es muy grande.
  • Está profundamente incrustada en la piel.
  • No puede extraerse fácilmente.
  • Está en el ojo.
  • Se rompió y una parte permanece en la herida o si usted no sabe si ya se extrajo la astilla.

Información relacionada

Créditos

Revisado: 26 junio, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
H. Michael O'Connor, MD, MMEd, FRCPC - Medicina de emergencia
Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar




La Enciclopedia de salud contiene información general de salud. No todos los tratamientos o servicios descritos son beneficios cubiertos para los miembros de Kaiser Permanente ni se ofrecen como servicios de Kaiser Permanente. Para obtener una lista de beneficios cubiertos, consulte su Evidencia de cobertura o Descripción resumida del plan. Para los tratamientos recomendados, consulte con su proveedor de atención médica.