Deshidratación grave significa que:

  • Podría tener la boca y los ojos extremadamente secos.
  • Es posible que orine poco o no orine durante 12 horas o más.
  • Podría no sentirse alerta o no tener la capacidad de pensar con claridad.
  • Podría estar demasiado débil o mareado para mantenerse de pie.
  • Podría desmayarse.

La deshidratación grave es una emergencia médica y requiere tratamiento de emergencia. Llame al 911 o a otros servicios de emergencia de inmediato.

Deshidratación moderada significa que:

  • Es posible que tenga mucha más sed de lo habitual.
  • Podría tener la boca y los ojos más secos de lo habitual.
  • Es posible que orine poco o no orine durante 8 horas o más.
  • Podría sentirse mareado al ponerse de pie o al incorporarse.

Deshidratación leve significa que:

  • Es posible que tenga más sed de lo habitual.
  • Podría orinar menos de lo habitual.

La deshidratación de leve a moderada se trata en el hogar bebiendo más líquidos. El tratamiento de la deshidratación de moderada a grave podría incluir la administración de líquidos por vía intravenosa y la hospitalización.

La deshidratación es muy peligrosa para los bebés, los niños pequeños y los adultos mayores. Es aún más peligrosa para los recién nacidos. Preste especial atención a los primeros síntomas en cualquier momento en que se presente una enfermedad que cause fiebre alta, vómitos o diarrea.