Topic Overview

El ejercicio puede reducir el dolor y mejorar la capacidad funcional en personas que tienen artritis reumatoide (AR). Además, el ejercicio puede ayudar a prevenir la acumulación de tejido cicatricial, el cual puede provocar debilidad y rigidez. El ejercicio para la artritis consiste en tres formas: estiramiento, fortalecimiento y acondicionamiento.

El estiramiento implica mover grupos de músculos y articulaciones a través de su amplitud de movimiento normal y algo más allá y mantenerlos en posición durante al menos 15 a 30 segundos. Vea imágenes de varios estiramientos. Si el estiramiento le resulta incómodo, trate al menos de mover cada articulación por todo su arco de movimiento todos los días.

El fortalecimiento implica mover los músculos contra cierta resistencia. Los ejercicios de fortalecimiento ayudan a las personas que tienen artritis reumatoide a mantenerse más activas y con mayor capacidad para hacer sus actividades cotidianas e incluso parece mejorar su pronóstico.nota 1 Hay dos tipos de ejercicios de fortalecimiento:

  • El fortalecimiento isométrico simplemente consiste en contraer un músculo o sostenerlo contra la resistencia de la gravedad o un objeto fijo sin mover la articulación. Por ejemplo:
    • Contraiga la parte frontal del músculo del muslo de una pierna.
    • Empuje la muñeca contra la parte inferior de la superficie de una mesa.
  • El fortalecimiento isotónico implica mover una articulación a través de su amplitud de movimiento contra la resistencia de un peso o la gravedad. Por ejemplo:
    • Colóquese un peso de 3 libras (1.4 kg) sobre el tobillo y luego flexione y estire la rodilla.
    • Levante pesas libres.

Vea imágenes de ejercicios básicos de fortalecimiento muscular y fortalecimiento muscular con pesas libres.

El ejercicio de acondicionamiento mejora la capacidad aeróbica. El ejercicio de acondicionamiento es seguro para las personas cuya artritis reumatoide está controlada. Puede ayudar a reducir el dolor y ayudarle a mantenerse más activo.nota 2 El ejercicio de acondicionamiento, o ejercicio aeróbico, incluye caminar, montar en bicicleta, nadar o hacer ejercicio acuático. La frecuencia cardíaca ideal para usted puede ser una guía para saber cuánto debe esforzarse de modo que pueda obtener el mayor beneficio aeróbico de sus sesiones de ejercicio.

Use esta Herramienta interactiva: ¿Cuál es su frecuencia cardíaca ideal?

La frecuencia cardíaca ideal es solo una guía. Cada persona es diferente, así que preste atención a cómo se siente mientras hace ejercicio.

Tenga en cuenta que incluso la actividad moderada, como caminar, puede mejorar su salud y podría prevenir la discapacidad de la artritis reumatoide.

Preste especial atención a sus manos si tiene artritis reumatoide. Si tiene las manos rígidas y doloridas, es difícil hacer las actividades diarias. Vea imágenes de algunos ejercicios de manos básicos para ayudarle a mantenerse fuerte y flexible.

Asegúrese de seguir los consejos de su médico sobre su programa de ejercicio. Para la mayoría de las personas, la actividad física no representa ningún problema o peligro. Para algunas personas, ciertas formas de actividad física pueden no ser seguras o solo deberían emprenderse después de hablar con un médico. Vea una lista de precauciones para el ejercicio para tener en cuenta antes de comenzar a hacer cualquier programa de ejercicio o acondicionamiento físico.

Para obtener más información acerca de hacer ejercicio, vea el tema Acondicionamiento físico.

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
Las Herramientas interactivas están diseñadas para ayudarle a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. O'Dell JR (2013). Treatment of rheumatoid arthritis. In GS Firestein et al., eds., Kelley's Textbook of Rheumatology, 9th ed., vol. 2, pp. 1137–1160. Philadelphia: Saunders.
  2. Baillet A, et al. (2010). Efficacy of cardiorespiratory aerobic exercise in rheumatoid arthritis: Meta-analysis of randomized controlled trials. Arthritis Care and Research, 62(7): 984–992.

Créditos

Revisado: 1 abril, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica:
Anne C. Poinier MD - Medicina interna
E. Gregory Thompson MD - Medicina interna
Martin J. Gabica MD - Medicina familiar
Kathleen Romito MD - Medicina familiar
Nancy Ann Shadick MD, MPH - Medicina interna, Reumatología