Una prueba de Papanicolaou anormal muestra que las células en el cuello uterino han pasado de tener un aspecto normal a tener una apariencia anormal. Solo un pequeño número de resultados anormales de pruebas de Papanicolaou son cambios celulares que podrían convertirse en cáncer de cuello uterino. Los cambios celulares anormales del cuello uterino raramente causan síntomas. Por lo tanto, es importante hacerse pruebas de Papanicolaou con regularidad para detectar cambios celulares.

Una prueba de Papanicolaou se hace para detectar cambios en las células del cuello uterino. Durante una prueba de Papanicolaou, el médico toma una pequeña muestra de células de la superficie del cuello uterino. Luego, la muestra se esparce en un portaobjetos (frotis de Papanicolaou) o se mezcla en un líquido y se envía a un laboratorio para su análisis con un microscopio.

Muchas pruebas anormales de Papanicolaou son causadas por una infección del virus del papiloma humano (VPH) que se va por sí sola y no terminará en cáncer.

Hay varias opciones para manejar los cambios celulares menores del cuello uterino. Una de sus opciones puede ser la espera vigilante. Los tratamientos para los cambios celulares de moderados a graves destruyen o extraen el tejido anormal.