La fecundación in vitro (IVF, por sus siglas en inglés) es un procedimiento que implica recolectar los óvulos de una mujer de sus ovarios y fecundarlos con espermatozoides en un laboratorio. Luego los óvulos fecundados resultantes se transfieren al útero a través del cuello uterino.

Cualquier embrión que se implante en el útero podría provocar luego un embarazo y el nacimiento de uno o más bebés.