Generalidades del tema

Las primeras medidas que se deben tomar cuando una persona entra en contacto con una fuente eléctrica son las siguientes:

  • Haga que alguien llame al 911 o a otros servicios de urgencia.
  • No toque con las manos a la persona que recibió la descarga eléctrica.
  • Desenchufe el aparato o apague el interruptor de corriente eléctrica principal.
  • Trate de retirar a la persona de la fuente eléctrica, si es que no puede apagar el interruptor principal. Haga esto solo si puede hacerlo en forma segura de la siguiente manera:
    • Póngase de pie sobre una superficie seca, como un tapete de entrada de goma o una pila de papeles o libros. Asegúrese de no estar de pie dentro del agua ni cerca de ella.
    • Utilice un objeto de madera seca, tal como un palo de escoba, para empujar a la persona lejos de la fuente eléctrica. No use nada húmedo ni de metal.
  • Verifique si la persona responde al tacto o al habla después de separarla de la fuente eléctrica. Las quemaduras eléctricas pueden afectar la actividad eléctrica del corazón y causar cambios en los latidos cardíacos. Si la persona no responde, comience a hacer reanimación cardiopulmonar (RCP). Para obtener más información, vea el tema Manejo de emergencias.

¿Qué debo hacer acerca de las quemaduras eléctricas que no son tan graves?

  • Enjuague las quemaduras con agua y aplique un vendaje. Puede haber quemaduras donde la corriente eléctrica entró en el cuerpo y donde abandonó el cuerpo.
  • Llame a su médico para hablar de su lesión por quemadura. Si tiene una quemadura visible en la piel, por lo general es necesario que su médico la evalúe.

Información relacionada

Créditos

Revisado26 junio, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
H. Michael O'Connor, MD, MMEd, FRCPC - Medicina de emergencia
Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar