La sanación en el hogar

Foto de una fruta o verdure

Nadie es más importante que usted en la lucha contra el dolor crónico.

Lo que hace todos los días (en su hogar, en su trabajo y en su tiempo libre) puede marcar la diferencia en su calidad de vida. Combine estas ideas con el tratamiento de su médico y sus terapeutas alternativos para obtener los mejores resultados.

Muévase

El movimiento le ayuda a reducir el dolor y permanecer independiente, ya que fortalece los músculos y mantiene la flexibilidad de las articulaciones.

  • ¿No ha hecho ejercicio (ni se ha movido en forma habitual) debido al dolor? Comience poco a poco. Haga un poco más todos los días y comenzará a notar un mejor rango de movimiento y una mayor fortaleza.
  • Haga ejercicios de bajo impacto, como natación, estiramiento, levantamiento de pesas moderado, yoga y caminatas.
  • Las actividades habituales que realiza todos los días, como limpiar su casa, recoger las hojas, jugar activamente con sus hijos, pueden ayudarle a mantenerse en movimiento.

Vaya a su ritmo y comience a moverse nuevamente. Algunos días serán mejores que otros. En sus mejores días, trate de no presionarse para hacer ejercicio en exceso. En sus peores días, elija actividades más fáciles y permítase tomar un descanso.

Obtenga más información acerca de cómo comenzar con el acondicionamiento físico y el ejercicio.

Simplifique su entorno

Reorganice su entorno, es una de las formas más fáciles de evitar el dolor diario.

  • Mueva los objetos para evitar subir escaleras o intentar buscarlos en estantes altos o bajos. Coloque los objetos que necesita a nivel de la cadera, de tal forma que no tenga que inclinarse.
  • Utilice assistive devices que le ayudarán en todo, desde abrir puertas hasta caminar.
  • Work safely para asegurarse de no empeorar su dolor en el trabajo.

Planee de antemano

Ya sea que esté en su hogar, de viaje, de visita en casa de unos amigos o en el partido de fútbol de su hijo, planear de antemano para anticiparse al dolor le ayudará a vivir más cómodamente.

Piense en aquellas cosas que le ayudan cuando siente dolor, y asegúrese de tenerlas a mano. Entre ellas se pueden incluir:

  • medicamentos
  • bolsas de hielo o almohadillas calefactoras
  • dispositivos de asistencia, como almohadones para asientos, bastones o aparatos ortopédicos

Care for Pain puede ayudarle a manejar el dolor crónico y a evitar recaídas con un programa personalizado en línea.

Dedique tiempo a la diversión

Hacer las cosas que usted disfruta le ayudará a relajarse y reducir el estrés, y lo distraerá del dolor. Dedicar tiempo a la diversión también puede ayudarle a evitar la depresión, un efecto secundario común del dolor.

¿No puede hacer las cosas que solía disfrutar? Busque versiones de bajo impacto de sus actividades favoritas o pruebe algo nuevo. Pregúnteles a sus amigos y familiares si quieren participar a medida que encuentra un nuevo pasatiempo.

Conecte la mente y el cuerpo

Su mente puede convertirse en una poderosa forma de sobrellevar el dolor.

  • Piense positivamente. Estudios demuestran que mantener una perspectiva positiva puede reducir el dolor diario.
  • Duerma mucho. El dolor puede ocasionar noches de insomnio, lo cual puede empeorar el dolor. Dream puede ayudarle a encontrar nuevas formas de lograr un descanso más reparador.
  • Relájese y respire profundamente. Se ha demostrado que el estrés empeora aún más el dolor. Escuche podcasts de visualización guiada relajantes u obtenga ideas para ayudar a manejar el estrés en Relax.
  • Busque apoyo en seres queridos o terapeutas profesionales. Los sentimientos de ira, miedo, frustración o depresión pueden incrementar el dolor.

Aprenda nuevas formas de combatir el dolor

Las clases y los programas en su centro médico de Kaiser Permanente local ofrecen varias formas de sobrellevar el dolor, como por ejemplo:

  • técnicas de manejo del dolor
  • grupos de apoyo
  • clases de acondicionamiento físico de bajo impacto

Aliméntese bien

Si se alimenta bien, podrá proporcionarle a su cuerpo el combustible que necesita para tener huesos y músculos fuertes, proteger las articulaciones y reducir el dolor crónico.

Elegir correctamente los alimentos le ayudará a mantenerse bajo control, y manejar el peso es una de las mejores cosas que puede hacer para aliviar el dolor. Los alimentos naturales ricos en fibras pueden ayudarle a prevenir el estreñimiento, un efecto secundario común de los medicamentos para el dolor.

Algunos alimentos se consideran especialmente útiles para reducir el dolor y la inflamación, por ejemplo:

Si no tiene hambre debido al dolor o por los efectos secundarios del medicamento, trate de comer bocadillos pequeños y saludables cada 4 a 6 horas.

Asegúrese de preguntarle a su médico o farmacéutico si debe evitar consumir algún alimento mientras toma cierto tipo de medicamentos.

Conozca los datos sobre la alimentación saludable.

Revisado en inglés por: Andrew Bertagnolli, PhD, noviembre de 2015
Revisores adicionales de Kaiser Permanente

© 2015 Kaiser Permanente

Tome medidas