Consejos para el cuidado del yeso

Saltar a la barra de navegación

Consejos para el cuidado del yesoSaltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Cuando le ponen un yeso por primera vez

Un yeso protege un hueso roto u otra lesión. La mayoría de estos dispositivos están hechos con fibra de vidrio, pero a veces todavía se usan los de yeso.

Una vez que le han colocado un yeso, usted no se lo puede quitar por sí solo. Su médico se lo quitará.

Colocar peso sobre el yeso

Siga las instrucciones de su médico sobre cuándo puede comenzar a poner peso sobre el yeso. Los yesos de fibra de vidrio se secan rápidamente y pronto están listos para soportar peso. Pero los que están hechos de yeso pueden necesitar varios días antes de que se endurezcan lo suficiente como para usarlos.

Cuando sea el momento de colocar peso sobre su yeso, no esté de pie ni camine sobre él a no ser que esté diseñado para caminar.

Hinchazón

Podría sentir el yeso apretado durante algunos días después de su operación o lesión. Esto se suele deber a la hinchazón. La hinchazón puede retrasar la curación y causar dolor. Demasiada hinchazón dentro del yeso puede dar lugar a presión que puede causarle daño.

Para ayudar a reducir la hinchazón:

  • Eleve la pierna o el brazo lesionado sobre una almohada siempre que pueda cuando esté sentado o acostado. Trate de mantenerlo por encima del nivel del corazón.
  • Si los dedos de la mano o del pie del miembro que lleva el yeso no están lesionados, muévalos de vez en cuando. Esto ayuda a que circulen la sangre y los líquidos del miembro lesionado.
  • Tome medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Estos pueden ayudar a reducir el dolor y la hinchazón. Sea prudente con los medicamentos. Asegúrese de seguir todas las instrucciones de la etiqueta.

El agua y su yeso

  • Mantenga seco el yeso.
  • Cubra el yeso con plástico y sujételo con cinta adhesiva cuando se duche o se bañe o cuando esté en contacto con el agua. La humedad se puede acumular debajo del yeso y causar irritación y picazón en la piel. Puede aumentar las probabilidades de infección si usted ha tenido una operación o si tiene una herida debajo del yeso.

Cómo cuidar del yeso y de la piel

  • Pruebe a soplar aire frío dentro del yeso con un secador de pelo o un ventilador para ayudar a aliviar la picazón. Nunca introduzca objetos debajo del yeso para rascarse la piel.
  • No use aceites ni lociones cerca del yeso. Si la piel se enrojece o se irrita alrededor del borde del yeso, puede acolchar los bordes con un material suave o usar cinta para cubrirlos. Llame a su médico si piensa que tiene una infección de la piel.
  • Mantenga su fuerza y tono muscular tanto como le sea posible a la vez que protege su miembro o articulación lesionados. Es posible que el médico le indique que tense y relaje los músculos que están protegidos por el yeso. Consulte con el médico o fisioterapeuta para recibir instrucciones.

Cuándo llamar

Llame a su médico de inmediato si:

  • Tiene más dolor o dolor intenso.
  • Siente una zona caliente o adolorida debajo del yeso.
  • Tiene problemas con el yeso. Por ejemplo:
    • Siente ardor o escozor en la piel cubierta por el yeso.
    • El yeso se siente demasiado apretado.
    • Tiene mucha hinchazón cerca del yeso. (Algo de hinchazón es normal).
    • Tiene fiebre nueva.
    • Hay secreción o mal olor que sale del yeso.
  • La mano o el pie está frío o pálido, o cambia de color.
  • Tiene problemas para mover los dedos de la mano o del pie.
  • Tiene síntomas de un coágulo sanguíneo en el brazo o en la pierna. (Esto se llama trombosis venosa profunda). Los síntomas pueden incluir:
    • Dolor en el brazo, la pantorrilla, detrás de la rodilla, en el muslo o en la ingle.
    • Enrojecimiento e hinchazón en el brazo, la pierna o la ingle.

Vigile muy de cerca los cambios en su salud, y asegúrese de comunicarse con su médico si:

  • El yeso se está rompiendo.
  • No mejora como se esperaba.

Consejos para el cuidado del yesoSaltar a la barra de navegación

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Revisado11 agosto, 2014