Testamento vitalSaltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Un testamento vital es un tipo de instrucciones médicas por anticipado que documenta sus deseos acerca del tratamiento médico al final de la vida, incluyendo el soporte vital, si usted es incapaz de hablar por sí mismo. En la mayoría de los casos, el testamento vital se prepara al mismo tiempo que el poder legal médico, el cual nombra a un agente de atención médica.

Muchos estados tienen un formulario único (por ejemplo, se le puede pedir que aborde cuestiones específicas). O usted puede utilizar un formulario universal que haya sido aprobado por muchos estados. A veces, este tipo de formulario se puede completar y guardar en línea. Su copia electrónica estará entonces disponible siempre que tenga una conexión a Internet. Los médicos suelen respetar sus deseos, incluso si usted tiene un formulario de un estado diferente.

Es una buena idea certificar su testamento vital ante un notario, lo que implica acudir a un notario público para que dos personas sirvan como testigos de su testamento vital.

No se necesita un abogado para preparar un testamento vital. Sin embargo, es útil tener asesoría legal si las leyes de su estado no son claras, si sus antecedentes de salud son complejos o si hay conflictos en su familia.

Dele a su médico una copia de su testamento vital para guardarla en su expediente médico. Si tiene más de un médico, asegúrese de que cada uno tenga una copia. Hable con su médico y otros profesionales de la salud para asegurarse de que entienden las palabras que ha utilizado. Asegúrese de que sus familiares y su agente de atención de salud también tengan copias. Algunas personas tal vez deseen poner una copia de sus instrucciones médicas por anticipado en un sobre y colgarlo en la puerta del refrigerador. Si utiliza una copia digital (electrónica), asegúrese de que su médico, sus familiares y su agente de atención médica tengan instrucciones sobre cómo acceder a ella a través de Internet.

Tenga en mente lo siguiente cuando esté considerando preparar un testamento vital:

  • Usted puede cambiar o revocar su testamento vital en cualquier momento. Revise su testamento vital con regularidad. Muchas personas encuentran que sus deseos sobre el tratamiento médico cambian con el tiempo, incluso en unos pocos meses, a medida que su salud cambia. Usted puede cambiar los formularios para abordar sus deseos específicos. Si realiza cambios importantes en su testamento vital, complete un nuevo documento.
  • Su testamento vital solo se utilizará si usted ya no puede tomar decisiones o comunicarlas por sí mismo. Normalmente, uno o más médicos deben certificar su incapacidad antes de que su testamento vital entre en vigor.
  • Si usted vuelve a poder hablar por sí mismo, puede aceptar o rechazar cualquier tratamiento, sin importar lo que escribió en su testamento vital.
  • Es posible que algunos estados limiten su derecho a rechazar el tratamiento en determinadas situaciones. Quizás tenga que especificar en sus instrucciones médicas por anticipado que no desea recibir hidratación ni nutrición artificiales, como ser alimentado a través de un tubo.

Sea específico cuando prepare su testamento vital, pero evite incluir demasiados detalles. Incluir demasiados detalles puede limitar la capacidad de su agente de atención médica para tomar decisiones a medida que su situación evoluciona; sin embargo, si hay pocos detalles, es posible que su agente y su familia no tengan suficiente información para guiarlos en una situación específica. Asegúrese de hablar con su agente acerca de sus creencias y deseos.

  • Aunque es imposible hacer planes para todas las situaciones que puedan surgir, algunos tratamientos se utilizan comúnmente en situaciones de final de la vida. Estos incluyen reanimación cardiopulmonar (RCP), respiradores y nutrición artificial (sondas de alimentación) así como líquidos.
  • Algunos tipos de problemas de salud tienden a ser más comunes al final de la vida, tales como el daño cerebral irreversible o una forma de demencia como la enfermedad de Alzheimer.
  • Incluya alguna información general en su testamento vital acerca de si desea ciertos tratamientos o que se prolongue su vida en determinadas situaciones. Hable sobre estas situaciones con su agente de atención médica, su familia y su médico.
  • Si tiene una enfermedad crónica, hable con su médico acerca de lo que puede suceder, qué tipo de tratamientos puede recibir y cómo se siente acerca de esos tratamientos. Hable con su agente acerca de sus deseos en base a estas discusiones.

Testamento vitalSaltar a la barra de navegación

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Shelly R. Garone, MD, FACP - Medicina Paliativa

Revisado30 septiembre, 2014