• English

Ablación nerviosa para el dolor crónico

Generalidades del tema

¿Qué es la ablación nerviosa?

La destrucción (también llamada ablación) de los nervios es un método que puede usarse para reducir ciertos tipos de dolor crónico previniendo la transmisión de señales de dolor. Es un procedimiento seguro en el que se destruye o elimina una parte del tejido nervioso para causar una interrupción en las señales de dolor y reducir el dolor en esa zona. La ablación nerviosa puede realizarse de diferentes maneras. Por ejemplo, se puede hacer usando calor, frío o sustancias químicas. El nombre de cada procedimiento depende de cómo se haga. Por ejemplo, se puede llamar ablación por radiofrecuencia, crioablación, neurotomía o rizotomía.

Su médico primero identificará el nervio o los nervios que están enviando señales de dolor al cerebro. Se le realizará una prueba que usa un bloqueo nervioso, que adormece los nervios específicos, para ayudar a su médico a encontrar los nervios que le están causando dolor.

Durante el procedimiento, es posible que se le realicen radiografías para determinar con exactitud dónde colocar el instrumento médico que se va a utilizar. Después de recibir un anestésico local, el médico coloca un instrumento debajo de la piel a través del cual se destruye o elimina el tejido nervioso. Dependiendo de cómo se realiza la ablación, esto puede causarle sensación de zumbidos u hormigueo. El daño a los nervios no les permite enviar señales de dolor al cerebro. Pero el nervio a menudo intenta recomponerse. Si lo hace, los resultados son solo temporales y por lo general duran alrededor de 6 a 9 meses.

Este procedimiento se realiza en un quirófano (sala de cirugía) y lleva entre 20 minutos y 1 hora o más según cuántos nervios y cuáles de estos se están bloqueando. Si el nervio obstruido no es el nervio que está causando el dolor, no se le reducirá el dolor.

La ablación nerviosa no es eficaz para todos. Si usted no ha respondido bien a otros tratamientos, como los bloqueos nerviosos con anestesia local diagnóstica, la ablación nerviosa probablemente no funcionará para usted.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Shah RV, et al. (2003). Interventions in chronic pain management. 2. New frontiers: Invasive nonsurgical interventions. Archives of Physical Medicine and Rehabilitation, 84(3, Suppl 1): S39–S44.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializado Nancy Greenwald, MD - Physical Medicine and Rehabilitation
Última revisión 9 enero, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.

Información relacionada