• English

Enfermedad de úlcera péptica

Generalidades del tema

Imagen del aparato digestivo inferior

¿Qué es una úlcera péptica?

Una úlcera péptica es una llaga en el revestimiento interno del estómago o del intestino delgado superior.

Las úlceras se forman cuando la capa protectora del intestino o del estómago se deteriora. Cuando esto sucede, los jugos gástricos —que contienen ácido clorhídrico y una enzima llamada pepsina— pueden causar daño al tejido intestinal o estomacal.

El tratamiento cura la mayoría de las úlceras. Y los síntomas desaparecen rápidamente.

Las úlceras pépticas que se forman en el estómago se llaman úlceras gástricas. Las que se forman en el intestino delgado superior se llaman úlceras duodenales.

¿Qué causa las úlceras pépticas?

Las dos causas más comunes de las úlceras pépticas son:

La H. pylori y los AINE dañan la capa de mucosa protectora del estómago o del intestino.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas incluyen:

  • Un dolor ardiente, sordo o persistente entre el ombligo y el esternón. Algunas personas también tienen dolor de espalda. El dolor puede durar desde algunos minutos hasta unas pocas horas y podría aparecer y desaparecer durante semanas.
  • Dolor que generalmente desaparece durante un tiempo después de tomar antiácido o reductor de ácido.
  • Pérdida de apetito y pérdida de peso.
  • Inflamación abdominal o náuseas después de comer.
  • Vómitos.
  • Vomitar sangre o un material parecido a los granos de café molido.
  • Heces negruzcas parecidas al alquitrán, o heces que contienen sangre roja oscura.

Los síntomas son diferentes de una persona a otra, y algunas personas incluso no tienen ningún síntoma.

¿Cómo se diagnostican las úlceras pépticas?

Su médico le hará preguntas acerca de sus síntomas y de su estado de salud general y le hará un examen físico.

Si sus síntomas no son graves y tiene menos de 55 años, su médico puede hacer algunas pruebas sencillas (utilizando su sangre, aliento o heces) para buscar señales de infección por H. pylori.

La única manera de que sepan con seguridad usted y su médico si tiene una úlcera es hacer una prueba más complicada, llamada endoscopia, para buscar una úlcera y detectar si hay infección por H. pylori. Una endoscopia permite al médico observar el interior del esófago, del estómago y del intestino delgado. Una endoscopia la hace generalmente un gastroenterólogo, un médico que se especializa en las enfermedades digestivas.

¿Cómo se tratan?

Para tratar las úlceras pépticas, la mayoría de las personas necesitan tomar medicamentos que reducen la cantidad de ácido en el estómago. Si tiene una infección por H. pylori, también necesitará tomar antibióticos.

Usted puede ayudar a acelerar la sanación de la úlcera y a evitar que regrese si deja de fumar y limita el alcohol. El uso continuo de medicamentos, como aspirina, ibuprofeno o naproxeno, podría aumentar la probabilidad de que la úlcera reaparezca.

Ignorar los síntomas de una úlcera no es una buena idea. Se necesita tratamiento para esta afección. Si bien los síntomas pueden desaparecer durante un período breve, es posible que usted todavía tenga una úlcera. Si se deja sin tratar, una úlcera puede causar problemas que ponen la vida en peligro. Incluso con tratamiento, algunas úlceras podrían reaparecer, y es posible que necesiten más tratamiento.

Preguntas frecuentes

Aprender sobre úlceras pépticas:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Causa

Las dos causas más comunes de las úlceras pépticas son:

  • La infección por la bacteria Helicobacter pylori ( H. pylori). Aunque muchas personas se infectan con la bacteria H. pylori, solo algunas desarrollan úlceras.
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Cuando se usan durante semanas o meses, los AINE pueden dañar el revestimiento del tubo digestivo, lo que puede causar una úlcera o empeorar una úlcera existente.

Una causa poco frecuente de las úlceras pépticas es el síndrome de Zollinger-Ellison. En esta afección, el estómago produce demasiado ácido, causando daño al revestimiento estomacal.

Si bien no existe evidencia que demuestre que el estrés emocional o mental causa úlceras, parece empeorar las úlceras en algunas personas. Sin embargo, la relación aún genera controversia.

Síntomas

Los síntomas comunes de la úlcera incluyen:

  • Un dolor ardiente y sordo, o un dolor que se siente como el hambre, entre el ombligo y el esternón. A veces, el dolor se extiende a la espalda.
  • Dolor de estómago, que puede durar de algunos minutos a algunas horas y que generalmente desaparece durante un tiempo después de que tome un antiácido o reductor de ácido.
  • Semanas de dolor que aparece y desaparece, que podrían alternarse con períodos en los que no sienta dolor.
  • Pérdida de apetito y pérdida de peso.
  • Inflamación abdominal o náuseas después de comer.

Algunos de los síntomas menos comunes, pero más graves, de las úlceras son:

  • Vomitar después de las comidas.
  • Vomitar sangre y/o un material parecido a los granos de café molidos.
  • Heces negruzcas parecidas al alquitrán, o heces que contienen sangre roja oscura.

Los síntomas de las úlceras en el intestino delgado superior (úlceras duodenales) y en el estómago (úlceras gástricas) son similares, excepto el momento en que ocurre el dolor.

  • Es posible que el dolor de una úlcera duodenal ocurra varias horas después de comer (cuando el estómago está vacío) y que mejore después de comer. El dolor también puede despertarle en la mitad de la noche.
  • El dolor de una úlcera gástrica puede ocurrir poco tiempo después de comer (cuando la comida aún está en el estómago).

Algunas úlceras no causan síntomas. Estas se conocen como úlceras asintomáticas. Las úlceras asintomáticas son más comunes en:

En los niños, los síntomas varían según la edad:

  • Es posible que los niños pequeños se quejen de dolor de estómago general.
  • Los adolescentes podrían tener síntomas más similares a los de los adultos.

Con frecuencia, los síntomas de una úlcera pueden confundirse con otras afecciones abdominales, como la dispepsia o la enfermedad de reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés).

Qué sucede

Es posible que muchas personas que tienen úlceras pépticas no consulten a un médico cuando comienzan los síntomas. Los síntomas, como el dolor de estómago, pueden ir y venir. Incluso sin tratamiento, algunas úlceras se sanan solas.

E incluso con tratamiento, a veces las úlceras pueden reaparecer. Determinados factores, como el humo de cigarrillo y el uso continuo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) aumentan el riesgo de recurrencia de las úlceras.

A veces las úlceras pueden causar complicaciones, como sangrado, perforación, penetración u obstrucción. Por eso es importante tratar una úlcera, aun si tiene una que no está causando ningún síntoma.

La mayoría de las úlceras pépticas sin complicaciones sanan, independientemente de cuál sea su causa. Sin embargo, es probable que una úlcera reaparezca si usted tiene una infección por H. pylori que no es tratada con éxito. Las úlceras recurrentes causadas por una nueva infección por H. pylori no son comunes en los Estados Unidos, excepto en las áreas que están superpobladas o que tienen malas condiciones de salubridad.

Las úlceras en el estómago (úlceras gástricas) con frecuencia sanan más lentamente que las úlceras en el intestino delgado superior (úlceras duodenales).

Qué aumenta el riesgo

Factores de riesgo que usted puede controlar

Las siguientes cosas pueden aumentar sus probabilidades de desarrollar una úlcera péptica y pueden enlentecer la sanación de una úlcera existente:

En el pasado se pensaba que los alimentos picantes, la cafeína y cantidades moderadas de alcohol aumentaban el riesgo de úlceras. Ya no se considera que esto sea verdad.

Factores de riesgo que usted no puede controlar

Es posible que algunos factores que usted no puede controlar aumenten su riesgo de desarrollar una úlcera. Estos incluyen:

  • Una infección por Helicobacter pylori (H. pylori), que es la causa más común de las úlceras.
  • Estrés físico causado por una enfermedad o lesión graves (como un trauma grave, una cirugía o la necesidad de estar conectado a un respirador para asistir la respiración).
  • La afección hipersecretora, en la cual el estómago produce demasiado ácido.
  • Antecedentes personales o familiares de úlceras.

Cuándo llamar al médico

Si le han diagnosticado una úlcera péptica, llame al 911 o a otros servicios de emergencia de inmediato si tiene:

Llame a su médico o busque atención médica de inmediato si tiene:

  • Sensaciones frecuentes de mareos o aturdimiento, especialmente cuando pasa de estar acostado a estar sentado o de pie.
  • Sangre en el vómito o algún material parecido a los granos de café molidos (sangre parcialmente digerida) en el vómito.
  • Heces negruzcas o parecidas al alquitrán, o heces que contienen sangre de color rojo oscuro o rojizo.

Llame a su médico si le han diagnosticado una úlcera péptica y:

  • Sus síntomas continúan o empeoran después de 10 a 14 días de tratamiento.
  • Comienza a bajar de peso sin intentarlo.
  • Está vomitando.
  • Tiene dolor de estómago nuevo o dolor de estómago que no desaparece.

Espera vigilante

Si le han diagnosticado una úlcera péptica y el tratamiento médico no está ayudando, llame a su médico. Esperar hasta que sus síntomas empeoren puede ser grave.

Si no sabe si tiene una úlcera péptica y no tiene ninguno de los síntomas de emergencia mencionados anteriormente, podría probar un antiácido o un reductor de ácido sin receta y otro tratamiento en el hogar, como hacer cambios en su dieta.

  • Si sus síntomas no mejoran después de 10 a 14 días, llame a su médico.
  • Si sus síntomas desaparecen después de tomar antiácidos o reductores de ácido y de probar un tratamiento en el hogar, pero luego reaparecen, llame a su médico.

A quién consultar

Para evaluar sus síntomas, consulte a su:

Si se necesitan más pruebas o tratamiento, es posible que deba consultar a algún médico que se especialice en el tratamiento de enfermedades del tubo digestivo (gastroenterólogo).

Si se necesita cirugía, su médico podría remitirle a un cirujano general. Pero rara vez se necesita cirugía para tratar las úlceras.

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Aunque no todas las úlceras pépticas son causadas por bacterias, se ha vuelto más común hacer una prueba en busca de Helicobacter pylori siempre que alguien tiene síntomas de úlcera. Esto incluye analizar su sangre, aliento, heces o una muestra de tejido de su tubo digestivo (biopsia).

Puede hacerse una endoscopia de manera que el médico pueda:

  • Observar el interior de su estómago e intestino delgado superior en busca de una úlcera.
  • Recolectar una muestra de tejido (biopsia) que pueda examinarse en busca de H. pylori o cáncer.

Si usted tiene más de 55 años, es posible que requiera una endoscopia, debido al mayor riesgo de cáncer de estómago. Esto es especialmente cierto si usted tiene:

  • Síntomas de úlcera por primera vez.
  • Síntomas de úlcera que regresan antes o después de completar el tratamiento.
  • Antecedentes familiares de cáncer de estómago.
  • Otros síntomas que podrían indicar un problema más grave, como cáncer de estómago. Estos incluyen:
    • Sangre en las heces.
    • Pérdida de peso superior al 10% del peso corporal.
    • Anemia.
    • Dificultad para tragar (disfagia).
    • Ictericia.
    • Masa abdominal.

Otras pruebas que podrían realizarse incluyen:

Generalidades del tratamiento

Si se dejan sin tratar, muchas úlceras finalmente sanan. Pero con frecuencia las úlceras recurren si no se elimina o no se trata su causa. Si las úlceras siguen reapareciendo, usted tiene un mayor riesgo de desarrollar una complicación grave.

La mayoría de las veces, el tratamiento significa tomar medicamentos —como bloqueadores H2 e inhibidores de la bomba de protones (PPI, por sus siglas en inglés)— y hacer cambios en el estilo de vida, incluyendo:

Infección por H. pylori

Si su úlcera es causada por la bacteria Helicobacter pylori (H. pylori), el tratamiento suele implicar una combinación de medicamentos, incluyendo antibióticos.

Si el tratamiento no está funcionando, puede que requiera más pruebas para detectar bacterias. Si todavía tiene una infección por H. pylori, su médico probablemente probará una combinación diferente de medicamentos. Es posible que también le sugiera que usted vea a un gastroenterólogo. Este especialista hará una endoscopia para observarle la úlcera y para tomar una muestra de tejido (biopsia).

Tratamiento si las úlceras empeoran

Si tiene complicaciones graves a causa de una úlcera péptica, como sangrado u obstrucción, posiblemente necesite realizarse una endoscopia, aun si ya se ha realizado una.

Si el estómago o el intestino tienen una perforación o si la úlcera continúa sangrando a pesar del tratamiento, es posible que requiera cirugía. Pero rara vez se usa la cirugía para tratar una úlcera.

Para más información, vea:

Prevención

Usted puede reducir en gran medida la probabilidad de tener una úlcera péptica si:

  • No fuma. Los fumadores son mucho más propensos que los no fumadores a contraer úlceras. Para ver maneras para dejar de fumar, vea el tema Cómo dejar de fumar.
  • Evita los AINE. Evite tomar aspirina, ibuprofeno y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) por más de algunos días a la vez. Si está tomando uno de estos medicamentos diariamente, por ejemplo tomando aspirina para los problemas del corazón, pregúntele a su médico acerca de tomar medicamentos que le ayuden a proteger el estómago y los intestinos de las úlceras.
  • Bebe alcohol solo en forma moderada. Limite el alcohol a 2 bebidas al día para hombres y 1 bebida al día para mujeres.

Tratamiento en el hogar

Muchas personas que tienen síntomas leves de úlcera prueban primero un tratamiento en el hogar durante un período breve sin consultar a un médico.

Pero vea a su médico si sus síntomas no mejoran después de 10 a 14 días de tratamiento casero, o si tiene otros síntomas como pérdida de peso, náuseas después de comer o dolor constante. Esto es aún más importante si usted es una persona de mediana edad o mayor, debido a que el riesgo de cáncer u otras enfermedades que causan síntomas similares a los de la enfermedad de úlcera péptica aumenta con la edad.

Pruebe estas medidas de tratamiento casero para detener los síntomas y ayudar a que sane la úlcera:

  • Dejar de fumar.
  • Probar medicamentos sin receta que reduzcan el ácido estomacal. Asegúrese de informar a su médico sobre cualquier medicamento que esté tomando.
  • Hacer cambios en su dieta, como comer comidas más pequeñas y con mayor frecuencia. (Estos cambios pueden mejorar sus síntomas, pero no ayudarán a que la úlcera sane).
  • Beber alcohol solo con moderación, o no beber. Limite el alcohol a 2 bebidas al día para hombres y 1 bebida al día para mujeres. Beber demasiado alcohol podría hacer que una úlcera sane más lentamente y que sus síntomas empeoren.

Medicamentos

Los medicamentos se usan para:

Opciones de medicamentos

Medicamentos para reducir el ácido estomacal

Los medicamentos que reducen la cantidad de ácido producido por el estómago se utilizan para tratar todas las formas de la enfermedad de úlcera péptica.

Medicamentos para matar las bacterias H. pylori

Los médicos recetan una terapia con fármacos combinados para curar la infección por las bacterias H. pylori. Esto generalmente incluye al menos dos antibióticos, un inhibidor de la bomba de protones y a veces un compuesto de bismuto.

Medicamentos para proteger el estómago

Medicamentos usados para proteger al estómago del daño causado por el uso frecuente de aspirina u otros AINE incluyen:

Usted puede obtener algunos bloqueadores H2 y PPI sin una receta médica (de venta libre u OTC, por sus siglas en inglés). Si está usando reductores de ácido OTC (como Prilosec o Pepcid) para ayudar a aliviar sus síntomas durante más de 10 a 14 días a la vez, o si sus síntomas son muy graves, asegúrese de consultar a su médico.

Cirugía

La cirugía es rara, pero se requiere a veces para tratar:

Si se sugiere cirugía, es posible que quiera:

  • Buscar una segunda opinión y preguntar si se han probado todas las opciones de tratamiento con medicamentos.
  • Comparar el costo del tratamiento con medicamentos a largo plazo con el costo total de una cirugía.
  • Recordar que ninguna cirugía puede evitar por completo que las úlceras regresen.
  • Encontrar un cirujano que tenga mucha experiencia con cirugía para úlceras.

Opciones de cirugía

Cuando se hace cirugía, generalmente esta implica uno o más de los siguientes factores:

  • Cortar uno o más de los nervios que van hacia el estómago (vagotomía).
  • Ampliar la abertura de la parte inferior del estómago (piloroplastia).
  • Quitar parte del estómago (gastrectomía parcial).

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American College of Gastroenterology
Teléfono: (301) 263-9000
Dirección del sitio web: http://patients.gi.org
 

El Colegio Americano de Gastroenterología es una organización de especialistas en enfermedades digestivas. El sitio web contiene información sobre problemas gastrointestinales comunes.


American Gastroenterological Association
4930 Del Ray Avenue
Bethesda, MD  20814
Teléfono: (301) 654-2055
Fax: (301) 654-5920
Dirección del sitio web: www.gastro.org
 

The American Gastroenterological Association is a society of doctors who specialize in the digestive system (gastroenterologists). This Web site can help you find a gastroenterologist in your area. They also have patient information on many gastrointestinal diseases and disorders.


National Digestive Diseases Information Clearinghouse
2 Information Way
Bethesda, MD  20892-3570
Teléfono: 1-800-891-5389
TDD: 1-866-569-1162 toll-free
Fax: (703) 738-4929
Correo electrónico: nddic@info.niddk.nih.gov
Dirección del sitio web: www.digestive.niddk.nih.gov
 

This clearinghouse is a service of the U.S. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK), part of the U.S. National Institutes of Health. The clearinghouse answers questions; develops, reviews, and sends out publications; and coordinates information resources about digestive diseases. Publications produced by the clearinghouse are reviewed carefully for scientific accuracy, content, and readability.


Referencias

Otras obras consultadas

  • Yang YX, et al. (2006). Long-term proton pump inhibitor therapy and risk of hip fracture. JAMA, 296(24): 2947–2953.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializado Jerome B. Simon, MD, FRCPC, FACP - Gastroenterology
Última revisión 4 enero, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.