• English

Cáncer endometrial (uterino)

Generalidades del tema

¿Es para usted este tema?

Este tema proporciona información sobre el cáncer del revestimiento del útero (endometrio). No cubre el cáncer en el músculo del útero, que se llama sarcoma uterino. Este tema se concentra en el cáncer de endometrio de tipo I, que es la clase más común de cáncer uterino.

¿Qué es el cáncer de endometrio?

El cáncer de endometrio es el crecimiento de células anormales en el revestimiento del útero. El revestimiento se llama el endometrio. El cáncer de endometrio también se llama cáncer de útero o cáncer uterino.

El cáncer de endometrio suele suceder en mujeres de más de 50 años de edad. La buena noticia es que suele tener cura cuando se detecta temprano. Y, la mayoría de las veces, el cáncer se detecta en su etapa más temprana, antes de que se haya propagado fuera del útero.

¿Cuál es la causa del cáncer de endometrio?

La causa más común del cáncer de endometrio tipo I es tener en el cuerpo demasiado de la hormona estrógeno en comparación con la hormona progesterona. Este desequilibrio hormonal provoca que el revestimiento del útero se vuelva cada vez más grueso. Si el recubrimiento crece y permanece así, pueden comenzar a formarse células cancerosas.

Es posible que las mujeres que tienen este desequilibrio hormonal, con el tiempo, tengan más probabilidades de tener cáncer de endometrio pasados los 50 años de edad.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas más comunes incluyen:

  • Sangrado o flujo vaginal no relacionado con su período (menstruación).
  • Dolor durante el acto sexual.
  • Dolor pélvico.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de endometrio?

El cáncer de endometrio suele diagnosticarse con una biopsia. En esta prueba, el médico extrae una pequeña muestra del revestimiento del útero para detectar células cancerosas.

¿Cómo se trata?

El tratamiento principal para el cáncer de endometrio es la cirugía para extirpar el útero junto con el cuello uterino, los ovarios y las trompas de Falopio. Esto se llama una histerectomía con salpingo-ooforectomía bilateral. Otros tratamientos incluyen radioterapia, terapia hormonal o quimioterapia.

Enterarse de que tiene cáncer puede cambiar su vida. Quizás sienta que su mundo se ha dado vuelta y que ha perdido todo el control. Hablar con familiares, amigos o un consejero puede ayudar mucho. Pregúntele a su médico sobre grupos de apoyo. O llame a la Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society) (1-800-227-2345) o visite su sitio web en www.cancer.org.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca del cáncer de endometrio:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Cómo vivir con el cáncer de endometrio:

Atención de apoyo:

Herramientas de salud Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Cáncer: Cómo controlar las náuseas y el vómito causados por la quimioterapia - [Cancer: Controlling Nausea and Vomiting From Chemotherapy]

Causa

La causa principal de la mayoría de los cánceres de endometrio tipo I es tener en el cuerpo demasiado de la hormona estrógeno en comparación con el nivel de progesterona. Este desequilibrio hormonal provoca que el revestimiento del útero se vuelva cada vez más grueso. Si el revestimiento crece y permanece así, pueden comenzar a formarse células cancerosas.

Síntomas

El sangrado vaginal inesperado pasada la menopausia es el síntoma más común del cáncer endometrial.

Si usted está tomando terapia hormonal pasada la menopausia, puede prever algo de sangrado. Pero si usted tiene sangrado irregular, llame a su médico.

Antes de la menopausia, es menos probable que el sangrado anormal o el flujo vaginal sean una señal de cáncer endometrial. Suelen ser señales de otras afecciones, tales como cambios hormonales.

Los síntomas del cáncer de endometrio más avanzado incluyen:

  • Dolor en la zona pélvica.
  • Un abultamiento pélvico.
  • Pérdida de peso.

Los síntomas del cáncer de endometrio pueden confundirse con los de otra afección, como la endometriosis.

Qué sucede

Normalmente, el revestimiento del útero (endometrio) se hace más grueso y, luego, se desprende en cada ciclo menstrual. Este desprendimiento es el sangrado menstrual, o período menstrual.

Pero en la mayoría de los casos de cáncer endometrial, el endometrio se ha engrosado y no se ha desprendido ni adelgazado. El revestimiento ha permanecido grueso. Esto se llama hiperplasia endometrial. Esta es una etapa "precancerosa", y las células pueden crecer rápida y descontroladamente. Estas células que crecen rápidamente son células cancerosas.

A medida que las células cancerosas se multiplican, forman una masa de tejido, que puede causar sangrado vaginal. Sobre todo tras la menopausia, este sangrado anormal es un motivo para llamar a su médico. Entre las mujeres que tienen cáncer endometrial tras la menopausia, la mayoría tienen sangrado vaginal.

Si no se trata el cáncer endometrial, puede propagarse fuera del útero. A medida que avanza, es posible que se propague a los ganglios linfáticos pélvicos y a otros órganos pélvicos. El cáncer en etapas avanzadas puede diseminarse a los ganglios linfáticos y a los pulmones, el hígado, los huesos, el cerebro y la vagina.1

El resultado a largo plazo (pronóstico) depende de la etapa y el grado del cáncer.

Qué aumenta el riesgo

Un factor de riesgo para el cáncer endometrial es algo que incrementa su probabilidad de tener este cáncer. Pero no quiere decir que de hecho lo tendrá. Y muchas personas que tienen cáncer endometrial no tienen ninguno de estos factores de riesgo.

El mayor factor de riesgo para la mayoría de los cánceres de endometrio está relacionado con la hormona estrógeno. El estrógeno no es un factor de riesgo de cáncer de endometrio cuando está equilibrado con otra hormona, la progesterona. Pero cuando el estrógeno no se mantiene en equilibrio con la progesterona, puede causar problemas que aumentan el riesgo de que una mujer tenga este cáncer.

Los factores de riesgo del cáncer de endometrio incluyen:

  • Ser obesa. Las células de la grasa generan estrógeno adicional, pero el cuerpo no produce progesterona adicional para equilibrarlo.
  • Tomar estrógeno sin tomar progestina.
  • Tomar tamoxifeno. El tamoxifeno reduce su riesgo de cáncer de seno, pero puede aumentar su riesgo de cáncer de endometrio.
  • El síndrome de ovario poliquístico. Esto puede hacer que usted produzca demasiado estrógeno y no suficiente progesterona.
  • Tener naturalmente altos niveles de estrógeno. Esto puede hacer que las mujeres empiecen a tener períodos menstruales antes de los 12 años de edad y que se les retrase la menopausia hasta después de los 52 años.

Otros factores que aumentan su riesgo incluyen:

  • Tener más de 50 años. El cáncer de endometrio es más común en las mujeres de más de 50 años.
  • Heredar algunas clases de genes, como aquellos para el síndrome de Lynch.
  • Tener hiperplasia endometrial.
  • Tener diabetes tipo 2.
  • No haber estado nunca embarazada.
  • Haber recibido radioterapia en la pelvis con anterioridad.

Cuándo llamar al médico

Consulte a su médico si tiene:

A quién consultar

Los profesionales de la salud que pueden evaluar sus síntomas y su riesgo de cáncer del endometrio incluyen:

Los médicos que pueden manejar el tratamiento de su cáncer incluyen:

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Pruebas para detectar cáncer

Para evaluar sus síntomas, su médico le hará preguntas sobre su historial de salud y le hará un examen físico. Esto incluirá un examen pélvico.

Es necesario hacer una biopsia de endometrio para confirmar un diagnóstico de cáncer endometrial. Una biopsia extrae una pequeña muestra del revestimiento del útero (endometrio) para examinarla bajo un microscopio.

Otras pruebas pueden incluir:

  • Una ecografía pélvica transvaginal. Esta usa ondas sonoras para generar imágenes del útero. Las imágenes pueden mostrar el grosor del endometrio. Un endometrio grueso puede ser una señal de cáncer en mujeres posmenopáusicas. La ecografía también puede ayudar a mostrar si el cáncer ha crecido en el músculo del útero.
  • Una histeroscopia. Esta le permite a su médico ver el interior del útero y obtener una muestra de tejido del endometrio.
  • Dilatación y curetaje (D y C). Esta prueba se hace para obtener una muestra de tejido del interior del útero. Puede hacerse al mismo tiempo que una histeroscopia.

Es posible que las pruebas para detectar el cáncer de endometrio indiquen que usted tiene hiperplasia endometrial. Esto no es cáncer, pero puede convertirse en cáncer. Un tipo de hiperplasia, la hiperplasia adenomatosa atípica, se convierte en cáncer en aproximadamente 1 de cada 3 mujeres.2

Pruebas para ver si el cáncer se ha diseminado

Si se encuentra cáncer, se lleva a cabo una cirugía para averiguar cuánto ha crecido el cáncer (etapa y grado) y para tratarlo al mismo tiempo.

Antes de la cirugía, puede hacerse una prueba por imágenes para ver si el cáncer se ha propagado al abdomen y la pelvis. Esto ayuda a planificar el tratamiento. Las pruebas por imágenes pueden incluir una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) o una resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés).

Otras pruebas que se hacen antes de la cirugía pueden incluir:

Detección temprana

No existen pruebas de detección de rutina para el cáncer endometrial. La Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society) recomienda a las mujeres que se estén acercando a la menopausia que se informen sobre los riesgos y síntomas del cáncer endometrial.3

  • Se recomienda a las mujeres que informen a sus médicos de cualquier sangrado o manchado inesperados o flujo vaginal anormal.
  • Se aconseja a las mujeres en riesgo de tener el síndrome de Lynch que se hagan revisar todos los años a partir de los 35 años de edad. Tener este riesgo también implica un alto riesgo de padecer cáncer de ovario y/o de útero.

Las mujeres que corren un alto riesgo y no tienen planeado quedar embarazadas pueden evitar estos tipos de cáncer por medio de la extirpación del útero, las trompas de Falopio y los ovarios.4

Generalidades del tratamiento

A menudo, el cáncer de endometrio que se descubre en las etapas tempranas puede curarse con cirugía y un seguimiento minucioso. Las opciones de tratamiento dependen del lugar donde se ubica el cáncer y de cuánto ha crecido.

Tipos de tratamiento

Después de que las pruebas muestren que usted tiene cáncer endometrial, su médico puede recomendar cirugía para extirpar el útero, los ovarios y las trompas de Falopio. Todos los tejidos extraídos en la cirugía se examinan para averiguar la etapa y el grado del cáncer. Quizás se examinen los ganglios linfáticos ubicados cerca del útero para averiguar si el cáncer se ha propagado fuera del útero.

Es posible que reciba más de un tipo de tratamiento para el cáncer endometrial. Esto depende del tamaño del cáncer y del aspecto de las células cancerosas al observarlas bajo el microscopio. Los tratamientos incluyen:

El Instituto Nacional del Cáncer brinda información adicional sobre el cáncer de endometrio en www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/endometrial/Patient.

Ensayos clínicos

Los estudios llamados ensayos clínicos pueden ser una opción para las mujeres que no quieren o no se curan con tratamientos convencionales. Hable con su médico para ver si hay ensayos clínicos disponibles y ver si usted es una buena candidata.

Tratamiento de seguimiento

Es posible que el cáncer de endometrio reaparezca (sea recurrente), de modo que el seguimiento periódico después de su tratamiento inicial es muy importante. Su médico establecerá un calendario de controles que tendrán lugar con menos frecuencia con el paso del tiempo.

La mayoría de las veces en que retorna el cáncer de endometrio después de un tratamiento, una mujer tendrá síntomas. Estos incluyen:5

  • Sangrado de la vagina, la vejiga o el recto.
  • Disminución del apetito.
  • Adelgazamiento.
  • Dolor en el abdomen, la cadera o la espalda.
  • Tos.
  • Falta de aire.
  • Hinchazón abdominal o en las piernas.

Si tiene alguno de estos síntomas, vea a su médico inmediatamente y no espere hasta la próxima visita que tenga programada.

Problemas sexuales y cambios corporales

Quizás sus sentimientos con respecto a su cuerpo y su sexualidad cambien tras el tratamiento para el cáncer. Puede que le ayude hablar abiertamente con su pareja de sus sentimientos. Quizás su médico pueda remitirla a grupos que puedan ofrecerle apoyo e información.

Recibir tratamientos para el cáncer como la radioterapia o una histerectomía puede afectar su capacidad de tener o disfrutar las relaciones sexuales. Si de hecho sufre problemas sexuales, hable con su médico sobre tratamiento, información o un grupo de apoyo.

Si no ha llegado a la menopausia, su período menstrual terminará inmediatamente después de la mayoría de los tratamientos para el cáncer endometrial. Si le han extirpado el útero y los ovarios o se ha sometido a radioterapia, su organismo tendrá una disminución de estrógeno. Esto puede causar:

  • Síntomas de menopausia, como sofocos, cambios de humor, sequedad vaginal y atrofia (encogimiento) de los tejidos pélvicos. Hable con su médico sobre cómo manejar sus síntomas si le molestan. Para aprender más, vea el tema Menopausia y perimenopausia.
  • Un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y cambios en los huesos, como osteoporosis.

Atención de apoyo

El tratamiento del cáncer tiene dos objetivos principales: curar el cáncer y hacer que su calidad de vida sea la mejor posible. Los cuidados paliativos pueden mejorar su calidad de vida ayudándole a manejar los síntomas. También le pueden ayudar con otras inquietudes que quizás tenga al vivir con una enfermedad grave.

Para algunas personas con cáncer en etapa avanzada, llega un momento cuando el tratamiento para curar el cáncer ya no parece una buena opción. Esto puede ser debido a que los efectos secundarios, la duración y los costos del tratamiento son mayores que la promesa de una cura o alivio.

Pero esto no es el final del tratamiento. Puede ser difícil decidir cuándo interrumpir un tratamiento que tiene como meta prolongar la vida y cambiar el enfoque hacia los cuidados al final de la vida. Usted y su médico pueden decidir cuándo puede estar lista para un programa de cuidados paliativos.

Prevención

Usted no puede controlar algunas cosas que la ponen en riesgo de cáncer endometrial, como antecedentes familiares de cáncer endometrial o de colon.

Pero puede tomar decisiones personales que reduzcan su riesgo de tener cáncer endometrial.

  • Esfuércese por tener un peso corporal saludable. Las células grasas del cuerpo producen estrógeno. Para más información sobre cómo controlar su peso, vea el tema Manejo del peso.
  • Amamante, si puede hacerlo. Esto disminuye la ovulación y la actividad del estrógeno.
  • Consiga tratamiento para el sangrado anormal o inesperado. (La hiperplasia endometrial, que puede convertirse en cáncer endometrial, es una causa del sangrado anormal). Los períodos menstruales abundantes, el sangrado entre períodos y el sangrado tras la menopausia son síntomas de hiperplasia.
  • Haga ejercicio con regularidad. Puede ayudarle a controlar el peso y quizás reduzca los niveles de estrógeno.
  • Consuma una dieta baja en grasas animales y rica en frutas y verduras.

Usted no corre el riesgo de tener cáncer de endometrio si le han extirpado el útero (histerectomía).

Si toma tamoxifeno

El tamoxifeno es un tratamiento para el cáncer de seno que reduce su riesgo de que retorne el cáncer de seno (recurra). Pero tomar tamoxifeno puede aumentar su riesgo de tener cáncer endometrial.

Si está tomando tamoxifeno, siga tomándolo como se lo indique su médico. Pero asegúrese de hacerse un examen pélvico todos los años. El riesgo de cáncer de endometrio por el tamoxifeno es menor que el riesgo de volver a tener cáncer de seno.

Si está preocupada por el riesgo de cáncer de endometrio, hable con su médico. Podría usar otro medicamento, en lugar de tamoxifeno, para reducir su riesgo de cáncer de seno recurrente.

Tratamiento en el hogar

Durante los tratamientos para el cáncer endometrial, usted puede hacer cosas en casa para ayudar a manejar los efectos secundarios y los síntomas. Si su médico le ha dado instrucciones o medicamentos para tratar estos problemas, asegúrese de usarlos también.

En general, los hábitos saludables como tener una dieta equilibrada, dormir lo suficiente y hacer ejercicio pueden ayudarle a controlar los síntomas.

Puede probar tratamientos caseros:

  • Para las náuseas o el vómito, como el té, el chicle o los caramelos de jengibre o de menta.
  • Para la diarrea, como tomar sorbos pequeños y frecuentes de agua y trocitos de galletas saladas.
  • Para el estreñimiento, tal como bastante agua y fibra en la dieta. No use laxantes sin hablar primero con su médico.

Otros asuntos que pueden tratarse en casa incluyen:

  • Los problemas para dormir. Si tiene dificultades para dormir, trate de tener un horario regular para acostarse y de hacer ejercicio a diario.
  • El sentirse muy cansada. Si le falta energía o se debilita fácilmente, trate de manejar su energía y descanse más.
  • La pérdida del cabello. Puede que la caída del cabello sea inevitable. Pero usar champús suaves y evitar productos que dañen el pelo reducirán la irritación del cuero cabelludo.
  • El dolor. El tratamiento en casa puede ayudarle a manejar su dolor. Asegúrese de hablar con su médico de cualquier tratamiento casero que use.

Cómo manejar el estrés de tener cáncer

Tener cáncer puede ser muy estresante. Puede que se sienta abrumador enfrentar los retos que afronta. Encontrar nuevas formas de lidiar con los síntomas del estrés puede mejorar su calidad de vida.

Estas ideas pueden ayudarle:

  • Consiga el apoyo que necesite. Pase tiempo con gente que la estime. Déjelos que le ayuden.
  • Cuídese bien. Descanse lo suficiente y coma alimentos nutritivos.
  • Hable de sus sentimientos. Encuentre un grupo de apoyo donde pueda compartir su experiencia.
  • Pruebe nuevas maneras de relajarse. Y haga cosas cada día que le ayuden a mantenerse calmada y relajada. Las técnicas de reducción del estrés pueden ayudar.

Medicamentos

Tras la cirugía para el cáncer endometrial, pueden administrarse medicamentos, tales como quimioterapia o terapia hormonal de progestina. Su tratamiento depende de la etapa y el grado del cáncer y el riesgo de que el cáncer se propague o reaparezca.

Opciones de medicamentos

Quizás se utilice la terapia hormonal con progestina si el cáncer ha vuelto o se ha propagado, o si usted no puede someterse a una cirugía ni a radioterapia. O puede hacerse si usted es una mujer joven con cáncer en etapa temprana y quiere tener la opción de quedar embarazada en el futuro.

La quimioterapia se utiliza por sí sola o en combinación. Los ejemplos incluyen:

Medicamentos para ayudar con los efectos secundarios

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Las náuseas y el vómito son efectos secundarios comunes de la quimioterapia. Estos efectos secundarios suelen ser temporales y desaparecer cuando se interrumpe el tratamiento. Su médico le recetará medicamentos para ayudar a aliviar las náuseas.

Cirugía

La cirugía para extirpar el útero (histerectomía) es el tratamiento más común para el cáncer de endometrio. La cirugía tiene la tasa de curación más alta de todos los tratamientos para el cáncer de endometrio.

Junto con el útero (y el cuello uterino), el cirujano también extrae las trompas de Falopio, los ovarios y, a menudo, los ganglios linfáticos pélvicos. A continuación, se examina todo para averiguar el alcance del cáncer y para ayudar a planificar su tratamiento. Si hay señales de que aún pudiera haber cáncer más agresivo en el sistema linfático, quizás se extirpen más ganglios linfáticos.

Opciones de cirugía

  • Histerectomía con extirpación de las trompas de Falopio y los ovarios (salpingo-ooforectomía bilateral)
  • Linfadenectomía (extirpación de los ganglios linfáticos)

Para pensar

La mayoría de las mujeres hacen que les extirpen los ovarios después de un diagnóstico de cáncer endometrial. Esto es para asegurarse de que el cáncer no se haya propagado a los ovarios, reducir la producción de estrógeno y frenar el crecimiento del cáncer.

Si aún puede procrear, una histerectomía quiere decir que ya no va a ser posible quedar embarazada y que sus períodos menstruales desaparecerán. Los cambios hormonales de la menopausia comenzarán en cuanto le extirpen los ovarios. Para más información, vea el tema Menopausia y perimenopausia.

Otro tratamiento

Radioterapia

La radioterapia se puede utilizar para tratar el cáncer de endometrio. La radiación se puede administrar internamente colocando sustancias radiactivas en la vagina (radiación vaginal). O puede hacerse exteriormente administrando radiación desde una fuente externa (radiación pélvica).

La radioterapia también puede usarse para un cáncer de endometrio que haya reaparecido. Si el cáncer ha retornado solamente en la vagina, la radiación, a veces, puede curar el cáncer. La radiación también puede usarse para controlar síntomas y aumentar comodidad.

Si usted necesita recibir radiación, su médico planificará el tratamiento más eficaz para usted, basado en la etapa y el grado de su cáncer.

Terapias complementarias

A veces, la gente usa terapias complementarias junto con tratamiento médico para ayudar a aliviar los síntomas y efectos secundarios de los tratamientos para el cáncer. Algunas de estas terapias que quizás sean útiles incluyen:

Los tratamientos de cuerpo y mente como los mencionados anteriormente pueden ayudarle a sentirse mejor. Pueden hacer más fácil sobrellevar los tratamientos contra el cáncer. También pueden reducir el dolor crónico en la espalda, el dolor articular, los dolores de cabeza y el dolor de los tratamientos.

Antes de probar una terapia complementaria, hable con su médico sobre los posibles beneficios y efectos secundarios. Informe a su médico si ya está usando alguna de esas terapias. No tienen como fin reemplazar el tratamiento médico convencional.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Cancer Society (ACS)
Teléfono: 1-800-ACS-2345 (1-800-227-2345)
Dirección del sitio web: www.cancer.org
 

La Sociedad Americana del Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés) conduce programas educativos y ofrece muchos servicios a personas con cáncer y sus familias. El personal de la línea telefónica gratuita tiene información sobre servicios y actividades en áreas locales y puede ofrecer referencias para las divisiones locales de la ACS.


Cancer.Net
Teléfono: 1-888-651-3038
(571) 483-1780
Fax: (571) 366-9537
Correo electrónico: contactus@cancer.net
Dirección del sitio web: www.cancer.net
 

Cancer.Net es el sitio web informativo de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés) para las personas que viven con cáncer y aquellos que los cuidan. ASCO es la organización profesional más importante del mundo que representa a médicos de todas las subespecialidades de la oncología. Cancer.Net brinda información actual aprobada por oncólogos sobre cómo vivir con cáncer.


National Cancer Institute (NCI)
6116 Executive Boulevard
Suite 300
Bethesda, MD  20892-8322
Teléfono: 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237)
Dirección del sitio web: www.cancer.gov (o https://livehelp.cancer.gov/app/chat/chat_launch para ayuda en línea en vivo)
 

El Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) es un organismo del gobierno de los EE. UU. que ofrece información actualizada sobre la prevención, detección y tratamiento del cáncer. El NCI también brinda atención de apoyo a personas que tienen cáncer y a sus familias. La información del NCI también está disponible para médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud. El NCI proporciona la información más reciente sobre ensayos clínicos. El Servicio de Información sobre el Cáncer, un servicio del NCI, tiene personal capacitado disponible para responder preguntas y enviar publicaciones gratuitas. También cuenta con personal que habla español.


Office on Women's Health
Department of Health and Human Services
200 Independence Avenue, SW Room 712E
Washington, DC 20201
Teléfono: 1-800-994-9662
(202) 690-7650
Fax: (202) 205-2631
TDD: 1-888-220-5446
Dirección del sitio web: www.womenshealth.gov
 

La Oficina para la Salud de la Mujer es un servicio del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. Proporciona información sobre la salud de la mujer a un público diverso, incluyendo consumidores, profesionales de la salud e investigadores.


Women's Cancer Network
Gynecologic Cancer Foundation
230 West Monroe
Suite 2528
Chicago, IL 60606
Teléfono: 1-800-444-4441 o (312) 578-1439
Fax: (312) 578-9769
Correo electrónico: info@foundationforwomenscancer.org
Dirección del sitio web: www.foundationforwomenscancer.org
 

La Fundación para el Cáncer en la Mujer tiene como misión aumentar la concientización de cánceres específicos de mujeres, apoyar investigaciones y brindar información a mujeres que han sido diagnosticadas con cánceres ginecológicos. Su sitio web enlaza a recursos detallados sobre cáncer del aparato reproductor, prevención del cáncer de cuello uterino y actualizaciones sobre la Carrera Nacional para Terminar con el Cáncer en la Mujer.


Referencias

Citas bibliográficas

  1. National Cancer Institute (2012). Endometrial Cancer Treatment (PDQ)—Health Professional Version. Available online: http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/endometrial/HealthProfessional.
  2. Ramirez PT, et al. (2011). Cancers of the uterine body. In VT DeVita Jr et al., eds., DeVita, Hellman and Rosenberg's Cancer: Principles and Practice of Oncology, 9th ed., pp. 1345–1362. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  3. Smith RA, et al. (2010). Cancer screening in the United States, 2010: A review of current American Cancer Society guidelines and issues in cancer screening. CA: A Cancer Journal for Clinicians, 60: 99–119.
  4. Schmeler KM, et al. (2006). Prophylactic surgery to reduce the risk of gynecologic cancers in the Lynch syndrome. New England Journal of Medicine, 354(3): 261–269.
  5. National Comprehensive Cancer Network (2012). Uterine neoplasms. NCCN Clinical Practice Guidelines in Oncology, version 3. Available online: http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp#site.

Otras obras consultadas

  • American Cancer Society (2012). Cancer Facts and Figures 2012. Atlanta: American Cancer Society. Available online.
  • American College of Obstetricians and Gynecologists (2005, reaffirmed 2011). Management of endometrial cancer. ACOG Practice Bulletin No. 65. Obstetrics and Gynecology, 106(2): 413–425.
  • Dowdy SC, et al. (2012). Uterine cancer. In JS Berek, ed., Berek and Novak's Gynecology, 15th ed., pp. 1250–1303. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • McMeekin DS, et al. (2009). Corpus: Epithelial tumors. In RR Barakat et al., eds., Principles and Practice of Gynecologic Oncology, 5th ed., chap. 23, pp. 683–732. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • National Cancer Institute (2012). Endometrial Cancer Treatment (PDQ)—Health Professional Version. Available online: http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/endometrial/HealthProfessional.
  • National Cancer Institute (2012). Endometrial Cancer Treatment (PDQ)—Patient Version. Available online: http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/endometrial/Patient.
  • National Comprehensive Cancer Network (2012). Uterine neoplasms. NCCN Clinical Practice Guidelines in Oncology, version 3. Available online: http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp#site.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Family Medicine
Revisor médico especializado Ross Berkowitz, MD - Obstetrics and Gynecology
Última revisión 8 mayo, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.