• English

Síndrome de ovario poliquístico (PCOS)

Generalidades del tema

¿Qué es el síndrome de ovario poliquístico?

El síndrome del ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés) es un problema en el que las hormonas de una mujer están desequilibradas. Puede causar problemas con sus períodos menstruales y hacer que sea difícil que quede embarazada. El PCOS puede también causar cambios indeseados en su aspecto. Si no se trata, con el tiempo puede provocar graves problemas de salud, como diabetes y enfermedad cardíaca.

A la mayoría de las mujeres con PCOS les crecen pequeños quistes en los ovarios. Es por eso que se llama síndrome de ovario poliquístico. Los quistes no son dañinos, pero conducen a desequilibrios hormonales.

El diagnóstico y tratamiento precoces pueden ayudar a controlar los síntomas y a prevenir problemas a largo plazo.

¿Qué son las hormonas y qué sucede en el PCOS?

Las hormonas son mensajeros químicos que desencadenan muchos procesos diferentes, entre ellos el crecimiento y la producción de energía. En muchos casos, la función de una hormona es indicar la secreción de otra hormona.

Por razones que no se conocen bien, en el PCOS, las hormonas se desequilibran. Un cambio hormonal desencadena otro, el cual, a su vez, desencadena otro más. Por ejemplo:

  • Las hormonas sexuales se desequilibran. Normalmente, los ovarios producen una diminuta cantidad de hormonas masculinas (andrógenos). Con el PCOS, empiezan a producir ligeramente más andrógenos. Esto podría hacer que usted deje de ovular, tenga acné y le salga más vello facial y corporal.
  • El cuerpo podría tener dificultades para aprovechar la insulina, lo que se llama resistencia a la insulina. Cuando el cuerpo no aprovecha bien la insulina, se eleva el nivel de azúcar en la sangre. Con el tiempo, eso aumenta las probabilidades de tener diabetes.

¿Qué causa el PCOS?

La causa del PCOS no se entiende completamente, pero los genes pueden ser un factor. El PCOS parece ser hereditario, por lo que usted tiene más probabilidades de tenerlo si otra mujer de su familia lo tiene o si tiene períodos irregulares o diabetes. El PCOS puede ser transmitido tanto por el lado de la madre como del padre.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas tienden ser leves al principio. Usted podría tener solo unos cuantos síntomas o muchos. Los síntomas más comunes son:

  • Acné.
  • Aumento de peso y dificultad para bajarlo.
  • Aumento del vello en la cara y el cuerpo. A menudo, a las mujeres les sale un vello facial más grueso y oscuro, así como más vello en el pecho, el abdomen y la espalda.
  • El pelo se vuelve más ralo en el cuero cabelludo.
  • Períodos menstruales irregulares. Muchas mujeres con PCOS tienen menos de nueve períodos al año. Algunas mujeres no tienen períodos. Otras tienen sangrado muy abundante.
  • Problemas de fertilidad. Muchas mujeres con PCOS tienen dificultades para quedar embarazadas (esterilidad).
  • Depresión.

¿Cómo se diagnostica el PCOS?

Para diagnosticar el PCOS, el médico:

  • Le preguntará sobre sus antecedentes de salud, sus síntomas y sus ciclos menstruales.
  • Le hará un examen físico para detectar señales del PCOS, como aumento del vello corporal y presión arterial alta. El médico también le revisará la estatura y el peso, para ver si usted tiene un índice de masa corporal (IMC) saludable.
  • Le hará una serie de pruebas de laboratorio para revisar el azúcar en la sangre, la insulina y el nivel de otras hormonas. Las pruebas hormonales ayudan a descartar problemas de tiroides u otras glándulas que pudieran causar síntomas similares.

También podría hacerle una ecografía de la pelvis para detectar quistes en los ovarios. Es posible que su médico le diga que tiene PCOS sin una ecografía, pero esta prueba ayudará a descartar otros problemas.

¿Cómo se trata?

El ejercicio regular, una alimentación saludable y el control del peso son claves para el tratamiento del PCOS. El tratamiento puede reducir los síntomas desagradables y ayudar a prevenir problemas de salud de largo plazo.

  • Trate de hacer actividad moderada o actividad vigorosa a menudo. Caminar es un excelente ejercicio que la mayoría de las personas puede hacer.
  • Coma alimentos saludables para el corazón. Esto incluye abundantes verduras, frutas, nueces, frijoles y granos integrales. Limite los alimentos ricos en grasas saturadas, como por ejemplo, carnes, quesos y frituras.
  • Para la mayoría de las mujeres con PCOS es beneficioso bajar de peso. Bajar aunque sea 10 libras (4.5 kg) podría ayudarle a equilibrar las hormonas y regular el ciclo menstrual.
  • Si fuma, considere dejar de hacerlo. Las mujeres que fuman tienen niveles más altos de andrógeno, los cuales pueden contribuir a tener síntomas de PCOS.1

El médico también puede recetar píldoras anticonceptivas para reducir los síntomas, metformina para ayudarle a tener ciclos menstruales regulares, o medicamentos para la fertilidad, si usted está teniendo dificultades para quedar embarazada.

Es importante que vea a su médico para un seguimiento, para asegurarse de que el tratamiento esté funcionando y lo ajuste si es necesario. También podría necesitar pruebas regulares para revisar si tiene diabetes, presión arterial alta y otros problemas posibles.

El tratamiento podría tardar un poco en ayudarle con algunos síntomas, como el vello facial o el acné. Puede usar medicamentos de venta libre o medicamentos recetados para el acné.

Puede ser difícil enfrentar el hecho de tener PCOS. Si usted se siente triste o deprimida, hablar con un consejero o con otras mujeres que también tengan PCOS podría ayudarle.

Preguntas frecuentes

Aprender sobre el PCOS:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Cómo vivir con PCOS:

Causa

La causa del síndrome de ovario poliquístico (PCOS) no se entiende completamente, pero los genes pueden ser un factor.

Los problemas del PCOS son causados por cambios hormonales. Un cambio hormonal desencadena otro, el cual, a su vez, desencadena otro más.

Síntomas

Los síntomas del síndrome de ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés) tienden a empezar lentamente. Los cambios hormonales que conducen a PCOS a menudo comienzan en la adolescencia temprana, después de la primera menstruación. Los síntomas pueden ser particularmente visibles después del aumento de peso.

Los síntomas podrían incluir:

  • Problemas menstruales. Estos pueden llevar a pocos o ningún período menstrual o sangrado irregular intenso.
  • Pérdida de cabello y vello (hirsutismo) en la cara, pecho, espalda, estómago, pulgares o los dedos del pie.
  • Acné y piel grasa
  • Problemas de fertilidad, como no ovular o abortos espontáneos repetidos.
  • Resistencia a la insulina y demasiada insulina (hiperinsulinemia), que puede causar obesidad de la parte superior del cuerpo y acrocordones.
  • Depresión o cambios de estado de ánimo. Para obtener más información, vea el tema Depresión o Depresión en niños y adolescentes.
  • Problemas respiratorios al dormir (apnea obstructiva del sueño). Esto está relacionado tanto con la obesidad como con la resistencia a la insulina.

Qué sucede

El síndrome de ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés) puede afectar a su sistema reproductor y a cómo su cuerpo maneja el azúcar en la sangre. También puede afectarle el corazón.

Problemas reproductivos

Los desequilibrios hormonales pueden causar varios tipos de problemas en el embarazo y problemas conexos, entre los que se incluyen:

  • Esterilidad. Esto sucede cuando los ovarios no liberan un óvulo todos los meses.
  • Abortos espontáneos reiterados.
  • Diabetes gestacional durante el embarazo.
  • Aumento de la presión arterial durante el embarazo o el parto, tener un bebé más grande o más pequeño de lo normal, o tener un bebé prematuro.
  • Precáncer de la mucosa uterina (hiperplasia endometrial). Esto puede ocurrir cuando no tiene los ciclos menstruales regulares, que normalmente llevan a la formación y luego a la eliminación del revestimiento uterino todos los meses.
  • Cáncer uterino (endometrial). El riesgo durante los años reproductivos es tres veces mayor en las mujeres con PCOS que en las mujeres que ovulan mensualmente.2

Problemas con el azúcar en la sangre

La insulina es una hormona que le ayuda a las células a extraer del azúcar la energía que necesitan. A veces, estas células no responden totalmente a la insulina. Esto se llama resistencia a la insulina. Y puede conducir a la diabetes.

Ataque cerebral y problemas cardíacos

Los niveles elevados de insulina debido a PCOS pueden conducir a problemas del corazón y los vasos sanguíneos. Estos incluyen:

Qué aumenta el riesgo

El principal factor de riesgo para el síndrome de ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés) es tener antecedentes familiares de ello. Su probabilidad de tenerlo es mayor si otras mujeres en su familia lo tienen o tienen períodos irregulares o diabetes. El PCOS se puede transmitir por el lado de la madre o del padre.

Los antecedentes familiares de diabetes pueden aumentar su riesgo de PCOS debido a la fuerte relación entre la diabetes y el PCOS.

El uso prolongado del anticonvulsivo valproato (como Depakote) se ha relacionado con un mayor riesgo de PCOS.1

Cuándo llamar al médico

El síndrome de ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés) causa una amplia variedad de síntomas, de modo que puede ser difícil saber cuándo se debe consultar al médico. Pero el diagnóstico y tratamiento tempranos ayudarán a prevenir problemas de salud graves, como la diabetes y enfermedades cardíacas. Consulte a su médico si tiene síntomas que parecen indicar que tiene PCOS.

Llame a su médico ahora mismo o busque atención médica inmediata si:

  • Tiene sangrado vaginal intenso. Expulsa coágulos de sangre y empapa las toallas sanitarias o tampones habituales cada hora durante 2 horas o más.

Llame a su médico si tiene:

  • Más sangrado vaginal o el sangrado es más irregular.
  • Ciclos menstruales regulares pero ha estado intentando sin éxito quedar embarazada por más de 12 meses.
  • Cualquier síntoma de diabetes, como aumento de la sed y micción frecuente (especialmente durante la noche), aumento inexplicable de apetito, pérdida inexplicable de peso, fatiga, visión borrosa, u hormigueo o adormecimiento en las manos o los pies.
  • Depresión o cambios en el estado de ánimo. Muchas mujeres pueden tener problemas emocionales relacionados con los síntomas físicos del PCOS, como exceso de vello, obesidad o esterilidad.

Espera vigilante

Adoptar una estrategia de esperar y ver (llamada espera vigilante) no es apropiado si usted pudiera tener PCOS. El diagnóstico y tratamiento precoz pueden ayudar a prevenir futuros problemas.

A quién consultar

Los profesionales de la salud que pueden diagnosticar y tratar el PCOS incluyen:

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

No existe ninguna prueba que por sí sola pueda mostrar que tiene síndrome de ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés). Su médico hablará con usted sobre sus antecedentes de salud, le hará un examen físico y realizará algunas pruebas.

Antecedentes de salud

Los antecedentes de salud incluyen preguntas sobre sus síntomas. El médico puede preguntarle sobre cambios en su peso, piel, vello y ciclo menstrual. También puede preguntarle sobre sus problemas para quedar embarazada, los medicamentos que está tomando y sus hábitos de alimentación y ejercicio.

También hablará sobre antecedentes familiares de problemas hormonales, incluida la diabetes.

Examen físico

En el examen físico se le revisa la glándula tiroidea, la piel, el vello, los senos y el abdomen. Se le tomará la presión arterial y se le hará un examen pélvico para averiguar si tiene los ovarios agrandados o anormales. Su médico también puede revisar su Índice de masa corporal (IMC).

Ecografía

Usted puede tener que hacerse una ecografía de la pelvis, que podría mostrar los ovarios agrandados con pequeños quistes. Estas son señales de PCOS. Sin embargo, muchas mujeres con PCOS no tienen estas señales.

Pruebas de laboratorio

Pueden hacerle análisis de sangre para revisar:

Pruebas para problemas derivados del PCOS

Diabetes. Si usted tiene PCOS, los expertos recomiendan que revise su nivel de glucosa en la sangre para detectar diabetes antes de que cumpla los 30 años.3 Puede haberse estas pruebas a una edad más temprana si tiene PCOS y otros factores de riesgo para la diabetes (como obesidad, falta de ejercicio, antecedentes familiares de diabetes, o diabetes gestacional durante un embarazo anterior). Después de esto, su médico le dirá con qué frecuencia debe hacerse pruebas para la diabetes.

Enfermedad cardíaca. Su médico le revisará regularmente el colesterol y los triglicéridos, la presión arterial y el peso. Esto se debe a que el PCOS está relacionado con un mayor riesgo de tener presión arterial alta, aumento de peso, colesterol alto, enfermedad cardíaca, endurecimiento de las arterias (ateroesclerosis), ataque al corazón y ataque cerebral.

Cáncer uterino (endometrial). Los ciclos menstruales regulares normalmente producen el revestimiento uterino y lo "desechan" cada mes. Cuando el revestimiento uterino se acumula durante mucho tiempo, puede presentarse un precáncer de la mucosa uterina (hiperplasia endometrial). Si ha tenido períodos menstruales infrecuentes durante al menos 1 año, es posible que su médico utilice una ecografía transvaginal o una biopsia endometrial para detectar señales precancerosas o cancerosas.4

Generalidades del tratamiento

El ejercicio regular, una dieta saludable, el control de peso y no fumar son partes importantes del tratamiento para el síndrome de ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés). También puede tomar medicamentos para equilibrar sus hormonas.

Los tratamientos dependen de sus síntomas y de si está planeando quedar embarazada.

No existe cura para el PCOS, pero controlarlo reduce su riesgo de esterilidad, abortos espontáneos, diabetes, enfermedad cardíaca y cáncer uterino.

Estilo de vida saludable

  • Si tiene usted sobrepeso, bajar de peso puede ser el único tratamiento que necesita. Es probable que bajar un poco de peso le ayude a equilibrar sus hormonas y a poner en marcha su ciclo menstrual y ovulación.
  • Siga una dieta equilibrada que incluya muchas frutas, verduras, granos integrales y productos lácteos bajos en grasa.
  • Haga ejercicio de manera regular como ayuda para controlar el peso o adelgazar y sentirse mejor.
  • Si fuma, considere dejar de hacerlo. Las mujeres que fuman tienen mayores niveles de andrógenos que las mujeres que no fuman.1

Para obtener más información, vea Tratamiento en el hogar.

Terapia hormonal

Si bajar de peso por sí solo no inicia la ovulación (o si usted no necesita bajar de peso), es posible que su médico pruebe con un medicamento como la metformina o el clomifeno para ayudarle a empezar a ovular.

Si usted no está planeando un embarazo, también puede utilizar la terapia hormonal para ayudar a controlar sus hormonas ováricas. Para corregir problemas del ciclo menstrual, las hormonas anticonceptivas impiden que se acumule el revestimiento endometrial durante mucho tiempo. Esto puede prevenir el cáncer uterino.

La terapia hormonal también puede ayudar a evitar el crecimiento del vello de tipo masculino y el acné. Para la terapia hormonal se recetan píldoras anticonceptivas, parches, o anillos vaginales. La espironolactona (Aldactone) es un reductor de andrógenos de uso frecuente con el método anticonceptivo hormonal combinado. Esto ayuda a evitar la caída del cabello, el acné y el crecimiento del cabello con patrón masculino en la cara y el cuerpo (hirsutismo).

Puede utilizar otros métodos para tratar el acné y eliminar el exceso de vello. Para obtener más información, vea Tratamiento en el hogar.

Tomar hormonas no ayuda con los riesgos cardíacos, de presión arterial, de colesterol ni de diabetes. Por esta razón, el ejercicio y una dieta saludable son una parte clave de su tratamiento.

Para conocer más acerca de las hormonas, vea Medicamentos.

Si adelgazar y los medicamentos no reinician la ovulación, tal vez desee probar otros tratamientos. Para obtener más información, vea el tema Problemas de fertilidad.

Chequeos regulares

Los chequeos regulares son importantes para la detección de cualquier complicación del PCOS, como presión arterial alta, colesterol alto, cáncer uterino, enfermedad cardíaca y diabetes.

Prevención

No se puede prevenir el síndrome de ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés). Pero el diagnóstico temprano y el tratamiento ayudan a prevenir las complicaciones a largo plazo, como la esterilidad, el síndrome metabólico, la obesidad, la diabetes y la enfermedad cardíaca.

Tratamiento en el hogar

El tratamiento en el hogar puede ayudar a controlar los síntomas del síndrome de ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés) y llevar una vida saludable.

Alimentación saludable y ejercicio

Siga una dieta equilibrada. Una dieta que incluya muchas frutas, verduras, granos integrales y productos lácteos bajos en grasa suministra las necesidades nutricionales de su cuerpo, satisface su hambre y disminuye sus antojos. Y una dieta saludable le hace sentir mejor y tener más energía.

Puede consultar a un dietista que tenga conocimientos especiales sobre diabetes.

Para obtener más información, vea el tema Alimentación saludable.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Alimentación saludable: Cómo reconocer las señales del hambre.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Alimentación saludable: Cómo obtener apoyo cuando está cambiando sus hábitos alimentarios.

Haga que la actividad física sea regular y una parte esencial de su vida. Escoja actividades físicas que sean adecuadas para ayudarle a aumentar su motivación. Caminar es una de las mejores actividades. Tener un compañero con el que pueda contar para caminar o hacer ejercicio puede ser también una buena manera de mantenerse activa. Para obtener más información, vea el tema Actividad física.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Actividad física: Cómo agregar más actividad a su vida.

Controlar el peso y bajar de peso

Mantenga un peso saludable. Este es el peso con el cual se siente bien consigo misma, tiene energía para trabajar y divertirse y puede manejar sus síntomas de PCOS.

Si necesita bajar de peso, al hacerlo reducirá su riesgo de diabetes, presión arterial alta (hipertensión) y colesterol alto.2

Bajar de peso de forma moderada puede mejorar los niveles elevados de andrógenos y de insulina así como la infertilidad. Bajar de peso tan solo de un 5% a un 7% a lo largo de 6 meses puede reducir los niveles de andrógeno lo suficiente como para restaurar la ovulación y la fertilidad en más del 75 % de las mujeres con PCOS.5

Bajar de peso puede ser difícil, pero usted puede hacerlo. La manera más fácil de comenzar es reducir la cantidad de calorías y hacer más actividad. Para obtener ayuda, vea el tema Manejo del peso.

No fume

Si fuma, considere dejar de hacerlo. Las mujeres que fuman tienen mayores niveles de andrógenos que las mujeres que no fuman.1 Fumar también aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca. Para obtener más información, vea Cómo dejar de fumar.

Cuidado de la piel y el cabello

El tratamiento del acné puede incluir medicamentos con o sin receta para aplicarlos en la piel (tópicos) o tomados por la boca (orales). Algunas mujeres notan una mejoría en su acné después de usar las píldoras de hormonas de estrógeno-progestina. Para obtener más información, vea el tema Acné.

El crecimiento excesivo del vello (hirsutismo) disminuye cuando se reducen los niveles altos de andrógeno. Mientras tanto, puede eliminar o tratar el vello no deseado con:

  • Depilación con láser, en la cual el folículo piloso se destruye con un rayo láser.
  • Electrólisis, con la cual el vello se elimina permanentemente mediante una corriente eléctrica aplicada a la raíz del pelo.
  • Depilatorios, productos químicos para depilación aplicados a la piel.
  • Depilación con cera, que saca el vello desde la raíz.
  • Afeitado.
  • Depilación con pinza.
  • Decoloración.

Los métodos de eliminación del vello difieren en costo y efectividad a largo plazo. Antes de probar uno, pregúntele a su médico sobre los riesgos de infección y cicatrización.

Medicamentos

Como parte del tratamiento del síndrome de ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés), se pueden utilizar medicamentos para ayudar a controlar la hormona reproductiva o los niveles de insulina.

Opciones de medicamentos

Los medicamentos para tratar los problemas reproductivos o metabólicos incluyen:

  • La combinación de hormonas de estrógeno y de progestina en píldoras anticonceptivas, anillos vaginales o parches para la piel. Estas hormonas corrigen el sangrado menstrual irregular o la ausencia de ciclos menstruales. También pueden mejorar los problemas de acné, crecimiento de vello de tipo masculino y caída del cabello de patrón masculino relacionados con los andrógenos
  • Progestina sintética. Si no puede usar estrógeno, hable con su médico sobre el uso de vacunas de progestina o de pastillas para parte de su ciclo. La progestina hace que se forme y se desprenda el revestimiento endometrial, como en una menstruación. Este desprendimiento mensual es lo que previene el cáncer uterino.
  • El reductor de andrógenos espironolactona (Aldactone), que es un diurético. A menudo se utiliza con la terapia de estrógeno-progestina. Esto reduce la caída del cabello, el acné y el crecimiento anormal del vello en la cara y el cuerpo (hirsutismo).
  • Metformina (Glucophage). Este medicamento para la diabetes es un nuevo tratamiento para el PCOS para el control de la insulina, los niveles de azúcar en la sangre y los niveles de andrógenos.
  • Clomifeno (Clomid, Serophene) (medicamentos para la fertilidad) y las inyecciones de gonadotropinas (LH y FSH).

La eflornitina (como Vaniqa) es una crema para la piel recetada que retarda el crecimiento del vello mientras la use regularmente. Hable con su médico para saber si es adecuada para usted.

El tratamiento para el acné incluye medicamentos con y sin receta que se aplican en la piel (tópicos) o se toman por la boca (orales). Para obtener más información, vea Acné.

Las píldoras de hormonas combinadas pueden mejorar el acné que está relacionado con los niveles altos de andrógenos.4

Cirugía

Algunas veces se utiliza el tratamiento quirúrgico en mujeres con esterilidad causada por el síndrome de ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés) que no inician la ovulación después de tomar medicamentos. Durante la cirugía, se mejora la función ovárica al reducir el número de quistes pequeños.

Opciones de cirugía

  • La resección en cuña del ovario es la extirpación quirúrgica de parte de un ovario. Esto se hace para ayudar a regular los ciclos menstruales y comenzar la ovulación normal. Su uso es raro en la actualidad debido a la posibilidad de dañar el ovario y crear tejido cicatricial.
  • La incisión laparoscópica del ovario es un tratamiento quirúrgico que puede desencadenar la ovulación en mujeres que tienen PCOS y que no han respondido a los medicamentos para adelgazar o para la fertilidad. Se utiliza la electrocauterización o un láser para destruir partes de los ovarios.

Para pensar

La cirugía para el PCOS puede ser recomendable solo si no ha respondido a ningún otro tratamiento para el PCOS. Es buena idea que cada mujer hable con su médico sobre los riesgos y beneficios de esta cirugía. Es menos probable que la cirugía conduzca a embarazos múltiples que tomar medicamentos para la fertilidad. No se sabe cuánto tiempo durarán los beneficios de la cirugía. Hay cierta preocupación de que la cirugía ovárica pueda causar tejido cicatricial, lo que puede conducir a dolor o a más problemas de fertilidad.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Congress of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)
409 12th Street SW
P.O. Box 70620
Washington, DC  20024-9998
Teléfono: 1-800-673-8444
Teléfono: (202) 638-5577
Correo electrónico: resources@acog.org
Dirección del sitio web: www.acog.org
 

El Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) es una organización sin fines de lucro de profesionales que brindan atención médica a mujeres, incluyendo adolescentes. El Centro de Recursos de ACOG publica manuales y materiales educativos para pacientes. La sección de publicaciones en la web del sitio tiene folletos educativos para pacientes sobre muchos temas de la salud de las mujeres, incluyendo salud reproductiva, lactancia, violencia y dejar de fumar.


American Fertility Association
305 Madison Avenue
Suite 449
New York, NY  10165
Teléfono: 1-888-917-3777
Correo electrónico: info@theafa.org
Dirección del sitio web: www.theafa.org
 

The American Fertility Association is a national nonprofit organization that helps women and men facing decisions related to family building and reproductive health—from prevention and treatment of infertility to social and psychological concerns. The mission of AFA is to serve as a lifetime resource for men and women who need reproductive information and support and to forward the causes of adoption and reproductive health through advocacy, education, awareness building, and research funding.


National Institute of Child Health and Human Development
P.O. Box 3006
Rockville, MD  20847
Teléfono: 1-800-370-2943
Fax: 1-866-760-5947 toll-free
TDD: 1-888-320-6942
Correo electrónico: NICHDInformationResourceCenter@mail.nih.gov
Dirección del sitio web: www.nichd.nih.gov
 

The National Institute of Child Health and Human Development (NICHD) is part of the U.S. National Institutes of Health. The NICHD conducts and supports research related to the health of children, adults, and families. NICHD has information on its Web site about many health topics. And you can send specific requests to information specialists.


Office on Women's Health
Department of Health and Human Services
200 Independence Avenue, SW Room 712E
Washington, DC 20201
Teléfono: 1-800-994-9662
(202) 690-7650
Fax: (202) 205-2631
TDD: 1-888-220-5446
Dirección del sitio web: www.womenshealth.gov
 

La Oficina para la Salud de la Mujer es un servicio del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. Proporciona información sobre la salud de la mujer a un público diverso, incluyendo consumidores, profesionales de la salud e investigadores.


Polycystic Ovarian Syndrome Association (PCOSA)
P.O. Box 3403
Englewood, CO  80111
Correo electrónico: info@pcosupport.org
Dirección del sitio web: www.PCOSupport.org
 

The Polycystic Ovarian Syndrome Association (PCOSA) provides a central and comprehensive set of resources for information on polycystic ovary syndrome (PCOS). PCOSA also provides an advocacy network, including social support, for women with PCOS and for their families.


Referencias

Citas bibliográficas

  1. Barbieri RL (2010). Polycystic ovary syndrome. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 16, chap. 5. Hamilton, ON: BC Decker.
  2. Fritz MA, Speroff L (2011). Chronic anovulation and the polycystic ovary syndrome. Clinical Gynecologic Endocrinology and Infertility, 8th ed., pp. 495–531. Lippincott Williams and Wilkins.
  3. American Association of Clinical Endocrinologists (2005). Position statement on metabolic and cardiovascular consequences of polycystic ovary syndrome. Endocrine Practice: 11(2): 126–134.
  4. Ehrmann DA (2005). Polycystic ovary syndrome. New England Journal of Medicine, 352(12): 1223–1236.
  5. Huang I, et al. (2007). Endocrine disorders. In JS Berek, ed., Berek and Novak's Gynecology, 14th ed., pp. 1069–1135. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Otras obras consultadas

  • Cahill D (2009). PCOS, search date December 2007. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.
  • American College of Obstetricians and Gynecologists (2009). Polycystic ovary syndrome. ACOG Practice Bulletin No. 108. Obstetrics and Gynecology, 114(4): 936–949.
  • Dronavalli S, Ehrmann DA (2007). Pharmacologic therapy of polycystic ovary syndrome. Clinical Obstetrics and Gynecology, 50(1): 244–254.
  • Hall J (2007). Neuroendocrine changes with reproductive aging in women. Seminars in Reproductive Medicine, 25(5): 344–351.
  • Polycystic Ovary Syndrome Writing Committee (2005). American Association of Clinical Endocrinologists position statement on metabolic and cardiovascular consequences of polycystic ovary syndrome. Endocrine Practice, 11(2): 125–134.
  • Practice Committee of the American Society for Reproductive Medicine (2006). The evaluation and treatment of androgen excess. Fertility and Sterility, 86(4, Suppl): S241–S247.
  • Rotterdam ESHRE/ASRM-Sponsored PCOS Consensus Workshop Group (2003). Revised 2003 consensus on diagnostic criteria and long-term health risks related to polycystic ovary syndrome. Fertility and Sterility, 81(1): 19–25.
  • Setji T, Brown AJ (2007). Polycystic ovary syndrome: Diagnosis and treatment. American Journal of Medicine, 120(2): 128–132.
  • Thatcher SS, Jackson EM (2006). Pregnancy outcome in infertile patients with polycystic ovary syndrome who were treated with metformin. Fertility and Sterility, 85(4): 1002–1009.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario Patrice Burgess, MD - Family Medicine
Revisor médico especializado Kirtly Jones, MD - Obstetrics and Gynecology
Última revisión 6 febrero, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.