Problemas del manguito de los rotadores: Ejercicios que puede hacer en el hogar

Medida práctica

Introducción

Los ejercicios son una parte muy importante del tratamiento para un trastorno del manguito de los rotadores. Si tiene dolor, debilidad y rigidez en el hombro a causa de un problema del manguito de los rotadores, su médico probablemente le sugiera que pruebe ejercicios y otros tratamientos en el hogar. Estos tratamientos pueden incluir descanso, hielo, calor y medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como ibuprofeno o naproxeno.

Los tratamientos en el hogar pueden ayudar a sanar la mayoría de los problemas del manguito de los rotadores. Si no funcionan, tal vez desee considerar operarse o probar otro tratamiento.

Trate de evitar ciertos movimientos y actividades cotidianas que empeoran sus problemas. Por ejemplo, trate de no estirarse para alcanzar algo del asiento trasero de su automóvil ni estirar los brazos por detrás de la espalda. Tenga cuidado cuando comience los ejercicios. Hágalos más lentamente o interrúmpalos si es necesario.

También necesita hacer ejercicios si se opera del manguito de los rotadores. Trabajará con su médico y su fisioterapeuta para planificar un programa de ejercicios que le ayude a recuperar tanta fuerza y flexibilidad del hombro como sea posible.

¿Cómo puede hacer ejercicio para los trastornos del manguito de los rotadores?

Antes de comenzar estos ejercicios, hable con su médico o su fisioterapeuta. Es importante que haga los ejercicios correctamente cada vez.

Sin embargo, deje de hacer los ejercicios y llame a su profesional de la salud si no está seguro de estar haciéndolos correctamente. También llame si siente algún dolor. Cualquier malestar que sienta mientras hace ejercicio no debe durar más de 2 horas después de terminar.

Los sonidos de crujidos y chasquidos al hacer ejercicio no significan que algo está mal. Pero una sensación de rozamiento podría ser otro problema.

Si le duele el hombro después de hacer ejercicio, aplíquese hielo.

Ejercicios de estiramiento

Si lo han operado, probablemente no comience ejercicios activos del manguito de los rotadores (donde usa los músculos del hombro) hasta al menos entre 3 y 6 semanas después de la cirugía. Podrían permitirle ejercicio activo inmediatamente después de la cirugía para tendinitis. Asegúrese de seguir la recomendación del cirujano sobre cuándo puede hacer estos ejercicios.

La mayoría de las personas usa un cabestrillo o un dispositivo ortopédico después de la cirugía para evitar mover el hombro. Pregúntele a su médico cómo debe quitárselo antes de hacer ejercicio y cómo volver a ponérselo después de la sesión. Un amigo, un familiar o un fisioterapeuta tal vez pueda ayudarle si su médico lo autoriza.

Tiene que hacer bien los ejercicios de estiramiento y poder poner el hombro en toda la amplitud de movimiento antes de comenzar las rutinas de fortalecimiento. Realice los ejercicios de estiramiento de 5 a 10 veces al día.

Ejercicios de fortalecimiento

Comience estos ejercicios solamente después de que su médico lo haya aprobado. Por lo general, se comienzan estos ejercicios lentamente, tan pronto como pueda hacer los estiramientos sin dolor. Sin embargo, la mayoría de las personas esperan de 6 a 8 semanas después de la cirugía para hacer estos ejercicios y otros similares.

Para cualquiera de los ejercicios de fortalecimiento en los que los brazos comienzan o se estiran desde los costados, el movimiento debe ser en diagonal. Esto significa que el movimiento debería ser de aproximadamente 30 grados hacia el frente de donde los brazos estarían si los levantara estirados hacia el costado.

La lista que aparece a continuación relaciona ejercicios de fortalecimiento con imágenes e instrucciones.

Ejercicios de fortalecimiento escapular

El omóplato (escápula) es uno de los huesos principales de la articulación del hombro. Ayuda a que el hombro se mantenga estable y se mueva bien. Si la escápula no se mueve bien, aplica mucha presión sobre el manguito de los rotadores y los músculos relacionados, lo que puede causar distensión. Además, si la escápula no se mueve bien, usted tiene una mayor probabilidad de que se apretujen los tendones y que froten contra el hueso. Esto se llama pinzamiento.

Estos ejercicios pueden ayudarle a mantener o a mejorar la fuerza alrededor del omóplato. También pueden ayudar a que el manguito de los rotadores funcione como debería.

La lista que aparece a continuación relaciona ejercicios de fortalecimiento escapular con imágenes e instrucciones.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado Timothy Bhattacharyya, MD

Revisado23 mayo, 2014