Posiciones para amamantar

Saltar a la barra de navegación

Posiciones para amamantarSaltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Amamantar en una posición adecuada ayudará a su bebé a prenderse y a mamar correctamente y hará que usted disfrute más de la experiencia. Además, cuando usted está en una posición cómoda y relajada, la salida de la leche tendrá lugar con más facilidad.

Es más probable que usted vacíe todas las zonas de su seno (mama) si cambia frecuentemente de posición al amamantar. Esto ayuda a prevenir que se bloqueen los conductos galactóforos. Las mujeres que han tenido un parto por cesárea pueden encontrarse más cómodas en una posición diferente a las que dieron a luz por vía vaginal.

En cualquier posición:

  • No se incline sobre el bebé al amamantar. Acerque al bebé hacia usted, no al revés. Inclinarse puede provocar problemas en la espalda y en el cuello.
  • Mantenga rectos el cuerpo y la cabeza del bebé. La cabeza del bebé debería estar alineada con el cuerpo, no girada hacia un lado ni inclinada hacia arriba o hacia abajo mientras se amamanta.
  • Use una o más almohadas para sostener sus brazos y al bebé. Esto les servirá a usted y a su bebé para estar más cómodos durante el amamantamiento.

Hay varias posiciones para amamantar.

Posición de cuna

En la posición de cuna (tradicional), usted se sienta con la espalda apoyada. Un brazo sostiene al bebé, con la cabeza en la curva de su codo y la mano abierta sosteniendo las nalgas o la espalda del bebé. El abdomen de su bebé reposa sobre el suyo. Con la otra mano, puede sostener el seno y llevarlo a la boca del bebé.

Tal vez desee colocarse una almohada sobre el regazo para descansar el brazo a un nivel cómodo o utilizar una banqueta para elevar los pies.

Aunque la posición de cuna suele considerarse la más común, no ofrece tanto control como otras posiciones. La posición de cuna suele funcionar bien una vez que la lactancia está bien establecida.

Posición de cuna cruzada

La posición de cuna cruzada es similar a la posición de cuna, pero las posiciones de las manos son diferentes. Esta posición podría darle más control al mover al bebé. El abdomen del bebé reposa sobre el suyo. Una mano sostiene la base de la cabeza del bebé, detrás de los hombros con los dedos hacia arriba sujetando la cabeza. La otra mano (la del mismo lado que el seno que se esté usando) sostiene el seno y lo estrecha para ayudar a que el bebé tenga una buena y profunda prendida a la areola. Este tipo de posición ayuda a guiar al bebé hacia el seno para una prendida correcta.

Posición de fútbol americano

En la posición de fútbol americano, usted se sienta en una cama o en un sofá. El bebé se encuentra bajo su brazo y está acostado del lado del que lo va a amamantar, con el pecho del bebé mirando hacia su pecho. La cabeza del bebé está en su mano (la del mismo lado que el seno que se esté usando), y la parte superior del cuerpo del bebé está apoyada en su brazo o en una almohada. Con esa mano puede controlar la cabeza del bebé para acercarle la boca rápidamente y así lograr una buena prendida. La otra mano se cruza para sostener el seno y estrecharlo. Utilice almohadas para ayudar a sostener al bebé.

La posición de fútbol americano es similar a la posición de cuna cruzada. Sin embargo, como el bebé no descansa sobre su abdomen, la posición de fútbol americano es útil para las mujeres que tuvieron un parto por cesárea. También funciona bien para amamantar a gemelos o a bebés que tengan dificultad para meterse en la boca una parte suficiente de la areola (el círculo oscuro alrededor del pezón). Las mujeres que tienen senos grandes también suelen encontrar que esta posición es cómoda para amamantar.

Posición acostada de lado

En la posición acostada de lado, usted y su bebé se acuestan de costado con su pecho uno frente al otro. Coloque almohadas detrás de la cabeza del bebé para sostenerla. La boca del bebé debe estar cerca del pezón. La mano del lado de arriba sostiene el seno que queda abajo y lo guía hacia la boca del bebé mientras usted se gira hacia el bebé que busca prenderse a su pezón. Una vez que el bebé se ha prendido, utilice este brazo para abrazar al bebé y acercarlo a usted.

También puede colocar al bebé sobre una almohada firme a su costado. Ofrézcale el pecho de arriba para amamantarlo. Tener al bebé sobre la almohada puede ayudar a que algunas mujeres con pechos muy grandes o pequeños vean a su bebé con más facilidad.

La posición acostada de lado es una buena opción si ha tenido un parto por cesárea o si está cansada.

Posición australiana

En la posición australiana, usted sostiene al bebé en forma vertical y lo sienta sobre el muslo con una pierna a cada lado, frente a usted. Su rodilla sostiene las nalgas del bebé, mientras que una mano sostiene la base de la cabeza del bebé para dar control mientras acerca al bebé al seno para que se prenda. Quizá funcione mejor si el bebé está sentado con ambas piernas ligeramente hacia un lado. La otra mano (la del mismo lado que el seno que se esté usando) sostiene el seno para ayudar a que el bebé tenga una buena y profunda prendida a la areola.

Posiciones para amamantarSaltar a la barra de navegación

Posiciones para amamantarSaltar a la barra de navegación

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Mary Robbins, RNC, IBCLC - Consultor de Lactancia

Revisado4 junio, 2014