Liberación de la fascia plantar

Generalidades de la cirugía

La cirugía de liberación de la fascia plantar consiste en cortar parte del ligamento de la fascia plantar para eliminar la tensión y aliviar la inflamación del ligamento (fascitis plantar). Su médico puede usar medicamento que adormece la zona (anestesia local) para el procedimiento. La liberación de la fascia plantar puede hacerse cortando la zona (cirugía abierta) o introduciendo instrumentos a través de pequeñas incisiones (cirugía endoscópica).

  • El cirujano hará una incisión en el pie más arriba de la parte acolchada del talón, donde la piel más gruesa de la planta se encuentra con la piel más delgada de la parte posterior del talón, o es posible que le haga una incisión en la planta del pie. Si la cirugía es endoscópica, el cirujano le hará una pequeña incisión en cualquiera de los lados del talón por debajo del hueso del tobillo.
  • Es posible que el cirujano despegue la fascia plantar del hueso del talón o que haga incisiones en cualquiera de los lados para aflojar la tensión.
  • El cirujano puede extraer y alisar la superficie del hueso para permitir que la fascia plantar sane bajo menos tensión. A veces, el cirujano extrae una pequeña cuña de tejido dañado.
  • Es posible que el cirujano también libere la parte más gruesa de un músculo del pie (el abductor del dedo gordo) para prevenir que los nervios queden atrapados como resultado de la cirugía. Si hay un espolón óseo en el talón, tal vez se lo extraigan.

Qué esperar después de la cirugía

Si le hacen la cirugía abierta tradicional, tal vez use un yeso o dispositivo ortopédico para que no ponga peso en el pie, como una bota ortopédica Equalizer o una bota CAM (que se parece a una bota de esquí larga), por un período de 2 a 3 semanas después de la operación para permitir que sanen los tejidos.

Si le hacen una cirugía endoscópica, puede comenzar a poner algo de peso inmediatamente y puede empezar a usar calzado normal en cuanto le quede cómodo. La mayoría de las personas regresan a sus actividades normales al cabo de 3 a 6 semanas.

Usted comenzará un programa gradual de fortalecimiento y flexibilidad después de la operación. Correr o saltar está limitado por al menos 3 meses después de la cirugía.

Por qué se hace

La operación puede ser adecuada para solamente el 5% de las personas con fascitis plantar.nota 1 Algunos especialistas de los pies pueden recomendar la cirugía con más frecuencia. Generalmente, su médico tal vez recomiende operar si:

  • Usted continúa teniendo síntomas fuertes e incapacitantes a pesar de seguir muy atentamente el tratamiento en el hogar y otro tratamiento no quirúrgico.
  • Ha tenido síntomas por un período de por lo menos 6 a 12 meses.
  • Usted es un atleta y los síntomas le están afectando su rendimiento y su capacidad para participar en un programa atlético razonable.
  • Su capacidad para trabajar es limitada a pesar del tratamiento no quirúrgico.
Fascitis plantar: ¿Debería operarme para el dolor en los talones?

Eficacia

La mayoría de las personas (más de 75 de cada 100) tienen menos dolor después de la cirugía de liberación de la fascia plantar. Hasta 25 de cada 100 personas que se operan siguen teniendo dolor.nota 2

Riesgos

Los riesgos de la liberación de la fascia plantar incluyen:

  • Problemas nerviosos, incluyendo compresión neuropática o síndrome del túnel del tarso.
  • Dolor recurrente en el talón.
  • Neuroma, un tumor benigno compuesto de células y fibras nerviosas.
  • Demora en la sanación de la herida.
  • Infección.
  • Riesgos de la anestesia.
  • Posibilidad de que los síntomas empeoren después de la cirugía (raro).

Para pensar

La cirugía endoscópica debería ser realizada por un cirujano especialmente capacitado en la técnica y que tenga experiencia para hacer la operación. Pregunte cuántas cirugías endoscópicas ha realizado el cirujano y el éxito de las mismas.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Academy of Orthopaedic Surgeons and American Academy of Pediatrics (2010). Plantar fasciitis. In JF Sarwark, ed., Essentials of Musculoskeletal Care, 4th ed., pp. 839–844. Rosemont, IL: American Academy of Orthopaedic Surgeons.
  2. Mann JA, et al. (2006). Foot and ankle surgery. In HB Skinner, ed., Current Diagnosis and Treatment in Orthopedics, 4th ed., pp. 460–534. New York: McGraw-Hill.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Gavin W.G. Chalmers, DPM - Podólogo y cirugía podológica

Revisado23 febrero, 2015