Discectomía o microdiscectomía para una hernia de disco lumbar

Generalidades de la cirugía

La discectomía es una operación para extraer material de una hernia de disco lumbar (parte baja de la espalda) que oprime la raíz de un nervio o la médula espinal.

Suele hacerse como microdiscectomía, en la cual se utiliza un microscopio especial para visualizar el disco y los nervios. Esta vista más amplia permite que el cirujano haga un corte (incisión) más pequeño. Y esto causa menos daño al tejido circundante.

Antes de extraer el material del disco, es posible que se saque un pequeño pedazo de hueso (la lámina) de la vértebra afectada. Esto se llama laminotomía o laminectomía. Permite que el cirujano vea mejor la hernia de disco.

Por lo general, la discectomía se realiza en un hospital. Usted está dormido o adormecido durante la cirugía. Es probable que deba pasar la noche en el hospital.

Qué esperar después de la cirugía

Después de la cirugía, se le animará a levantarse de la cama y caminar tan pronto como desaparezca la sensación de entumecimiento. Puede usar medicamentos recetados para controlar el dolor mientras se recupera. Puede reanudar lentamente el ejercicio y otras actividades.

Otros factores para tener en cuenta incluyen los siguientes:

  • Es posible que no pueda sentarse con comodidad al principio. La mayoría de las personas evitan tener que estar sentadas durante más de 15 o 20 minutos. Pero estar sentado será más cómodo con el tiempo.
  • Camine tan a menudo como pueda durante las primeras semanas. Levantarse a menudo para pasear ayudará a reducir el riesgo de que se forme demasiado tejido cicatricial.
  • Muchas personas pueden reanudar el trabajo y las actividades cotidianas poco después de la cirugía. En algunos casos, el médico podría sugerir un programa de rehabilitación. Esto puede incluir fisioterapia y ejercicios en el hogar.
  • Si usted trabaja en una oficina, es posible que pueda regresar al trabajo al cabo de 2 a 4 semanas. Si su empleo requiere trabajo manual (como levantar objetos u operar maquinaria que vibra), es posible que pueda regresar al trabajo entre 4 y 8 semanas después de la operación.

Por qué se hace

La cirugía se realiza para reducir el dolor y permitir que recupere el movimiento y el funcionamiento normales.

Usted y su médico pueden considerar la cirugía si:

  • Tiene dolor muy intenso en la pierna, entumecimiento o debilidad que le impide realizar sus actividades diarias.
  • Los síntomas de la pierna no mejoran después de al menos 4 semanas de tratamiento no quirúrgico.
  • Los resultados de un examen físico demuestran que tiene debilidad, pérdida de movimiento o sensación anormal que es probable que mejore después de la cirugía.

La cirugía se considera una urgencia si usted tiene síndrome de cola de caballo. Las señales incluyen:

  • Nueva pérdida del control de los intestinos o de la vejiga.
  • Nueva debilidad en las piernas (generalmente ambas piernas).
  • Nuevo entumecimiento u hormigueo en las nalgas, la zona genital o las piernas (generalmente ambas piernas).
Hernia de disco lumbar: ¿Debería operarme?

Eficacia

Aunque la cirugía para una hernia de disco lumbar no es eficaz para todo el mundo, sí que funciona bien para muchas personas.

Un estudio llamado SPORT asignó al azar a 500 personas en dos grupos. Algunas se sometieron a cirugía y otras no. El estudio concluyó que, después de 2 años, la mayoría de las personas se sentían mejor y podían estar activas, tanto si se operaron como si no. Las personas que se operaron tenían una probabilidad un poco más alta de sentirse mejor. Pero la diferencia no era lo suficientemente grande como para demostrar que un tratamiento es mejor que el otro.nota 1

Otro estudio consistió en el seguimiento de 500 personas durante 10 años. Algunas se sometieron a cirugía y otras no. Este estudio concluyó que las personas que empezaron con dolor de moderado a muy intenso tendían a sentirse mejor más pronto si se habían operado. Pero al cabo de 5 a 10 años, la cantidad de personas en ambos grupos que podían hacer sus actividades cotidianas era más o menos igual, ya fuera que se hubieran sometido a cirugía o no.nota 2

Riesgos

Al igual que con cualquier cirugía, hay algunos riesgos.

  • La cirugía no siempre funciona o es posible que no funcione mejor que otros tratamientos.
  • Existe un leve riesgo de dañar la columna vertebral o los nervios.
  • Existe un cierto riesgo de infección.
  • Hay riesgos con la anestesia.

Para pensar

La discectomía para una hernia de disco lumbar puede proporcionar alivio del dolor más rápido que el tratamiento no quirúrgico. Pero no está claro si la cirugía marca una diferencia en qué tratamiento puede ser necesario más adelante.

Las personas que se han hecho una discectomía convencional o una microdiscectomía han reportado mejoras similares un año después de la cirugía.nota 3

La fusión espinal es un procedimiento que une los huesos en la espalda. Para la parte baja de la espalda (columna lumbar), la fusión espinal es controvertida y compleja y no suele realizarse normalmente con una discectomía. Si un médico sugiere que usted se someta a una fusión espinal lumbar con una discectomía, obtenga una segunda opinión médica para ayudarle a decidir si la fusión es necesaria.

Una nueva forma de discectomía que utiliza rayos láser (discectomía por láser) se encuentra todavía en fase de investigación.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Weinstein JN, et al. (2006). Surgical vs nonoperative treatment for lumbar disk herniation: The spine patient outcomes research trial (SPORT): A randomized trial. JAMA, 296(20): 2441–2450.
  2. Atlas SJ, et al. (2005). Long-term outcomes of surgical and nonsurgical management of sciatica secondary to a lumbar disc herniation: 10-year results from the Maine Lumbar Spine Study. Spine, 30(8): 927–935.
  3. Jordan J, et al. (2011). Herniated lumbar disc, search date June 2010. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado Robert B. Keller, MD - Ortopedia

Revisado4 junio, 2014