Vacunas antialérgicas para la rinitis alérgica

Generalidades del tratamiento

Cuando usted recibe inmunoterapia en forma de vacunas antialérgicas, su alergólogo o su médico de cabecera le inyecta pequeñas dosis de las sustancias a las que usted es alérgico (alérgenos) debajo de la piel. Esto ayuda a su cuerpo a "acostumbrarse" al alérgeno, lo cual puede resultar en una menor incidencia de síntomas de la rinitis alérgica o en una disminución en la intensidad de los mismos.

Su alergólogo usará un extracto de césped, malezas o polen de los árboles; ácaros del polvo; moho; o caspa de los animales para las vacunas antialérgicas. Primero debe hacerse una prueba cutánea para averiguar a qué alérgeno le tiene alergia.

Su alergólogo le inyecta debajo de la piel una solución salina (agua salada) que contiene una cantidad diminuta del alérgeno (o alérgenos). Al principio, le aplicará la inyección una o dos veces a la semana. Gradualmente recibirá más cantidad del alérgeno en las inyecciones.

Después de alrededor de 4 a 6 meses de inyecciones semanales, generalmente recibe la mejor cantidad de alérgeno en la inyección. Esto se llama dosis de mantenimiento. Cuando alcanza la dosis de mantenimiento, usted recibe la misma dosis en inyecciones con una frecuencia de 2 a 4 semanas por entre los próximos 4 y 6 meses.

El período entre inyecciones aumenta gradualmente a aproximadamente un mes. Y la dosis suele continuar igual cada mes. Después de 1 año de mantenimiento, su alergólogo controlará si usted tiene menos síntomas o si estos son menos intensos. Si sus síntomas alérgicos no han cambiado, no le aplicarán más las vacunas. Si sus síntomas han mejorado, es posible que le continúen aplicando vacunas por un término de hasta 3 a 5 años.nota 1

Otros métodos de este tratamiento se llaman inmunoterapia acelerada o en esquema agrupado ("cluster"), en los que usted alcanza la dosis de mantenimiento con más rapidez.

Qué esperar después del tratamiento

El alergólogo le pone las vacunas antialérgicas en su consultorio. Usted permanecerá en el consultorio por 30 minutos después de que le apliquen las inyecciones, en caso de que tenga una reacción grave (anafilaxia) a los alérgenos inyectados.

Es común que tenga enrojecimiento y sensación de calor en el lugar de la inyección. Pero estos desaparecen después de un período de tiempo breve.

Por qué se hace

Las vacunas antialérgicas pueden reducir su reacción a alérgenos, lo cual puede resultar en una reducción en la cantidad o en la intensidad de los síntomas. Es posible que también puedan evitar que los niños que tienen rinitis alérgica lleguen a tener asma.nota 1 Las recomendaciones sobre cuándo ponerse vacunas antialérgicas varían pero, en general, usted y su médico pueden considerarlas cuando:

  • Los síntomas alérgicos son lo suficientemente intensos como para que los beneficios de las vacunas superen el costo y el tiempo que implica vacunarse.
  • Usted es alérgico a solamente unas pocas sustancias, y estas son difíciles de evitar.
  • Evitar los alérgenos y usar medicación no controlan los síntomas, o usted tiene que tomar medicamentos todo el tiempo para controlar los síntomas.
  • Los efectos secundarios de los medicamentos son un problema.
  • Usted quiere un tratamiento para la causa de su alergia, en vez de un tratamiento solamente para los síntomas.
  • Usted tiene otro problema de salud que se ve afectado por la rinitis alérgica, como el asma.
  • Usted quiere reducir la probabilidad de llegar a tener asma.

Eficacia

Las vacunas antialérgicas son eficaces para tratar la rinitis alérgica y el asma alérgica. Las vacunas reducen los síntomas en las personas alérgicas al polen, la caspa de los animales, los ácaros del polvo, el moho y las cucarachas. Los especialistas no saben por cuánto tiempo funcionan las vacunas antialérgicas después de que se dejan de poner las inyecciones. Es posible que algunas personas no vuelvan a tener alergias. Otras pueden volver a tener alergias dentro de unos pocos años.nota 1

Aunque usted todavía necesite evitar los alérgenos, tal vez pueda usar menos medicamento o dejar de usar medicamentos.

Riesgos

Las vacunas antialérgicas casi siempre son seguras si se dan correctamente. Es común que tenga enrojecimiento y sensación de calor en el lugar de la inyección. Las reacciones corporales generales, como ronchas (urticaria), síntomas de asma y presión arterial baja, no son frecuentes. Debido a la posibilidad de tener una reacción potencialmente mortal (anafilaxia), le ponen las vacunas donde hay disponible atención de urgencia.

Si usted o su hijo tienen otra afección, como el asma, pueden tener una probabilidad más alta de tener una reacción grave a las inyecciones. Usted debería tener su asma bien controlada antes de ponerse vacunas antialérgicas.

Para pensar

Aunque son caras, las vacunas antialérgicas tal vez no superen el costo combinado de medicación, visitas al médico y a la sala de urgencias, y días de ausencia de la escuela o del trabajo a lo largo de varios años. Pero usted podría necesitar vacunarse regularmente por entre 3 y 5 años. Y tal vez le lleve un año o más tiempo para que mejoren sus síntomas. Si el programa de tratamiento es difícil de seguir, tal vez desee pensar en otras opciones. Durante su tratamiento, usted debería ver a su médico con una frecuencia de al menos 6 a 12 meses.

Las vacunas antialérgicas tratan una alergia a solamente un alérgeno o a un grupo de alérgenos relacionados muy estrechamente, como el polen de diferentes tipos de césped. Si usted es alérgico a más de un tipo de alérgeno, tal vez necesite que le pongan vacunas para cada tipo de alérgeno para aliviar todos sus síntomas. Por lo general, los alérgenos pueden combinarse en una o dos inyecciones.

A los niños menores de 2 años de edad no se les debería poner las inyecciones. A los niños de 3 a 4 años de edad les puede resultar difícil que les pongan muchas inyecciones durante un tiempo prolongado. Hable con su médico acerca de si las vacunas antialérgicas son adecuadas para su hijo.

Los adultos mayores pueden estar tomando medicamentos o tener otras afecciones de salud que podrían aumentar el riesgo de que tengan una reacción grave a las vacunas antialérgicas.

Usted debe informar acerca de cualquier reacción tardía a una vacuna antialérgica. Las reacciones tardías pueden ocurrir en cualquier momento dentro de las 24 horas después de una inyección. Las reacciones pueden afectar solamente el sitio de la inyección (por ejemplo, una zona enrojecida o abultada alrededor del sitio) o pueden afectarle todo el cuerpo (como problemas para respirar).

Las mujeres embarazadas que ya se están aplicando vacunas antialérgicas pueden seguir poniéndoselas. Pero no empiece a aplicárselas durante el embarazo.

Las vacunas antialérgicas no deberían usarse cuando usted:

  • Ha tenido recientemente un ataque cardíaco, angina inestable u otro problema del corazón, o está tomando betabloqueantes.
  • No puede comunicarse (no puede decirle a su médico sobre reacciones a las vacunas). La mayoría de los médicos no administran vacunas antialérgicas a niños menores de 5 años.
  • Tiene una enfermedad del sistema inmunitario (como SIDA).

La inmunoterapia sublingual puede ser otra manera de tratar ciertas alergias al polen. En vez de aplicarse vacunas, usted disuelve un comprimido bajo la lengua todos los días. Cada comprimido contiene una pequeña cantidad del alérgeno. Este tratamiento, al igual que las vacunas antialérgicas, ayuda a su organismo a "acostumbrarse" al alérgeno, de modo que con el tiempo su cuerpo reaccione menos al mismo. La inmunoterapia oral y sublingual también está siendo estudiada para otros tipos de alergias.

Alergias: ¿Debería aplicarme inyecciones antialérgicas?

Complete el formulario de información sobre tratamientos especiales (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este tratamiento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Joint Task Force on Practice Parameters (2011). Allergen immunotherapy: A practice parameter third update. Journal of Allergy and Clinical Immunology, 127(1, Suppl): S1–S55.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Rohit K Katial, MD - Alergía e imunología

Revisado20 febrero, 2015