• English

Asma durante el embarazo

Generalidades del tema

El asma es un problema de salud bastante común entre las mujeres embarazadas, incluso en algunas mujeres que nunca la han tenido. Durante el embarazo, el asma no solo la afecta a usted, sino que también puede reducir el oxígeno que el feto recibe de usted. Sin embargo, esto no significa que, por tener asma, su embarazo será más difícil o más peligroso para usted o para el feto. Las mujeres embarazadas que tienen su asma controlada en forma adecuada suelen tener embarazos normales con poco o ningún aumento del riesgo para ellas mismas o para su bebé en desarrollo.

La mayoría de los tratamientos para el asma son seguros durante el embarazo. Después de años de investigación, los entendidos dicen ahora que tratar el asma con medicamentos es mucho más seguro que no tratarla durante el embarazo. Hable con su médico acerca del tratamiento más seguro para usted.

Los riesgos del asma no controlada para las mujeres embarazadas

Si nunca ha tenido asma antes, es posible que piense que la falta de aire o la respiración sibilante (con silbidos) durante el embarazo no sea asma. Si sabe que tiene asma, es posible que no la considere una preocupación si solo tiene síntomas leves. Sin embargo, el asma puede afectarlos a usted y al feto, y usted debe actuar en consecuencia.

Si el asma no está controlada, los riesgos para su salud incluyen:1, 2

Los riesgos para el feto incluyen:1, 2

  • Crecimiento anormalmente lento del feto (retraso del crecimiento intrauterino). Cuando nace, el bebé es de tamaño pequeño.
  • Nacimiento antes de la semana 37 de embarazo (parto prematuro).
  • Bajo peso al nacer.
  • Muerte inmediatamente antes o después del nacimiento (mortalidad perinatal).

Cuanto mayor control tenga sobre el asma, menor será el riesgo.

El tratamiento para el asma y el embarazo

Las mujeres embarazadas manejan el asma de la misma manera que lo hacen las mujeres que no están embarazadas. Como todas las personas con asma, las mujeres embarazadas deben tener un plan de acción para el asma que las ayude a controlar la inflamación y a prevenir y a controlar los ataques de asma. Parte de un plan de acción de una mujer embarazada debería ser el registro de los movimientos fetales. Puede hacerlo observando si las patadas del feto disminuyen o no con el tiempo. Si nota menos actividad fetal durante un ataque de asma, comuníquese de inmediato con su médico o con la ayuda de emergencia para obtener instrucciones.

Cosas para pensar con respecto al asma en las mujeres embarazadas incluyen las siguientes:

  • Si más de un profesional de la salud participa en la atención del embarazo y del asma, deben comunicarse entre ellos para hablar acerca del tratamiento. El obstetra debe participar en la atención del asma.1
  • Vigilar atentamente la capacidad pulmonar durante todo el embarazo para asegurarse de que el feto en crecimiento reciba suficiente cantidad de oxígeno. Debido a los cambios en la gravedad del asma que se presentan en alrededor de dos tercios de las mujeres mientras están embarazadas, usted debería hacerse chequeos mensuales con su médico para observar sus síntomas y la capacidad pulmonar.1 Su médico utilizará la espirometría o un medidor de flujo máximo para medirle la capacidad pulmonar.
  • Observar los movimientos fetales todos los días después de la semana 28.
  • Si no tiene el asma bien controlada o si tiene asma de moderada a grave, piense en hacerse ecografías después de la semana 32 para vigilar el crecimiento fetal.1 Las ecografías también le pueden servir a su médico para revisar al feto después de un ataque de asma.
  • Trate de tomar más medidas para evitar y controlar los factores desencadenantes del asma (por ejemplo, el humo de tabaco o los ácaros del polvo), de modo que pueda tomar menor cantidad de medicamentos si es posible. Muchas mujeres tienen síntomas nasales, y podría existir un vínculo entre el aumento de síntomas nasales y los ataques de asma. La enfermedad de reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés), que es una afección común del embarazo, también puede causarle síntomas.
  • Es importante que tenga protección adicional contra la gripe (influenza). Aplíquese la vacuna contra la gripe tan pronto como esté disponible, ya sea que esté en el primero, segundo o tercer trimestre de embarazo en ese momento. La eficacia de la vacuna contra la gripe dura una temporada. La vacuna contra la gripe (¿Qué es un documento PDF ?) es segura en el embarazo y se recomienda para todas las mujeres embarazadas.

El asma y las alergias

Muchas mujeres también tienen alergias, por ejemplo, rinitis alérgica, junto con el asma. Tratar las alergias es una parte importante del manejo del asma.

  • Los corticosteroides inhalados según las dosis recomendadas son eficaces y pueden ser utilizados por las mujeres embarazadas.
  • Se recomiendan los antihistamínicos loratadina o cetirizina.
  • Si ya se está aplicando inyecciones antialérgicas, puede continuar recibiéndolas, pero no se recomienda comenzar a aplicarse inyecciones antialérgicas durante el embarazo.
  • Hable con su médico acerca del uso de los descongestionantes que toma por boca (descongestionantes orales). Podrían existir mejores opciones de tratamiento.

Los medicamentos para el asma y el embarazo

Un análisis de los estudios en animales y en seres humanos sobre los efectos de los medicamentos para el asma tomados durante el embarazo reveló pocos riesgos para las mujeres o para los fetos. Para una mujer embarazada que tiene asma, es más seguro recibir tratamiento con medicamentos para el asma que tener síntomas y ataques de asma.1 El control deficiente del asma implica un mayor riesgo para el feto que los riesgos que implican los medicamentos para el asma.1 La budesonida está indicada por la Food and Drug Administration (Administración de Drogas y Alimentos o FDA, por sus siglas en inglés) de los EE. UU. como el corticosteroide inhalado de uso más seguro durante el embarazo. Un estudio reveló que la budesonida inhalada de dosis bajas en mujeres embarazadas pareció ser segura para la madre y para el feto.3

Nunca deje de tomar los medicamentos que toma sin hablar con su médico ni reduzca la cantidad que toma. Podría tener que esperar hasta que termine el embarazo para realizar cambios en sus medicamentos.

Siempre hable con su médico antes de utilizar cualquier medicamento cuando esté embarazada o esté intentando quedar embarazada.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. National Asthma Education and Prevention Program (2005). Working Group Report on Managing Asthma During Pregnancy: Recommendations for Pharmacologic Treatment Update 2004 (NIH Publication No. 05-5236). Available online: http://www.nhlbi.nih.gov/health/prof/lung/asthma/astpreg.htm.
  2. American College of Obstetricians and Gynecologists (2008, reaffirmed 2009). Asthma in pregnancy. ACOG Practice Bulletin No. 90. Obstetrics and Gynecology, 111(2): 457–464.
  3. Silverman M, et al. (2005). Outcome of pregnancy in a randomized controlled study of patients with asthma exposed to budesonide. Annals of Allergy, Asthma, and Immunology, 95(6): 566–570.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializado Rohit K Katial, MD - Allergy and Immunology
Última revisión 22 febrero, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.