• English

Envejecimiento saludable: ¿Es hora de dejar de conducir?

Guía para decidir

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Envejecimiento saludable: ¿Es hora de dejar de conducir?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Dejar de conducir.
  • Seguir conduciendo, pero prestar atención a las señales de advertencia que indiquen que conducir ya no es seguro.

Esta ayuda para tomar la decisión le ayuda a decidir si aún puede conducir en forma segura. Es posible que también la encuentre útil si le preocupa la seguridad de un adulto mayor que conduce.

Puntos clave para recordar

  • A medida que envejece, su visión, sus reflejos y su audición cambian. Estos cambios pueden hacer que le resulte más difícil conducir en forma segura.
  • Las personas de 70 años o más tienen más probabilidades de chocar que cualquier otro grupo etario, además de los conductores de 25 años o menos. Y debido a que los conductores mayores son más frágiles, tienen más probabilidades de lesionarse o de morir a causa de estos choques.1
  • No existe una edad determinada en la que todas las personas deberían dejar de conducir. Cada persona es diferente. Sin embargo, tenga en cuenta que la mayoría de las personas conducen de 7 a 10 años más de lo que deberían.2 A continuación se incluyen algunas señales de advertencia a las que debe prestar atención:
    • A menudo, otros conductores le tocan bocina.
    • Tiene accidentes, incluso si solo se trata de topetazos.
    • Tiene dificultades para mantenerse en su carril.
    • Se pierde, incluso en caminos que conoce.
  • Hable con su médico acerca de los problemas de salud que podrían ser un obstáculo para que usted conduzca en forma segura. Por ejemplo, ¿tiene rigidez o dolor articular que hacen que le resulte más difícil girar la cabeza o el volante? ¿Tiene problemas para ver u oír en forma clara?
  • Para mantenerse seguro, evite conducir por la noche, en la autopista o con un clima desfavorable. Planifique conducir por calles que conoce. Tome caminos que le permitan evitar lugares arriesgados, como vías de acceso y de salida, y giros a la izquierda.
  • Hable con su familia y con sus amigos acerca de sus necesidades de transporte. Es posible que puedan ayudar. O bien considere el transporte público y los taxis como una manera de trasladarse. Pregunte en su centro local para adultos mayores sobre otras ideas.
PMCs

¿Cómo afecta el envejecimiento su manera de conducir?

A medida que envejece, su visión, sus reflejos y su audición cambian. Estos cambios pueden hacer que le resulte más difícil conducir en forma segura. Por ejemplo, a medida que envejece:

  • Su visión se debilita.
  • Sus reflejos son más lentos. Es posible que no pueda frenar o girar el volante rápidamente si necesita hacerlo.
  • Los músculos débiles y las articulaciones rígidas pueden hacer que le resulte difícil mirar hacia atrás cuando da marcha atrás.

De estos cambios, la visión es lo más importante. El envejecimiento afecta su visión de diferentes maneras:

  • Luz. Cuantos más años tiene, más luz necesita para conducir. Para ver bien, una persona de 60 años necesita 10 veces más luz que una de 19 años. Este es el motivo por el que es una buena idea evitar conducir por la noche si puede hacerlo.
  • Enfoque. Lo bien que los ojos pueden cambiar el enfoque disminuye a medida que envejece. Los conductores más jóvenes necesitan solo alrededor de 2 segundos para ajustar su enfoque de cerca a lejos, como cambiar la mirada del tablero de mandos al camino por delante. Los conductores de más de 40 años necesitan 3 segundos o más. Cuantos más años tiene, más tiempo necesitan los ojos.
  • Colores. Los colores, especialmente el rojo, son más difíciles de ver a medida que envejece. Algunos conductores mayores tardan el doble en ver el destello de las luces de freno que los conductores más jóvenes.
  • Percepción de la profundidad. A medida que envejece, su visión se debilita. Es posible que no tenga una buena visión lateral o percepción de la profundidad. Esto hace que sea más difícil para usted calcular la rapidez con la que se mueven los otros automóviles.

Las personas de 70 años o más tienen más probabilidades de chocar que cualquier otro grupo etario además de los conductores de 25 años o menos. Y debido a que los conductores mayores son más frágiles, tienen más probabilidades de lesionarse o de morir a causa de estos choques.1

¿Cómo sabrá cuándo es hora de dejar de conducir?

No existe una edad determinada en la que todas las personas deberían dejar de conducir. Cada persona es diferente. Sin embargo, la mayoría de las personas conducen de 7 a 10 años más de lo que deberían.2 Podría considerar dejar de conducir si:

  • A menudo, otros conductores le tocan bocina.
  • Tiene accidentes, incluso si solo se trata de topetazos.
  • Tiene dificultades para mantenerse en su carril.
  • Se pierde, incluso en caminos que conoce.

A continuación se incluyen algunas otras señales de advertencia que indican que es hora de dejar de conducir:

  • A menudo, está muy cerca de chocar con otros conductores.
  • Tiene dificultades para mover el pie entre el acelerador y el freno, o se confunde entre los dos.
  • Sus seres queridos están preocupados acerca de su manera de conducir.
  • Se siente con miedo o nervioso cuando conduce.
  • Otros automóviles, bicicletas o personas parecen aparecer de la nada.
  • Se le pasan por alto los signos y las señales de tránsito cuando conduce.

¿Cómo se trasladará si deja de conducir?

Incluso con planificación, decidir dejar de conducir es difícil. Marca el final de una etapa de vida. Además, es posible que le preocupe cómo se trasladará.

A continuación le indicamos algunos consejos para prepararse.

  • Pida ayuda a su familia y a sus amigos. Si pedir ayuda le resulta difícil, podría ofrecerles pagarles por su tiempo o por la gasolina para llevarlo a hacer diligencias.
  • Practique usar el transporte público. Si piensa tomar el autobús, pruebe hacerlo algunas veces antes de dejar de conducir. Esto le dará una idea de cuándo puede depender del autobús y cuándo podría necesitar otra ayuda para trasladarse.
  • Considere la posibilidad de usar taxis. Es posible que parezca costoso. Sin embargo, recuerde que también es muy costoso tener un automóvil, comprar gasolina y pagar el seguro y el mantenimiento.
  • Consulte con su centro local para adultos mayores acerca de otras opciones de transporte. Algunas áreas ofrecen autobuses de bajo costo o servicio de taxi para personas mayores. Puede aprender más sobre las opciones disponibles en su área en www.eldercare.gov (en inglés).

Si deja de conducir, está bien conservar su automóvil durante un tiempo. Es posible que se sienta mejor simplemente por saber que está ahí. Además, podría resultarle más fácil pedirle ayuda a otras personas si puede ofrecer el uso de su automóvil.

Si decide seguir conduciendo, ¿cómo puede conducir en forma segura?

Si ha evaluado las ventajas y desventajas y ha decidido seguir conduciendo, considere participar en un curso de seguridad para el conductor para conductores mayores. Le ayudará a medir lo bien que puede conducir. La American Association of Retired Persons (Asociación Americana de Personas Jubiladas o AARP, por sus siglas en inglés) ofrece un curso. También lo hacen muchos hospitales y departamentos estatales de vehículos a motor.

Luego, hable con su médico acerca de cualquier problema de salud que podría ser un obstáculo para que usted conduzca en forma segura, por ejemplo:

  • Dolor articular. El dolor y la rigidez pueden hacer que le resulte difícil girar la cabeza o el volante. Un automóvil con transmisión automática y dirección asistida puede hacer que le resulte más fácil conducir. Mantenerse activo y hacer ejercicio pueden ayudar a mejorar su fuerza y flexibilidad.
  • Pérdida de la visión. Revísese los ojos cada 1 o 2 años si tiene 65 años o más. O bien, revíseselos tan pronto como sea posible si nota algún cambio. Asegúrese de que la receta médica de sus anteojos sea la correcta.
  • Problemas de audición. Revísese la audición en forma regular y use un audífono si lo necesita.

Para mantenerse seguro mientras conduce:

  • Evite conducir por la noche o con clima desfavorable. Cuando tenga dudas, no salga.
  • Conduzca por calles que conoce. Mantenga encendidas las luces en todo momento.
  • Tome caminos que le permitan evitar lugares arriesgados, como vías de acceso y de salida, y giros a la izquierda. O bien, trate de encontrar rutas en las que los giros a la izquierda tengan señales con flechas de luz verde.
  • Deje bastante espacio entre usted y el automóvil de adelante. Comience a frenar con anticipación cuando sepa que deberá frenar de repente.
  • Evite las distracciones como comer, escuchar la radio o conversar.
  • Recuérdese que debe mirar a ambos lados cuando se acerca a una intersección.
  • Evite las autopistas donde la velocidad hace que sea difícil calcular las distancias. Si conduce por la autopista, manténgase en el carril derecho. El tránsito se mueve más lentamente por ese carril. Esto podría darle más tiempo para tomar decisiones seguras al conducir.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Dejar de conducir Dejar de conducir
  • En lugar de conducir, usted encuentra una opción más segura.
  • Depende de sus amigos, de su familia, de taxis o del transporte público para trasladarse.
  • Está más seguro que si continuara conduciendo, especialmente si tiene accidentes, se pierde o tiene otros problemas mientras conduce.
  • No carga con el estrés de conducir.
  • Es posible que sienta que ha perdido su independencia.
  • Deberá depender de otras personas para trasladarse.
  • Deberá planificar con anticipación cuando tenga una cita o desee salir.
Seguir conduciendo Seguir conduciendo
  • Usted toma un curso de seguridad para el conductor para conductores mayores, a fin de medir qué tan bien puede conducir.
  • Usted presta atención a las señales de advertencia que indiquen que podría ser hora de dejar de conducir, como tener accidentes, perderse o tener otros problemas mientras conduce.
  • Usted comienza a pensar acerca de sus opciones para el futuro. En algún punto, es posible que deba dejar de conducir.
  • Usted mantiene su independencia.
  • No debe planificar con anticipación cuando tenga una cita o desee salir.
  • Si ya no puede conducir en forma segura, corre el riesgo de morir o de lesionarse.
  • Es posible que ponga a pasajeros y a otros conductores en riesgo.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de la decisión de dejar de conducir

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

Nunca pensé que dejaría de conducir. Sin embargo, un día me pasé por alto una señal de pare y me pusieron una multa. Mi hija Amy me sentó y me dijo que estaba preocupada. Estuve muy cerca de chocar algunas veces en la calle. Ya no puedo conducir por la noche en absoluto. Ahora Amy tiene miedo de dejar que mis nietos viajen conmigo. Fue difícil escuchar eso. Sin embargo, pienso que es hora de que deje de conducir. En realidad, estoy algo aliviado.

Beulah, 68 años

Me gusta poder ir adonde quiero, cuando quiero. Por eso, participé en un curso de conductores para adultos mayores. Me fue bien. Lo aprobé. Pero soy un conductor cuidadoso. No conduzco por ningún lugar que esté fuera de la zona donde me siento cómodo. En algún momento, es posible que deba dejar de conducir, pero no ahora.

Mateo, 81 años

Al principio, me enojé cuando mi esposa comenzó a insinuar que debía dejar de conducir. ¡Mis antecedentes como conductor han sido perfectos durante 60 años! Sin embargo, a veces me pierdo cuando conduzco solo. Y el mes pasado, tuve que salir de la autopista cuando iba al consultorio del médico. Todos los automóviles iban tan rápido que me asusté. Luego, casi choco con otro automóvil en la vía de salida. Tal vez mi esposa tenga razón. Tal vez debería pensar en dejar de conducir.

Stefan, 79 años

Me sentiría muy mal si alguien se lastimara mientras yo condujera. Creo que conduzco bien en este momento. Tengo un folleto del centro para adultos mayores sobre los consejos para conducir en forma segura. Incluye algunas señales de advertencia a las que hay que prestar atención, por eso sabré cuándo es hora de pensar en dejar de conducir. Aunque continuaré conduciendo, puedo comenzar a planificar ahora para cuando no pueda hacerlo.

Grace, 75 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para dejar de conducir

Motivos para seguir conduciendo

Me preocupa tener un accidente.

No me preocupa tener un accidente.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Me siento nervioso y con miedo cuando conduzco.

Estoy seguro de mí mismo cuando conduzco.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Tengo miedo de que mi manera de conducir pudiera provocar que otra persona se lesione.

No tengo miedo de que mi manera de conducir pudiera provocar que otra persona se lesione.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis seres queridos están preocupados acerca de mi manera de conducir.

Mis seres queridos no están preocupados acerca de mi manera de conducir.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Estoy cómodo dependiendo de otras personas para que me ayuden a trasladarme.

Deseo poder ir adonde quiero, cuando quiero y sin depender de otras personas.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Dejar de conducir

Seguir conduciendo

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

El envejecimiento causa cambios físicos que pueden hacer que me resulte más difícil conducir en forma segura.

  • VerdaderoEs correcto. A medida que envejece, su visión, sus reflejos y su audición cambian. Estos cambios pueden hacer que le resulte más difícil conducir en forma segura.
  • FalsoLo lamento, eso no es correcto. A medida que envejece, su visión, sus reflejos y su audición cambian. Estos cambios pueden hacer que le resulte más difícil conducir en forma segura.
  • No estoy seguroEs posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". A medida que envejece, su visión, sus reflejos y su audición cambian. Estos cambios pueden hacer que le resulte más difícil conducir en forma segura.
2.

Sabré que es hora de dejar de conducir cuando alcance una determinada edad.

  • VerdaderoNo, eso es incorrecto. No existe una edad determinada en la que todas las personas deberían dejar de conducir. Cada persona es diferente. Sin embargo, puede prestar atención a las señales de advertencia, como tener accidentes, incluso si solo son topetazos, o perderse en caminos que conoce.
  • FalsoEs correcto. No existe una edad determinada en la que todas las personas deberían dejar de conducir. Cada persona es diferente. Sin embargo, puede prestar atención a las señales de advertencia, como tener accidentes, incluso si solo son topetazos, o perderse en caminos que conoce.
  • No estoy seguroEs posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". No existe una edad determinada en la que todas las personas deberían dejar de conducir. Sin embargo, puede prestar atención a las señales de advertencia, como tener accidentes, incluso si solo son topetazos, o perderse en caminos que conoce.
3.

Los conductores mayores y experimentados como yo tienen menos probabilidades que otros conductores de chocar y lesionarse mientras conducen.

  • VerdaderoLo lamento, eso no es correcto. Las personas de 65 años o más tienen más probabilidades de chocar que cualquier otro grupo etario además de los adolescentes. Y debido a que los adultos mayores son más frágiles, tienen más probabilidades de lesionarse o de morir a causa de estos choques.
  • FalsoEs correcto. Las personas de 65 años o más tienen más probabilidades de chocar que cualquier otro grupo etario además de los adolescentes. Y debido a que los adultos mayores son más frágiles, tienen más probabilidades de lesionarse o de morir a causa de estos choques.
  • No estoy seguroEs posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". Las personas de 65 años o más tienen más probabilidades de chocar que cualquier otro grupo etario además de los adolescentes. Además, los adultos mayores tienen más probabilidades de lesionarse o de morir a causa de estos choques.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAnne C. Poinier, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializadoCarla J. Herman, MD, MPH - Geriatric Medicine

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Insurance Institute for Highway Safety (2010). Q&As: Older people. Available online: http://www.iihs.org/research/qanda/older_people.html.
  2. American Society on Aging (ASA) and National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) (2007). Drive Well Toolkit: Promoting Older Driver Safety and Mobility in Your Community. Available online: http://www.nhtsa.gov/Driving+Safety/Driver+Education/Senior+Drivers/Drive+Well+Toolkit:+Promoting+Older+Driver+Safety+and+Mobility+in+Your+Community.
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Envejecimiento saludable: ¿Es hora de dejar de conducir?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Dejar de conducir.
  • Seguir conduciendo, pero prestar atención a las señales de advertencia que indiquen que conducir ya no es seguro.

Esta ayuda para tomar la decisión le ayuda a decidir si aún puede conducir en forma segura. Es posible que también la encuentre útil si le preocupa la seguridad de un adulto mayor que conduce.

Puntos clave para recordar

  • A medida que envejece, su visión, sus reflejos y su audición cambian. Estos cambios pueden hacer que le resulte más difícil conducir en forma segura.
  • Las personas de 70 años o más tienen más probabilidades de chocar que cualquier otro grupo etario, además de los conductores de 25 años o menos. Y debido a que los conductores mayores son más frágiles, tienen más probabilidades de lesionarse o de morir a causa de estos choques.1
  • No existe una edad determinada en la que todas las personas deberían dejar de conducir. Cada persona es diferente. Sin embargo, tenga en cuenta que la mayoría de las personas conducen de 7 a 10 años más de lo que deberían.2 A continuación se incluyen algunas señales de advertencia a las que debe prestar atención:
    • A menudo, otros conductores le tocan bocina.
    • Tiene accidentes, incluso si solo se trata de topetazos.
    • Tiene dificultades para mantenerse en su carril.
    • Se pierde, incluso en caminos que conoce.
  • Hable con su médico acerca de los problemas de salud que podrían ser un obstáculo para que usted conduzca en forma segura. Por ejemplo, ¿tiene rigidez o dolor articular que hacen que le resulte más difícil girar la cabeza o el volante? ¿Tiene problemas para ver u oír en forma clara?
  • Para mantenerse seguro, evite conducir por la noche, en la autopista o con un clima desfavorable. Planifique conducir por calles que conoce. Tome caminos que le permitan evitar lugares arriesgados, como vías de acceso y de salida, y giros a la izquierda.
  • Hable con su familia y con sus amigos acerca de sus necesidades de transporte. Es posible que puedan ayudar. O bien considere el transporte público y los taxis como una manera de trasladarse. Pregunte en su centro local para adultos mayores sobre otras ideas.
PMCs

¿Cómo afecta el envejecimiento su manera de conducir?

A medida que envejece, su visión, sus reflejos y su audición cambian. Estos cambios pueden hacer que le resulte más difícil conducir en forma segura. Por ejemplo, a medida que envejece:

  • Su visión se debilita.
  • Sus reflejos son más lentos. Es posible que no pueda frenar o girar el volante rápidamente si necesita hacerlo.
  • Los músculos débiles y las articulaciones rígidas pueden hacer que le resulte difícil mirar hacia atrás cuando da marcha atrás.

De estos cambios, la visión es lo más importante. El envejecimiento afecta su visión de diferentes maneras:

  • Luz. Cuantos más años tiene, más luz necesita para conducir. Para ver bien, una persona de 60 años necesita 10 veces más luz que una de 19 años. Este es el motivo por el que es una buena idea evitar conducir por la noche si puede hacerlo.
  • Enfoque. Lo bien que los ojos pueden cambiar el enfoque disminuye a medida que envejece. Los conductores más jóvenes necesitan solo alrededor de 2 segundos para ajustar su enfoque de cerca a lejos, como cambiar la mirada del tablero de mandos al camino por delante. Los conductores de más de 40 años necesitan 3 segundos o más. Cuantos más años tiene, más tiempo necesitan los ojos.
  • Colores. Los colores, especialmente el rojo, son más difíciles de ver a medida que envejece. Algunos conductores mayores tardan el doble en ver el destello de las luces de freno que los conductores más jóvenes.
  • Percepción de la profundidad. A medida que envejece, su visión se debilita. Es posible que no tenga una buena visión lateral o percepción de la profundidad. Esto hace que sea más difícil para usted calcular la rapidez con la que se mueven los otros automóviles.

Las personas de 70 años o más tienen más probabilidades de chocar que cualquier otro grupo etario además de los conductores de 25 años o menos. Y debido a que los conductores mayores son más frágiles, tienen más probabilidades de lesionarse o de morir a causa de estos choques.1

¿Cómo sabrá cuándo es hora de dejar de conducir?

No existe una edad determinada en la que todas las personas deberían dejar de conducir. Cada persona es diferente. Sin embargo, la mayoría de las personas conducen de 7 a 10 años más de lo que deberían.2 Podría considerar dejar de conducir si:

  • A menudo, otros conductores le tocan bocina.
  • Tiene accidentes, incluso si solo se trata de topetazos.
  • Tiene dificultades para mantenerse en su carril.
  • Se pierde, incluso en caminos que conoce.

A continuación se incluyen algunas otras señales de advertencia que indican que es hora de dejar de conducir:

  • A menudo, está muy cerca de chocar con otros conductores.
  • Tiene dificultades para mover el pie entre el acelerador y el freno, o se confunde entre los dos.
  • Sus seres queridos están preocupados acerca de su manera de conducir.
  • Se siente con miedo o nervioso cuando conduce.
  • Otros automóviles, bicicletas o personas parecen aparecer de la nada.
  • Se le pasan por alto los signos y las señales de tránsito cuando conduce.

¿Cómo se trasladará si deja de conducir?

Incluso con planificación, decidir dejar de conducir es difícil. Marca el final de una etapa de vida. Además, es posible que le preocupe cómo se trasladará.

A continuación le indicamos algunos consejos para prepararse.

  • Pida ayuda a su familia y a sus amigos. Si pedir ayuda le resulta difícil, podría ofrecerles pagarles por su tiempo o por la gasolina para llevarlo a hacer diligencias.
  • Practique usar el transporte público. Si piensa tomar el autobús, pruebe hacerlo algunas veces antes de dejar de conducir. Esto le dará una idea de cuándo puede depender del autobús y cuándo podría necesitar otra ayuda para trasladarse.
  • Considere la posibilidad de usar taxis. Es posible que parezca costoso. Sin embargo, recuerde que también es muy costoso tener un automóvil, comprar gasolina y pagar el seguro y el mantenimiento.
  • Consulte con su centro local para adultos mayores acerca de otras opciones de transporte. Algunas áreas ofrecen autobuses de bajo costo o servicio de taxi para personas mayores. Puede aprender más sobre las opciones disponibles en su área en www.eldercare.gov (en inglés).

Si deja de conducir, está bien conservar su automóvil durante un tiempo. Es posible que se sienta mejor simplemente por saber que está ahí. Además, podría resultarle más fácil pedirle ayuda a otras personas si puede ofrecer el uso de su automóvil.

Si decide seguir conduciendo, ¿cómo puede conducir en forma segura?

Si ha evaluado las ventajas y desventajas y ha decidido seguir conduciendo, considere participar en un curso de seguridad para el conductor para conductores mayores. Le ayudará a medir lo bien que puede conducir. La American Association of Retired Persons (Asociación Americana de Personas Jubiladas o AARP, por sus siglas en inglés) ofrece un curso. También lo hacen muchos hospitales y departamentos estatales de vehículos a motor.

Luego, hable con su médico acerca de cualquier problema de salud que podría ser un obstáculo para que usted conduzca en forma segura, por ejemplo:

  • Dolor articular. El dolor y la rigidez pueden hacer que le resulte difícil girar la cabeza o el volante. Un automóvil con transmisión automática y dirección asistida puede hacer que le resulte más fácil conducir. Mantenerse activo y hacer ejercicio pueden ayudar a mejorar su fuerza y flexibilidad.
  • Pérdida de la visión. Revísese los ojos cada 1 o 2 años si tiene 65 años o más. O bien, revíseselos tan pronto como sea posible si nota algún cambio. Asegúrese de que la receta médica de sus anteojos sea la correcta.
  • Problemas de audición. Revísese la audición en forma regular y use un audífono si lo necesita.

Para mantenerse seguro mientras conduce:

  • Evite conducir por la noche o con clima desfavorable. Cuando tenga dudas, no salga.
  • Conduzca por calles que conoce. Mantenga encendidas las luces en todo momento.
  • Tome caminos que le permitan evitar lugares arriesgados, como vías de acceso y de salida, y giros a la izquierda. O bien, trate de encontrar rutas en las que los giros a la izquierda tengan señales con flechas de luz verde.
  • Deje bastante espacio entre usted y el automóvil de adelante. Comience a frenar con anticipación cuando sepa que deberá frenar de repente.
  • Evite las distracciones como comer, escuchar la radio o conversar.
  • Recuérdese que debe mirar a ambos lados cuando se acerca a una intersección.
  • Evite las autopistas donde la velocidad hace que sea difícil calcular las distancias. Si conduce por la autopista, manténgase en el carril derecho. El tránsito se mueve más lentamente por ese carril. Esto podría darle más tiempo para tomar decisiones seguras al conducir.

2. Compare sus opciones

 Dejar de conducirSeguir conduciendo
¿Qué implica generalmente?
  • En lugar de conducir, usted encuentra una opción más segura.
  • Depende de sus amigos, de su familia, de taxis o del transporte público para trasladarse.
  • Usted toma un curso de seguridad para el conductor para conductores mayores, a fin de medir qué tan bien puede conducir.
  • Usted presta atención a las señales de advertencia que indiquen que podría ser hora de dejar de conducir, como tener accidentes, perderse o tener otros problemas mientras conduce.
  • Usted comienza a pensar acerca de sus opciones para el futuro. En algún punto, es posible que deba dejar de conducir.
¿Cuáles son los beneficios?
  • Está más seguro que si continuara conduciendo, especialmente si tiene accidentes, se pierde o tiene otros problemas mientras conduce.
  • No carga con el estrés de conducir.
  • Usted mantiene su independencia.
  • No debe planificar con anticipación cuando tenga una cita o desee salir.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Es posible que sienta que ha perdido su independencia.
  • Deberá depender de otras personas para trasladarse.
  • Deberá planificar con anticipación cuando tenga una cita o desee salir.
  • Si ya no puede conducir en forma segura, corre el riesgo de morir o de lesionarse.
  • Es posible que ponga a pasajeros y a otros conductores en riesgo.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de la decisión de dejar de conducir

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Nunca pensé que dejaría de conducir. Sin embargo, un día me pasé por alto una señal de pare y me pusieron una multa. Mi hija Amy me sentó y me dijo que estaba preocupada. Estuve muy cerca de chocar algunas veces en la calle. Ya no puedo conducir por la noche en absoluto. Ahora Amy tiene miedo de dejar que mis nietos viajen conmigo. Fue difícil escuchar eso. Sin embargo, pienso que es hora de que deje de conducir. En realidad, estoy algo aliviado."

— Beulah, 68 años

"Me gusta poder ir adonde quiero, cuando quiero. Por eso, participé en un curso de conductores para adultos mayores. Me fue bien. Lo aprobé. Pero soy un conductor cuidadoso. No conduzco por ningún lugar que esté fuera de la zona donde me siento cómodo. En algún momento, es posible que deba dejar de conducir, pero no ahora."

— Mateo, 81 años

"Al principio, me enojé cuando mi esposa comenzó a insinuar que debía dejar de conducir. ¡Mis antecedentes como conductor han sido perfectos durante 60 años! Sin embargo, a veces me pierdo cuando conduzco solo. Y el mes pasado, tuve que salir de la autopista cuando iba al consultorio del médico. Todos los automóviles iban tan rápido que me asusté. Luego, casi choco con otro automóvil en la vía de salida. Tal vez mi esposa tenga razón. Tal vez debería pensar en dejar de conducir."

— Stefan, 79 años

"Me sentiría muy mal si alguien se lastimara mientras yo condujera. Creo que conduzco bien en este momento. Tengo un folleto del centro para adultos mayores sobre los consejos para conducir en forma segura. Incluye algunas señales de advertencia a las que hay que prestar atención, por eso sabré cuándo es hora de pensar en dejar de conducir. Aunque continuaré conduciendo, puedo comenzar a planificar ahora para cuando no pueda hacerlo."

— Grace, 75 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para dejar de conducir

Motivos para seguir conduciendo

Me preocupa tener un accidente.

No me preocupa tener un accidente.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Me siento nervioso y con miedo cuando conduzco.

Estoy seguro de mí mismo cuando conduzco.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Tengo miedo de que mi manera de conducir pudiera provocar que otra persona se lesione.

No tengo miedo de que mi manera de conducir pudiera provocar que otra persona se lesione.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis seres queridos están preocupados acerca de mi manera de conducir.

Mis seres queridos no están preocupados acerca de mi manera de conducir.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Estoy cómodo dependiendo de otras personas para que me ayuden a trasladarme.

Deseo poder ir adonde quiero, cuando quiero y sin depender de otras personas.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

  
       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Dejar de conducir

Seguir conduciendo

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. El envejecimiento causa cambios físicos que pueden hacer que me resulte más difícil conducir en forma segura.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
Es correcto. A medida que envejece, su visión, sus reflejos y su audición cambian. Estos cambios pueden hacer que le resulte más difícil conducir en forma segura.

2. Sabré que es hora de dejar de conducir cuando alcance una determinada edad.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
Es correcto. No existe una edad determinada en la que todas las personas deberían dejar de conducir. Cada persona es diferente. Sin embargo, puede prestar atención a las señales de advertencia, como tener accidentes, incluso si solo son topetazos, o perderse en caminos que conoce.

3. Los conductores mayores y experimentados como yo tienen menos probabilidades que otros conductores de chocar y lesionarse mientras conducen.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
Es correcto. Las personas de 65 años o más tienen más probabilidades de chocar que cualquier otro grupo etario además de los adolescentes. Y debido a que los adultos mayores son más frágiles, tienen más probabilidades de lesionarse o de morir a causa de estos choques.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAnne C. Poinier, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializadoCarla J. Herman, MD, MPH - Geriatric Medicine

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Insurance Institute for Highway Safety (2010). Q&As: Older people. Available online: http://www.iihs.org/research/qanda/older_people.html.
  2. American Society on Aging (ASA) and National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) (2007). Drive Well Toolkit: Promoting Older Driver Safety and Mobility in Your Community. Available online: http://www.nhtsa.gov/Driving+Safety/Driver+Education/Senior+Drivers/Drive+Well+Toolkit:+Promoting+Older+Driver+Safety+and+Mobility+in+Your+Community.

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.